Una discusión sobre distanciamiento social precedió al doble homicidio "calculado" de Wisconsin

Las autoridades detuvieron y acusaron la semana pasada a dos jóvenes de 18 años por el homicidio de Beth Potter y Robin Carre en Wisconsin.
Universidad de Wisconsin
Una vista exterior de Bascom Hall en el campus de la Universidad de Wisconsin el 12 de octubre de 2013 en Madison, Wisconsin.Mike McGinnis/Getty Images

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Un corredor encontró la semana pasada los cuerpos de Beth Potter, de 52 años, y Robin Carre, de 57, en una zanja en la Universidad de Wisconsin-Madison Arboretum. Ambos había recibido disparos en la cabeza. Las autoridades detuvieron y acusaron a Khari Sanford, de 18 años y Ali’jah J. Larrue, también de 18 por un crimen que calificaron de "frío y calculado". Este miércoles han aclarado que una discusión sobre las restricciones de distanciamiento social precedió al doble homicidio, según documentos judiciales.

La investigación, todavía en curso, ha desvelado que la hija de las víctimas, que tenía una relación con uno de los sospechosos, fue escuchada en la escuela discutiendo sobre cómo podían obtener dinero de sus padres "ricos", según una denuncia penal presentada el martes en el Tribunal de Circuito del Condado de Dane.

Sanford y Larrue fueron detenidos y acusados ​​de homicidio intencional de primer grado. Sanford, que estaba saliendo con la hija adoptiva de la pareja, Miriam Potter Carre, también podría enfrentar una pena adicional si es declarado culpable de llevar a cabo los asesinatos con un "arma peligrosa".

La joven, Potter Carre, no ha sido acusada, y un portavoz de la policía de la Universidad de Wisconsin-Madison aclaró que los dos sospechosos "principales" están bajo custodia. "Sigue siendo una investigación abierta y muy activa", agregó el portavoz, Marc Lovicott, en un correo electrónico a NBC News.

[Muere una anciana en Nueva York golpeada por una mujer que la acusó de no mantener la distancia en un hospital]

Según los documentos de la investigación, Potter tenía una afección médica que la ponía en mayor riesgo de contraer el coronavirus, por lo que ella y su esposo establecieron reglas de distanciamiento social en el hogar. Pero su hija y Sanford, que se habían estado quedando en la casa, no les hicieron caso. Esto produjo una discusión y la pareja de adultos trasladó a los adolescentes a un alojamiento de la plataforma Airbnb, algo que molestó a la hija, según los agentes.

El mes pasado, un compañero de clase de la joven, la escuchó hablando con su novio sobre cómo podrían conseguir dinero. La estudiante informó haber escuchado a Miriam decirle a Khari Sanford que sus padres tenían "grandes cantidades de dinero y que eran ricos", según las autoridades.

Los documentos también descubren que Potter Carre fue "mentirosa" con la policía cuando le preguntaron dónde estaban ella y Sanford la noche del 30 de marzo. La joven alegó que se habían quedado en su estancia de Airbnb viendo una película antes de acostarse, a pesar de que las cámaras de tráfico mostraban una miniván que coincidía con la suya cerca de la zona universitaria.

Sanford confesó los asesinatos cuando se detuvo en la casa de un conocido el 31 de marzo. "Excitado y frenético", llamó al segundo sospechoso, Larrue, y le avisó de que había visto en las redes sociales que una de las víctimas en seguía viva. "Juro que les disparé", dijo Sanford, según la policía. Sanford colgó y le confesó al conocido que le había disparado a la pareja "en la parte posterior de la cabeza", según la investigación.

La pareja era querida y reconocida entre la comunidad de estudiantes de la universidad y su muerte causó una gran conmoción. Potter era profesora asociada en el Departamento de Medicina Familiar y Salud Comunitaria de la Universidad de Wisconsin-Madison. Carre era un consultor educativo independiente y entrenador de fútbol.

Un abogado de Sanford, Crystal Vera, dijo en una breve entrevista que su cliente es "inocente hasta que se demuestre lo contrario". "Todavía no ha concluído la investigación", afirmó, y agregó que no podía proporcionar detalles adicionales. Sanford está detenido con bajo una fianza de un millón de dólares y Larrue aún no ha prestado declaración, según muestran los registros judiciales.

Con información de NBC News.

Lea también:

Dos adolescentes de Wisconsin acusados de un doble homicidio "calculado y a sangre fría"

Un grupo de jóvenes de Kentucky no estaba respetando el distanciamiento social. Entonces fueron atacadas