El coronavirus disparará la pobreza extrema en América Latina, según la ONU

Los países latinoamericanos y del Caribe venían de poco crecimiento y los ingresos se desplomarán con aumentos en la pobreza debido al COVID-19, según la Cepal. Estas son las posibles soluciones.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Marina E. Franco

CIUDAD DE MÉXICO.- Para combatir la pandemia del coronavirus COVID-19 en América Latina, no solo es urgente implementar las medidas sanitarias para aplanar la curva de contagios, sino “plantear cómo no aplanar la economía”.

Así lo alerta la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), parte de las Naciones Unidas y que acaba de publicar un informe según el cual el decrecimiento de toda la región, en promedio, será de entre -1.8% a hasta 5%, y podríamos vivir una época tan difícil como fue la llamada década perdida en los años ochenta.

La Cepal calcula que la cantidad de personas en pobreza extrema podría aumentar en entre 14 y 22 millones de latinoamericanos y caribeños.

Esto en especial porque la pandemia está golpeando sectores claves para la región, como lo son el turismo, la manufactura y las exportaciones de materias primas.

Pero no todo debe centrarse en los números económicos, advierte Alicia Bárcena, la secretaria ejecutiva de la comisión.

"La pandemia del COVID-19 no discrimina en la infección, pero sí en sus impactos y capacidad de protección", dijo Bárcena.

“No es una crisis financiera, como la de 2008, es una crisis de salud y de bienestar”, agregó la funcionaria en videoconferencia desde Santiago de Chile, “esta es una crisis de personas”.

Incluye, recalcó Bárcena, a las personas migrantes en la región.

[El coronavirus golpea las remesas: los inmigrantes enviarán menos dinero a América Latina]

Autoridades en La Paz sanean una calle de la capital boliviana para intentar prevenir contagios, el 2 de abril de 2020.AP

Hasta el momento hay aproximadamente 23,000 casos en América Latina y el Caribe, con menos de 700 fallecimientos; un número mucho menor a la cifra registrada en Estados Unidos por COVID-19 o a la del continente europeo, que presentaron sus primeras infecciones semanas antes.

No obstante, ya se notan los estragos que vivirá la región, con situaciones como la falta de mecanismos para enterrar a las personas fallecidas en Ecuador, al igual que la carencia de insumos y equipo que están resultando en contagios entre el personal médico de Honduras y de El Salvador.

“Estamos hablando de que va a haber una gran recesión en el mundo”, dijo la secretaria ejecutiva de Cepal, y lo que más hará falta para poder recuperarse son “políticas de integración regional, porque no vamos a salir solos de esto”. 

Sobre todo se necesitará ir pensando en cadenas de suministro regionalizadas para paliar la falta de comercio que se prevé con China y Estados Unidos, los grandes socios comerciales de Latinoamérica.

Bárcena recalcó que “el sistema de salud” de casi todos los países de la región “no tiene además los suficientes médicos”, y que hay “enormes desigualdades en cuanto al acceso” a seguros médicos, ya sean populares o privados.

“Hay una brecha muy grande entre lo que se está invirtiendo y lo que se debería invertir”, sentenció, al urgir a las autoridades a ir redirigiendo fondos de una vez para que la mayor cantidad de gente esté cubierta.

Mecanismos de ayuda en vigor y pendientes

La Cepal propuso que se adopten medidas “innovadoras y heterodoxas” en las naciones latinoamericanas y caribeñas, para hacer frente a problemáticas compartidas desde hace mucho tiempo y que ahora se agravarán.

Entre ellas, una cantidad sustancial de gente empleada solo en la economía informal o que tiene microempresas de cuenta propia, así como el número de personas que no cuentan con herramientas sanitarias suficientes, desde una clínica cercana hasta la escasez de agua potable con que lavarse las manos.

[Cómo lavarse las manos contra el coronavirus si no tiene agua potable]

Algunas de las acciones promovidas por la comisión de la ONU incluyen hacer préstamos estatales a microempresas y otorgar rentas básicas, que son dispendios y ayudas dados directamente a la población.

Hasta el momento, según un mapa observatorio de la Cepal, siete países latinoamericanos han tomado más de 14 acciones económicas para ir blindando a la población.

Argentina, por ejemplo, ha adoptado por decreto algunos mecanismos del tipo con enfoque social, como detener los desalojos y aplazar los pagos hipotecarios. Colombia también implementó por decreto medidas como que no haya aumentos de las rentas de locales u hogares, indistinto de si los contratos lo estipulan. Perú tiene previsto un plan masivo de estímulos.

Mientras que el Senado de Brasil anunció que se repartirán 600 reales (aproximadamente 115 dólares) a millones de trabajadores durante tres meses para asistirlos, a modo de ingreso básico temporal, después de las quejas ante la respuesta del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Personas en Brasil con equipo de protección cavan tumbas en el cementerio Vila Formosa para atender a todas las personas que han fallecido por COVID-19 en Sao Paulo.AP

El Salvador ha prometido dar también dinero directamente a las familias más pobres, aunque su sistema se vio desbordado hace unos días y la gente salvadoreña salió a protestar en medio de la pandemia.

Sin embargo, varias naciones todavía no tienen acciones precisas para atender la emergencia económica derivada de la pandemia.

[Nicaragua ante el coronavirus: “Es como si quisieran que nos enfermáramos”]

México anunciará hasta el domingo su plan de acción económico, más de un mes después del primer contagio en ese país. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó el jueves que la economía mexicana podría caer por hasta -3.9%.

Aunque el presidente, Andrés Manuel López Obrador, indicó el viernes en la mañana que se tratará de una "crisis transitoria" y que por tanto "no se debe hacer un pronóstico" todavía.

Un día antes, el mandatario mexicano declaró que la pandemia había caído "como anillo al dedo" a México porque, según López Obrador, forzará a acabar con la corrupción como él prometió hacer desde la campaña de 2018.

Aunque el impacto va más allá de respuestas de cada país. La Cepal destaca que para poder avanzar y llegar de nuevo a un punto de desarrollo, la opción estratégica para América Latina y el Caribe es colaborar como nunca antes.

“La integración regional es crucial para enfrentar la crisis”, dijo Bárcena, pero debido al nivel de endeudamiento de muchos países latinoamericanos, "la comunidad internacional tiene que ayudar” para aplazar pagos moratorios o incluso recortarlos.

Algo está seguro, indicó la funcionaria de la ONU: “El mundo no va a ser el mismo después de esta pandemia", aunque hay tiempo para tomar acciones tal que ese "mundo del futuro sea mejor al que nos encontró en esta crisis”, y no peor.

Lea también:

Toda nuestra información sobre el coronavirus en el mundo

"Arriesgamos la vida": estos dreamers combaten el virus en Estados Unidos sin saber si serán deportados