Un juez le niega la libertad a Genaro García Luna por COVID-19 pues "hay agua y jabón" en prisión

El exsecretario de Seguridad Pública mexicano solicitaba ser liberado por temor a contraer COVID-19 en prisión; los fiscales argumentaban que es riesgo de fuga.

Noticias Telemundo

Genaro García Luna, el antes zar antinarco del Gobierno mexicano, intentó usar el contexto del coronavirus en Nueva York para salir de prisión preventiva en Manhattan. Pero un juez le denegó la moción este martes, después de que la fiscalía argumentó que hay "agua caliente y jabón" en la cárcel.

El exsecretario de Seguridad Pública mexicano, que dirigió la política antinarco de 2006 a 2012, se encuentra en prisión preventiva en Nueva York, acusado de asistir en el tráfico de drogas y de solapar al Cártel de Sinaloa.

La defensa de García Luna había solicitado su liberación bajo fianza en dos ocasiones previas; ambas peticiones fueron negadas por un juez.

En esta ocasión, el argumento para pedir la fianza es que el exfuncionario mexicano, de 51 años, teme contraer coronavirus en el Centro Correccional Metropolitano, en Manhattan, donde por lo menos una persona recluida ya dio positivo en pruebas de COVID-19.

[Quién es Genaro García Luna: de zar antidrogas mexicano a ser arrestado por vínculos con el narco]

Según los abogados del mexicano, este está en riesgo por supuestos padecimientos respiratorios por lo que García Luna está en “alto riesgo de muerte”.

Los fiscales dijeron que solamente tomó medicamentos hace cinco años por una “afección respiratoria causada por la exposición al aire acondicionado”. Aseguraron además que García Luna "tiene acceso a agua caliente y jabón" y que, como otros reclusos, puede autoaislarse para protección si se queda en su celda.

De hecho, la misma defensa reconoció que García Luna no tiene enfermedades preexistentes ni crónicas que dejan especialmente vulnerables a quienes se contagien del virus.

"Si no hay indicaciones definitivas de que García Luna padece una condición respiratoria crónica u otra condición que lo ponga en riesgo de complicaciones en caso de COVID-19, considero que no hay bases suficientes para que quede en libertad temporal", sentenció el juez de la audiencia, Ramón Reyes.

La Fiscalía en Brooklyn que lleva el caso justamente había argumentado que el temor a contagio no era razón suficiente para dejar tentativamente libre a alguien que, según la acusación, tiene vínculos cercanos a políticos de alto nivel corruptos y a narcotraficantes poderosos de México.

Mantenían que hay mucho riesgo de fuga incluso si se le pone a García Luna un monitor de ubicación.

"Si se quita el brazalete electrónico de tobillo sería muy difícil ubicarlo, sobre todo con como están las cosas" en Estados Unidos con el coronavirus, dijeron los procuradores durante la audiencia judicial de este martes, realizada por medio de videollamada.

"El Chapo Guzmán evadió su captura por quince años, y Rafael Caro Quintero sigue prófugo. [García Luna] tiene una red que puede ayudarlo a hacer lo mismo", agregaron.

Una "montaña" de evidencia

Genaro García Luna es el funcionario mexicano de más alto rango en ser acusado de delitos de narcotráfico, denuncia que se hizo pública en diciembre del año pasado.

Fue sorpresiva porque García Luna estuvo a cargo de toda la política de seguridad del antes gobierno de Felipe Calderón, con la que se lanzó la llamada guerra contra el narco en México, que ha contribuido a un derramamiento de sangre inédito en el país.

Es decir, García Luna dirigía la política contra narcotraficantes en México en los mismos momentos en que se le acusa de haber ayudado a narcotraficantes.

[García Luna ofrecía servicios de seguridad con su empresa… pero las oficinas estaban vacías]

El expresidente Calderón ha declarado que no tenía idea de las presuntas actividades ilícitas de uno de los principales integrantes de su gabinete. Aunque Noticias Telemundo habló hace meses con un antes funcionario mexicano que le hizo llegar a Calderón una denuncia desde 2008 sobre acciones delictivas por parte de García Luna y otros encargados de la seguridad pública en ese entonces.

Los fiscales en Brooklyn, la misma procuraduría que presentó la acusación contra Joaquín El Chapo Guzmán, han dicho que tienen una “montaña” de evidencia contra García Luna, desde grabaciones, testimonios y hasta documentos escritos.

Si el caso procede a juicio, que todavía no tiene fecha programada de inicio, en el proceso los fiscales han sugerido que podrían salir a la luz posibles “coconspiradores” de García Luna en las presuntas actividades de narcotráfico y de protección al Cártel de Sinaloa, el que antes dirigía El Chapo.

Lea también:

Los papeles secretos de Los Zetas: Sobornos, secuestros y asesinatos bajo la sombra de la impunidad

Cómo el Cártel de Sinaloa reparte sus sobornos, según un exintegrante

Por qué fracasa la ‘guerra contra el narcotráfico’: 33 exnarcos mexicanos rompen su silencio