El coronavirus es una "bomba de tiempo" para los migrantes bajo custodia de ICE, denuncian detenidos y activistas

Centenares de inmigrantes detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas han dicho a activistas que temen terminar contagiados. Desde los centros de detención protagonizan huelgas de hambre para exigir su puesta en libertad o una acción al respecto: "Estamos vulnerables a esta peste… que nos deporten o que nos dejen en libertad".
/ Source: Telemundo

Por María Peña

WASHINGTON.— La pandemia del coronavirus es una “bomba de tiempo” para inmigrantes indocumentados detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), muchos de los cuales han realizado huelgas de hambre en los últimos días, pero la agencia se niega a dejarlos en libertad y pone en riesgo sus vidas.

[Nuestra cobertura completa sobre el coronavirus]

Así lo denunciaron algunos migrantes bajo custodia de ICE, en una grabación de audio en un centro de detención en Georgia –a la que tuvo acceso exclusivo Noticias Telemundo– y varios activistas defensores de los inmigrantes.

En la grabación, uno de los detenidos resumió el temor tras las rejas: "Estamos vulnerables a esta peste… que nos deporten o que nos dejen en libertad".

“En lo personal, pido salir para seguir peleando mi caso, y combatir el virus que anda por todo el mundo, porque si viene acá, no voy a poder hacer nada encerrado”, dijo otro.

Ese detenido describió una situación de hacinamiento: aparte de la llegada diaria de decenas de migrantes, 200 personas comen en un mismo comedor, y hay 62 en cada bloque carcelario, que comparten tres inodoros y cuatro lavamanos.

Inmigrantes de un centro de dentención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en California durante una de sus tres comidas del día.Getty Images

Al igual que ocurre en centros médicos y hospitales, ni los detenidos ni los trabajadores reciben pruebas de diagnóstico, ni hay prácticas de distanciamiento social, o aislamiento por 14 días, a menos que presenten síntomas, aseguran los detenidos.

También afrontan el racionamiento de suministros: los detenidos reciben un rollo de papel higiénico cada quincena, dijo un tercer detenido.

Su temor es que los empleados del centro de detención puedan portar o propagar el virus sin saberlo, porque entran y salen de sus comunidades, utilizan y tocan puertas e inmuebles, y eso los deja expuestos a un posible contagio del coronavirus.

“¿Qué nos asegura que no traen ese virus acá?... queremos que ICE tenga humanidad, que nos vean como personas”, afirmó el detenido, quien expresó temor a “morir infectado”.

Las grabaciones fueron realizadas por una activista de Siembra con ocho de alrededor de 350 detenidos que aseguran haber concluido una huelga de hambre en el Centro de Detención de Stewart, en Georgia.

ICE ha suspendido las visitas sociales a los centros de detención, y los abogados de los detenidos también afrontan restricciones. Por ello, grupos defensores de los inmigrantes, como Siembra, Bronx Defenders o Legal Aid Society, han sido su única conexión con el exterior.

Huelgas de hambre

En las últimas semanas, centenares de migrantes se han declarado en huelga de hambre, con distintos días de duración, en varios centros de detención de ICE en el país.

La lista incluye a detenidos en Georgia, en el Condado Glades, en el sur de Florida, tres centros en Nueva Jersey, y el Centro de Detención de Redwood, en las afueras de Monroe (Louisiana)

En entrevistas telefónicas, activistas de la comunidad inmigrante insistieron este jueves en que ICE tiene el poder de dejar en libertad a los detenidos y devolverlos con sus familias, y buscar alternativas a su detención.

“Ellos sienten pánico y temen por sus vidas, porque no saben qué pasará si el coronavirus llega donde están”, explicó Andrew Willis Garcés, director de Siembra en Carolina del Norte.

“Nos dicen que esto es como una bomba de relojería que en cualquier momento explota si el virus llega a un centro detención y los infecta. Muchos tienen condiciones médicas preexistentes, y en el centro de Stewart ya es difícil conseguir cita con un médico”, enfatizó.

Algunos de los guardias que trabajan allí viven el Condado Johnson, uno de 159 condados en Georgia y el tercero con el mayor brote de casos confirmados en el estado, según Willis Garcés.

“Viajan todos los días a la instalación y unos nos dijeron que no hay precaución alguna cuando entran para evitar el contagio a otros guardias, y lo único que hacen con los detenidos que llevan a diario es revisarles la temperatura”, afirmó.

 Por su parte, Liz Castillo, organizadora de Detention Watch Network (DWN, por su sigla en inglés), en Texas, dijo que estar detenido por ICE “siempre ha sido peligroso, incluso antes del Covid-19”.

“Desde el comienzo del año fiscal 2020, ha habido 10 muertes bajo custodia de ICE. Sabemos que ICE es incapaz de cuidar a sus detenidos por tantos casos documentados de negligencia médica y brotes anteriores de paperas, varicela y otras enfermedades contagiosas”, señaló Castillo.

Las huelgas de hambre se deben a que “los detenidos saben todo esto y luchan por sus vidas. ICE debe cesar de poner a la gente en riesgo y ponerlos en libertad… cada día encierro es otro día que amenaza su bienestar”, subrayó Castillo.

Es el mismo reclamo que hace un nuevo informe divulgado hoy por DWN, que acusó a la Administración Trump de jugar con la vida de los migrantes en medio de la pandemia.

En el informe, titulado “Cortejando la catástrofe: Cómo ICE está jugando con la vida de los inmigrantes en medio de una pandemia global”, DWN reiteró su pedido para que la Administración los libere y así evite agravar la pandemia. 

Los activistas sonaron las alarmas respecto a las condiciones en las instalaciones federales, dos días después de que ICE confirmara que uno de sus 38,000 detenidos en todo el país dio positivo en un centro de detención en Nueva Jersey. 

ICE desoye llamados

En declaraciones a Noticias Telemundo, Lindsay Williams, portavoz de ICE en Atlanta (Georgia) negó la huelga de hambre en el Centro de Detención Stewart, y acusó a los activistas de iniciar “rumores”.

“Las personas que propagan desinformación se implican en una conducta irresponsable al propagar innecesariamente el miedo, y de esta forma hacen un daño a las comunidades que dicen representar”, se quejó Williams.

Preguntada sobre si hay o hubo huelgas de hambre en otros estados, Williams dijo que sólo podía hablar sobre la situación en las instalaciones de ICE en Georgia.

“No hay huelgas de hambre. He visto los mensajes en Twitter, etc., no son verdad”, enfatizó la portavoz.

Williams no precisó qué medidas de higiene y de "distanciamiento social" aplica ICE en sus instalaciones. 

Ante la pandemia, que ya se cobrado la vida de más de mil personas en Estados Unidos, cerca de 800 organizaciones no gubernamentales, así como líderes demócratas del Congreso han aumentado las presiones para que ICE ponga en libertad a los detenidos y ayude así a “aplanar la curva” del contagio.

Pero ICE ha continuado las deportaciones de inmigrantes indocumentados a Centroamérica y, esta misma semana, dijo que utilizó los vuelos de regreso a Estados Unidos para la repatriación de ciudadanos estadounidenses varados en el exterior.

Por su parte, el Foro Nacional de Inmigración convocó una conferencia telefónica en la que también activistas comunitarios, líderes religiosos, y autoridades policiales se sumaron al llamado para que la Administración Trump tome medidas de “sentido común” para proteger a los migrantes.

Lea también: 

Los 4 tipos de pacientes con coronavirus y cómo afecta a los pulmones según su gravedad

Muertos en Nueva York aumentan en 100 en un día. “Bajo cualquier proyección los hospitales colapsarán”, dice Cuomo