¿Todos los mayores de 60 años necesitan tomar las mismas precauciones por el coronavirus?

¿Si está usted sano debe tomar las mismas precauciones sólo por ser mayor? Responder a cinco sencillas preguntas puede ayudar a tomar la mejor decisión.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Judith Graham para Kaiser Health News

Sabía que no era una buena idea y su hija lo desaprobaría. No obstante, Barbara Figge Fox, de 79 años, fue a cuatro tiendas en Princeton (Nueva Jersey) para comprar productos enlatados, servilletas, fruta fresca, yogur y otros artículos.

"Estaba en estado de pánico", explica la mujer, quien admite que ha estado sintiendo un miedo agonizante y e irracional por la pandemia de coronavirus.

[El coronavirus tiene otros síntomas que la tos y la fiebre. Y puede contagiar sin sentirse enfermo] 

Susannah Fox, la hija de Barbara, le había estado advirtiendo a su excepcionalmente sana madre durante semanas sobre la necesidad de permanecer en casa lo más posible y limitar el contacto con otras personas.

Todos los adultos de 60 años o más tienen un alto riesgo de complicaciones por COVID-19 y deben seguir estas medidas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

"En un momento, cuando la estaba presionando para que limitara sus actividades, mi madre me dijo desafiante: ‘Bueno, de algo voy a morir’", cuenta Susannah Fox, asesora de empresas de tecnología y atención médica. "Le dije: 'Bueno, eso es cierto, pero no aceleremos ese momento'".

¿Son realmente necesarias las precauciones como las que respaldan los CDC, incluso en áreas donde el nuevo coronavirus todavía no parece estar circulando demasiado? ¿Qué pasa con los adultos en sus 60 o 70 que están libres de enfermedades? ¿Deben preocuparse por ir a cenar a un restaurante o a la casa de un amigo? ¿Se desaconsejan todas las actividades fuera del hogar?

[El desempleo se dispara en marzo por el coronavirus: los latinos son los más afectados]

Preguntados al respecto, varios geriatras advirtieron todo lo que pudieran decir se vería sujeto a cambios en una situación tan fluido, pero esto es o que consideran razonable en este momento:

Conozca las probabilidades

Las advertencias actuales se basaron originalmente en datos de China, que revelaron que el 80% de las muertes por COVID-19 habían ocurrido en personas de 60 años o más.

La información más reciente en Estados Unidos la publicaron los CDC la semana del 16 de marzo. De 4,226 casos conocidos de COVID-19 en ese momento, el 80% de las muertes ocurrieron en personas mayores de 65 años, así como el 53% de las hospitalizaciones en la unidad de cuidados intensivos y el 45% de las hospitalizaciones.

Los mayores de 85 años sufrieron los peores resultados.

Los datos de China, Estados Unidos y otros países también indican que, si se contagian, las personas con enfermedades como afecciones cardíacas, diabetes, trastornos renales y pulmonares, y aquellas con sistemas inmunes comprometidos, tienen más probabilidades de enfermar gravemente y morir.

Los CDC recomiendan que estos pacientes permanezcan en casa y tomen precauciones estrictas.

Lo que aún no se sabe son muchos detalles sobre el estado de salud subyacente de los adultos mayores, en China y otros países, que han muerto por COVID-19. "Todavía no tenemos este tipo de información", asegura Carla Perissinotto, jefa asociada de programas clínicos de geriatría en la Universidad de California.

[Muchos productos de limpieza comunes pueden matar el coronavirus si los usa de forma correcta]

Persiste así una considerable incertidumbre sobre la verdadera naturaleza del riesgo. Sin embargo, está claro es que los adultos mayores tienen sistemas inmunes menos robustos y son menos capaces de generar una respuesta protectora contra el coronavirus.

Tome precauciones extra

Hay incertidumbre sobre el grado de circulación del coronavirus en las comunidades de todo el país porque las pruebas para detectarlo han sido muy limitadas.

Algunas personas no desarrollan síntomas. Otras no se darán cuenta que han contraído el coronavirus hasta que presentan síntomas. Ambos grupos pueden transmitir involuntariamente el virus, que puede vivir en superficies duras como las manijas de las puertas o los estantes de las tiendas hasta por 72 horas.

Dado lo poco que se sabe sobre el alcance de la propagación del virus en la comunidad, la mayoría de los médicos sugieren tomar precauciones extra.

Fern, de 82 años, la madre del doctor Michael Wasserman, lo llamó varias veces con preguntas: ¿Ppodía salir a cenar con su hermano? No, le dijo Wasserman, "los restaurantes son uno de los lugares más peligrosos en este momento para las personas mayores". ¿Podía ir a la farmacia a recoger una receta? No, le repitió, "el último lugar adonde quieres ir es a una farmacia o a un consultorio médico en donde circulan personas enfermas". ¿Qué pasa con el supermercado? Ordena a domicilio, le aconsejó.

[Recomendaciones de los productos que ha de tener en el refrigerador en caso de cuarentena]

Pero Wasserman, quien tiene 60 años y es un triatleta, no es tan estricto consigo mismo: “¿Iría a caminar? Sí. A mi modo de ver, estoy en una zona gris. Puedo salir, pero tengo que tener cuidado".

Tenga en cuenta su salud

Wasserman no es el único en hacer este tipo de distinciones. "Lo que dicen varios médicos es que se debe considerar si uno es frágil" al evaluar el riesgo personal, explica el doctor John Morley, profesor de geriatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Saint Louis.

Morley destacó estas preguntas: ¿Siente fatiga constantemente ¿Puede subir un tramo de escaleras? ¿Puede caminar una cuadra? ¿Tiene cinco o más problemas médicos? ¿Está perdiendo peso?

Si responde afirmativamente a tres o más de estas preguntas, debe ser "realmente cuidadoso y aislarse", enfatiza Morley.

Incluso si responde afirmativamente sólo a una "debe tener cuidado", continuó, "si quiere invitar a cenar a una pareja amiga, asegúrese que no tengan un resfriado o fiebre, o una tos nueva, y que no hayan estado viajando".

"Le he estado diciendo a la gente que se trata de lo saludable que son, no de la edad que tienen", afirma William Dale, director del Centro de Investigación del Cáncer y el Envejecimiento de City of Hope, en Duarte (California).

Evalúe los riesgos

Por supuesto, los adultos mayores deben seguir la orientación de los departamentos de salud estatales y locales, así como del Gobierno federal. Pero los consejos varían ampliamente, lo que aumenta la incertidumbre.

"No creo que sea tan simple como ‘No salir’ para todos los adultos mayores. El contacto social sigue siendo realmente importante”, dijo Perissinotto, "si tiene más de 60 años y está sano, con prudencia, higiene de manos y consciente de su entorno, debe poder realizar algunas actividades", como caminar o visitar a un vecino a una distancia segura.

Leslie Kernisan, geriatra de San Francisco y fundadora del sitio web de asesoramiento geriátrico BetterHealthWhileAging.net, ofreció varias sugerencias concretas. Si va a la tienda, considere usar guantes; e intente no usar su celular cuando esté fuera de casa porque se puede contaminar fácilmente. 

[Los celulares pueden ser una fuente de contagio del coronavirus. Qué hacer y qué no para limpiarlos]

Si le preocupa que tus padres mayores no sean rigurosos siguiendo las precauciones, no les regañes, aconseja Kernisan, pregúnteles cómo se sienten con respecto al coronavirus, qué saben y qué planes tienen. 

Fomente el bienestar

Cuando se le preguntó qué era seguro para los adultos mayores,  Paul Tatum, profesor asociado en la Escuela de Medicina Dell de la Universidad de Texas, se centró en los factores que contribuyen al bienestar.

"Es seguro hacer ejercicio y, de hecho, es muy importante seguir haciendo ejercicio", pero no en el gimnasio o en grupos grandes, dijo, y "es seguro dormir lo suficiente", pero si es posible, evitar las pastillas.

"Es seguro prevenir el aburrimiento, y tomar un descanso de las redes sociales y demasiadas noticias", añadió.

"Es seguro atender sus necesidades espirituales en este momento, pero es prudente hacerlo a distancia. No dude en comunicarse con su iglesia o sinagoga y decirle: 'No puedo ir. ¿Puedo programar unos minutos por teléfono con alguien?'. Es seguro llamar a su vecino y decirle: "Necesito ayuda".

Esta información fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de Ia Kaiser Family Foundation no relacionado con Kaiser Permanente.

Lea también:

En qué se diferencia el coronavirus de la gripe: así se comparan sus síntomas

Nuestra cobertura completa de la emergencia por el coronavirus