Estas razones explican por qué los latinos y negros son los más expuestos a morir por COVID-19

El dato "es alarmante, pero no sorprendente", ha indicado el cirujano general de Estados Unidos este viernes. Aunque no son más susceptibles a morir por la enfermedad, las personas de color sí corren mayor riesgo de infectarse y no recibir la atención adecuada. Explicamos por qué.
/ Source: Telemundo

Por Diana Baptista

El coronavirus no distingue edad, género, razas ni nacionalidades. Sin embargo, los afroamericanos y latinos están siendo los más afectados por la pandemia del coronavirus en Estados Unidos. Ello no significa que sean más susceptibles a morir por esta enfermedad, pero sí están en mayor riesgo de infectarse y de no recibir la atención adecuada.

"La gente de color no está biológica o genéticamente predispuesta a contagiarse de COVID-19, pero sí están socialmente predispuestos a la exposición al coronavirus", ha indicado este viernes el cirujano general, Jerome Adams, durante la rueda de prensa del grupo de trabajo de la Casa Blanca junto al presidente, Donald Trump. 

Varios especialistas han advertido que las personas de esas comunidades no pueden ausentarse del trabajo, no cuentan con acceso a servicios de salud, padecen de enfermedades médicas preexistentes que los ponen en riesgo o son inmigrantes indocumentados que temen buscar atención médica.

"Es alarmante, pero no sorprendente", apuntó Adams, sin ofrecer más detalles sobre qué planes esperan poner en práctica para ayudar a estar comunidades.

Esta desigualdad ya es evidente en la forma que el desempleo ha afectado a la comunidad latina. La tasa de desempleo de los hispanos incrementó de 4.4% a 6% en marzo debido a la parálisis de las industrias de la hospitalidad y los servicios; después de los afroamericanos, los latinos conforman el grupo más afectado por la crisis económica que está causando la pandemia.

La mayoría de los estados y condados no ofrecen datos sobre la raza ni la etnicidad de los enfermos o fallecidos de coronavirus. Aquellos que han publicado información han advertido que no cuentan con esos datos para todos los afectados, por lo que su información solo cubre una fracción de la realidad.

Sin embargo, estos datos preliminares ya son causa de alarma.

No todas las jurisdicciones cuentan con datos sobre la etnicidad o raza de las personas que han fallecido o que están contagiadasDiana Baptista

El COVID-19 también está golpeando de manera desproporcionada a los afroamericanos, según un reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). El 33% de los casos confirmados en 14 estados fueron de afroamericanos, aunque solo conforman 18% de la población.

"Me preocupa que este sea otro caso en el que haya una gran diferencia entre las personas que son más ricas y las personas que son pobres, y habrá una diferencia entre las personas de color y cuánto sufren", dijo a NBC News el doctor Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Autoridades Médicas Estatales y Territoriales.

"Tenemos un antiguo legado de prejuicios y racismo en nuestro país y no vamos a superarlo rápidamente", añadió. 

Un tercio de los muertos relacionadas con coronavirus en la ciudad de Nueva York han sido de latinos. Los vecindarios donde viven las comunidades de inmigrantes latinos, como Corona (Queens), son aquellos que presentan las mayores tasas de contagio.

El contralor general de la ciudad de Nueva York ya había advertido que 75% de los trabajadores de “primera línea” - como quienes laboran en supermercados, o doctores y enfermeras- son personas de color. En realidad, solo el 16% de los trabajadores hispanos pueden tomarse el lujo de trabajar desde casa, según el Instituto de Política Económica.

Manuel Sosa recoge comida que le entrega Saúl Colón, del Centro Hispano, quien reparte alimentos para adultos mayores impactados por el coronavirus en Reading, Pennsylvania, a finales de marzo.MediaNews Group via Getty Images

“La desigualdad estructural es en sí misma una condición subyacente, y la pobreza y la falta de acceso a la atención médica a menudo pueden acelerar la propagación de cualquier virus”, advirtió en una carta al alcalde Bill de Blasio.

En el condado de Los Ángeles parecía que los casos se concentraban en vecindarios ricos con gran cantidad de personas blancas que se habían contagiado durante viajes internacionales. Sin embargo, una investigación del diario Los Angeles Times descubrió que eso daba una falsa impresión de que el virus solo se está contagiando entre los más ricos.

La realidad es que, desde el inicio, hubo un acceso dispar a las pruebas de diagnóstico que dejó afuera a las comunidades de inmigrantes y los vecindarios más pobres, según reportó el diario.

La mitad de la población de Los Ángeles está conformada por latinos, pero solo representan un cuarto de las muertes de coronavirus, según datos oficiales preliminares.

En cualquier caso, no todos los datos han sido analizados, y es probable que más latinos estén muriendo. Ello debido a que es menos probable que la población latina tenga acceso a servicios de salud.

A ello se suma que entre los hispanos y afromericanos son más prevalentes enfermedades como la diabetes, hipertensión, obesidad y asma, que incrementan el riesgo de complicaciones por el COVID-19. En lugares como Chicago o Los Ángeles, también son quienes están más expuestos a la contaminación ambiental ya que son los principales usuarios del transporte público.

Una persona afroamericana cubre su rostro para protegerse del COVID-19 en Nueva York.AP

Por otra parte, es menos probable que los doctores envíen a los pacientes afroamericanos a realizarse la prueba de coronavirus aunque se presenten con síntomas como fiebre, según un estudio referido por la radio pública (NPR). 

Aunque los latinos han sido duramente golpeados por el virus, la población afroamericana es la que ha sido afectada de forma más desproporcionada. Por ejemplo, el 67% de los afroamericanos en Milwaukee, Wisconsin, ha muerto por el virus, aunque solo representan el 27% de la población en el condado.

[Siga nuestra cobertura sobre la pandemia del coronavirus]

Diversos especialistas y autoridades han llamado a los gobiernos a que recojan y publiquen la información sobre la raza y la etnicidad de los contagiados y fallecidos por el coronavirus. Ello debido a que los datos son cruciales para saber que las intervenciones en salud están siendo efectivas para toda la población en el país.

“Si descubrimos que los afroamericanos ni siquiera están siendo evaluados, si encontramos que los latinos tienen miedo de ir a los sitios de prueba por temor a ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas), entonces tenemos caminando entre nosotros a personas infectadas y no lo sabemos”, dijo a NBC News Stephen B. Thomas, director del Centro por la Equidad en Salud de la Universidad de Maryland en College Park.

Fuentes: Departamento de Salud de Nueva York, Condado de Milwaukee, Gobierno de la ciudad de Chicago, Departamento de Salud de Los Ángeles.

Con información de Los Angeles Times y NPR.

Lea también:

El desgaste de solicitar los beneficios por desempleo: los problemas técnicos complican el proceso

La curva de contagios se aplana en California tras tres semanas de confinamiento

Panorama devastador en Nueva York: decenas de fallecidos por coronavirus son enterrados en fosas comunes