ICE ha liberado un 2% de sus detenidos debido a la emergencia del coronavirus

Tras semanas sin tomar acción por la pandemia, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) ha liberado a casi 700 detenidos por razones médicas. Ya hay 77 casos de inmigrantes infectados de 24 centros de detención. Las decenas de miles que quedan dentro alertan de que no se están aplicando las medidas de seguridad.

Por Damià Bonmatí

El gobierno de Estados Unidos liberó a 693 inmigrantes que estaban en detención de ICE debido a la emergencia del coronavirus, según confirmó una portavoz a Noticias Telemundo. Eso es aproximadamente un 2% de la población reclusa por ICE, que era de 33,863 personas a principios de abril.

La agencia de inmigración dice que liberó a inmigrantes mayores de 59 años, embarazadas y otros detenidos con “mayor riesgo por enfermedades severas”. Pero deja claro que las decisiones de seguir liberando se toman día a día, y caso a caso.

Las liberaciones empezaron semanas después de los primeros casos de coronavirus en Estados Unidos. Inmigrantes y familiares alertaron durante el mes de marzo de la supuesta ausencia de medidas médicas y de higiene para proteger a los detenidos de la pandemia.

A menos de dos pies de distancia. Detenidos filtraron a Noticias Telemundo esta imagen –no verificada de manera independiente– del centro de ICE en Pine Prarie, Lousiana, en la que detenidos hablan con un supuesto responsable de la instalación sobre la falta de medidas de seguridad. Y lo hacen todos a muy poca distancia.Noticias Telemundo

“No nos sentimos a salvo del COVID-19”, decía una detenida venezolana, Brigith Gómez, en un video de protesta que grabó junto a otras dos compatriotas. Al ser venezolanas llevan encalladas en centros de detención más tiempo del legalmente permitido y ahora también afrontan la pandemia. “Es imposible mantener distanciamiento social”, se quejaba Gómez.

Protestas dentro y fuera

Las quejas se extienden por centros de todo el país, donde no solamente dicen no tener mascarillas ni aplicar el distanciamiento físico, sino que advierten de la falta de desinfectante, alcohol o incluso jabón en cantidades suficientes.

Mientras crecían las protestas, organizaciones a favor de los derechos civiles, como Southern Poverty Law Center y ACLU, presentaron una petición de emergencia ante la corte del Distrito de Columbia para liberar a todos los peticionarios de asilo que se encuentran bajo custodia de ICE.

“Tienen que liberar a esas personas para que puedan regresar a sus familias, para que puedan tomar las medidas para protegerse a sí mismos, ya que ICE no es capaz de hacerlo”, dijo la abogada Laura Rivera, de Southern Poverty Law Center, a Noticias Telemundo tras presentar la queja el 31 de marzo.

Detenidos de varios centros de ICE enviaron mensajes en video protestando por lo expuestos que dicen estar al coronavirus.Noticias Telemundo

Pero, de momento, ICE solo ha liberado a cerca del 2% de sus detenidos y por razones médicas muy evidentes. No hay día en que los detenidos no intenten comunicarse con el exterior para pedir ayuda.

Hasta el momento, el Servicio de Inmigración dice que 77 inmigrantes en detención dieron positivo de COVID-19 y 20 empleados de ICE en esos centros. Organizaciones civiles advierten que la cifra no incluye empleados de compañías privadas que trabajan en las prisiones para inmigrantes e incluso Aministía Internacional dice que las cifras están manipuladas.

ICE tampoco ha facilitado a Noticias Telemundo el número de tests de COVID-19 hechos a los detenidos.

“La distancia es imposible para ellos”

Cynthia Galaz, la directora de un número telefónico que asiste a familiares de detenidos por ICE durante la crisis del coronavirus, subrayó que a diario hay entradas de personas del exterior. 

“Ahorita no hay visitación de familiares o miembros de la comunidad. Sin embargo, sí hay personas que entran y salen, que es todo el personal: los guardias, los cocineros, los oficiales de deportación”, dijo Galaz, quien respondió preguntas de la audiencia de Telemundo sobre este asunto.

Según Galaz, que forma parte del grupo Freedom for Migrants (Libertad para migrantes), “ponerse en cuarentena o poner distancia es imposible para los detenidos”. Su organización abrió la línea telefónica (209-757-3733) para atender a las familias.

La organización recuerda que, en la mayoría de casos, los inmigrantes detenidos pueden salir bajo libertad condicional a discreción de los funcionarios de ICE. También que los detenidos tienen derecho a solicitar pemisos humanitarios por razones médicas.

Puede enviar las quejas o experiencias de sus familiares en detención por email a damia.bonmati@nbcuni.com