Un tercio de los habitantes de todo el mundo está en aislamiento por la pandemia del coronavirus

Con la decisión de India de ordenar cuarentena a sus más de 1,300 millones de habitantes, ya son al menos 2,500 millones de personas las que se han visto afectadas por las medidas de protección para frenar la propagación del coronavirus.
Un hombre en motocicleta muestra sus papeles a dos policías durante la cuarentena en Jammu, India.
Un hombre en motocicleta muestra sus papeles a dos policías durante la cuarentena en Jammu, India.AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Al menos 2,500 millones de personas están viviendo bajo alguna forma de aislamiento por el avance de la pandemia del coronavirus, lo que significa que un tercio de todo el mundo se ha visto afectado por las medidas de control para frenar la enfermedad.

Este miércoles, India comenzó con su cuarentena nacional, ordenando a sus 1,300 millones de habitantes a permanecer en sus hogares, medida que ya han tomado también países como China, Italia, España y algunos estados y ciudades de Estados Unidos. 

La agencia de noticias francesa AFP calcula que son 2,600 millones de personas los que viven bajo alguna forma de aislamiento. Otras fuentes indican que son 2,500 millones, según apunta el periodista Richard Engel, jefe de los corresponsales en el exterior de NBC News.  

En cualquier caso, se trata de aproximadamente un tercio de la población mundial, agrega Engel. 

Dificultades para imponer la medida en la India

La medida sin precedentes de la India tuvo como objetivo evitar que el virus se propague y abrume su frágil sistema de atención médica, como lo ha hecho en algunas partes de Europa y amenaza con hacerlo en puntos críticos de Estados Unidos como Nueva York. 

En cinco días, el número de casos confirmados de COVID-19 pasó de unos 200 a 519, y expertos dicen que el total real probablemente sea mucho mayor debido a que no se hacen suficientes pruebas.

El primer ministro de India, Narenda Modi, dijo que para salvar la India y a todos los indios, habría una prohibición "total" de salir durante tres semanas. Reconoció que el bloqueo sería un gran golpe para la economía, pero insistió en que la alternativa podría ser peor. 

"Si no podemos gestionar los próximos 21 días, el país se retrasará 21 años", dijo.

Agregó que la cuarentena sería “total”, pero después de su discurso funcionarios publicaron avisos que explicaban que los sectores médicos, policiales, mediáticos y otros quedarían exentos, y que las tiendas que vendían alimentos y otros productos esenciales permanecerían abiertas.

Imágenes de la televisión local mostraban mercados y oficinas cerrados. Las usualmente transitadas estaciones de trenes estaban vacías.

Sin embargo, el discurso de Modi desató compras de pánico y las tiendas virtuales Amazon y Big Basket, un servicio indio de entrega de alimentos, comenzaron a cancelar órdenes ya colocadas y dijeron que no tenían horarios de entrega disponibles. Eso provocó que la gente se arriesgara a ser multada o sancionada de otra forma por violar la cuarentena al salir a comprar a tiendas locales.

El distanciamiento social se olvidó en un supermercado en el barrio Nizamuddin de Nueva Delhi cuando los residentes en pánico entraban en multitudes y se daban empujones para conseguir los suministros que rápidamente desaparecían.

[Las informaciones más importantes de este 25 de marzo sobre la pandemia del coronavirus]

Editado con información de AFP y AP