No habrá cheques para trabajadores indocumentados dentro del plan de alivio económico

El tercer plan de estímulo económico, que se espera sea aprobado por el Congreso próximamente, dejaría sin ayudar directas a cerca de ocho millones de inmigrantes indocumentados en la fuerza laboral.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo

Por María Peña

WASHINGTON.— Decenas de miles de trabajadores indocumentados viven y trabajan en zonas golpeadas por la pandemia del coronavirus, pero no podrán recibir los cheques prometidos bajo el tercer plan de estímulo económico acordado entre el Congreso y la Casa Blanca.

El plan económico de dos billones de dólares, conocido como “fase 3”, fue acordado la madrugada del miércoles tras varios días de agrias disputas entre demócratas y republicanos. Ya fue aprobado anoche por el Senado, y será sometido a voto en la Cámara de Representantes entre hoy y mañana.

[Al menos siete estados de EE.UU. reportan más de 100 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas]

La idea, al igual que dos medidas similares anteriores, es mitigar el daño de la pandemia del coronavirus en EEUU, donde ya se han registrado poco más de 60,000 casos confirmados y casi 900 muertes. 

Durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca, el presidente, Donald Trump, instó al Congreso a que apruebe esta “vital legislación” sin más demoras y la envíe a su despacho.

La firmaré de inmediato”, aseguró el mandatario.

Pero las negociaciones avanzaron a trompicones desde la semana pasada en medio de disputas entre demócratas y republicanos, y presiones de grupos de interés político, que también querían la inclusión de ayudas para sus sectores.

Esas mismas trabas pusieron en peligro el voto de hoy pero, según fuentes legislativas, el plan será votado esta noche en el Senado y previsiblemente mañana en la Cámara de Representantes. 

Al lado de Trump, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha dicho que los cheques directos para los trabajadores estarían en el correo en un plazo de tres semanas, e irían como pagos directos a sus cuentas bancarias. 

Fuentes legislativas consultadas por Noticias Telemundo afirmaron desde el anonimato que el proyecto de ley no autoriza el desembolso de cheques directos a trabajadores indocumentados.

Es decir, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por su sigla en inglés), sólo enviará cheques a personas que tienen un número de Seguro Social y que han hecho sus declaraciones de impuestos en 2018 o 2019.  

De esta forma, los extranjeros amparados a los programas de “acción diferida” (DACA), Estatus de Protección Temporal (TPS), o que tengan asilo político, visas de trabajo temporal, y estatus de refugiados, tendrían acceso a este beneficio.

Sin embargo, las personas que declaran sus impuestos con un Número de Identificación de Contribuyente Individual (ITIN, por su sigla en inglés) no podrán recibir cheques. La única excepción incluida en la iniciativa aplica para miembros de las Fuerzas Armadas.

El IRS creó la figura del ITIN, también un número con nueve dígitos, para asegurar que extranjeros que no tienen un número de Seguro Social, incluyendo indocumentados, pudiesen hacer sus declaraciones de impuestos.

En declaraciones a Noticias Telemundo, el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, dijo hoy que su bancada presionó por la inclusión de trabajadores con números ITIN, pero los republicanos no hicieron concesiones.

La legislación también contiene otra traba, o área gris, respecto a si los padres indocumentados con hijos nacidos en Estados Unidos podrían, al menos, recibir los $500 por cada hijo dependiente.

La legislación no menciona explícitamente si el IRS tendrá autoridad para recurrir a su “discreción procesal” y hacer excepciones.

Pagan impuestos pero "no recibirán un dólar"

Activistas defensores de la comunidad inmigrante habían presionado al Congreso a que incluyera ayudas para los inmigrantes indocumentados, al destacar que éstos también contribuyen a la economía, trabajan desproporcionadamente en empleos de baja remuneración y ahora son duramente golpeados por la pandemia.

La legislación “es un paso en la dirección correcta para aliviar las dificultades financieras de millones de estadounidenses" durante la pandemia del Covid-19, "pero nos preocupan los trabajadores agrícolas, los trabajadores indocumentados, y los residentes legales que también necesitan ayuda", dijo Domingo García, presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por su sigla en inglés). 

"Todos los trabajadores en EEUU -que se rompen la espalda para sostener a la economía estadounidense entera- necesitan ser incluidos" en el plan, agregó García.  

Por su parte, Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC, por su sigla en inglés),  dijo hoy que el plan económico “se queda muy corto” a la hora de proveer cuidado médico básico y abastecer a millones de trabajadores, incluyendo los inmigrantes y sus familias, “que están pagando impuestos, y no recibirán un solo dólar”.

“Este proyecto vergonzosamente priva a millones de inmigrantes y sus familias de cobertura para las pruebas y tratamiento del Covid-19, o de asistencia económica, aún cuando muchos están en la primera línea del frente contra la pandemia”, se quejó Hincapié., quien expresó esperanza de que la Cámara Baja corrija estos errores.

Según el Centro de Investigación Pew, para 2017, había 10,7 millones de inmigrantes indocumentados, de los cuales 7,8 millones estaban en la fuerza laboral del país.

Por su parte, el Instituto de Política Migratoria (MPI , por su sigla en inglés) calcula que 5,1 millones de niños nacidos en Estados Unidos viven en un hogar con al menos un padre indocumentado.

Bajo las leyes federales, los niños nacidos en Estados Unidos tienen derecho a solicitar y recibir otras ayudas públicas -como cualquier otro ciudadano estadounidense– incluyendo cupones de comida o almuerzos escolares.

En este caso, la legislación no explica si un padre indocumentado podría recibir un cheque por cada hijo dependiente nacido en Estados Unidos.

Por otra parte, los pequeños comerciantes que usan ITIN para operar sus negocios sí podrían acceder a otras ayudas dentro de la legislación, como el acceso a préstamos para paliar las pérdidas económicas ocasionadas por la pandemia.

Cheques directos

El proyecto de ley estipula que individuos y parejas casadas con ingresos brutos ajustados de hasta $75,000 y $150,000 anuales, recibirían cheques directos de hasta $1,200 y $2,400, respectivamente, más $500 por cada hijo dependiente.

Así, una familia promedio de cuatro miembros -dos padres y dos hijos-, recibiría hasta $3,400 en cheques directos.

El plan de estímulo económico prevé cheques de hasta $1,200 para individuos y hasta $2,400 para parejas casadas, dependiendo de su nivel de ingresos salariales. Diana Baptista/Telemundo / Noticias Telemundo

Como los cheques se emitirán según el nivel salarial, los individuos con ingresos brutos ajustados entre $75,000 y $99,000 y las familias con ingresos de entre $150,000 y $198,000, recibirían cantidades menores.

Ambos partidos acordaron que las personas con ingresos superiores a esas cifras no calificarían para los pagos directos.  

Las personas sin ingresos salariales, o que dependen de beneficios públicos como la ayuda suplementaria del Seguro Social (SSI, por su sigla en inglés), cualifican para recibir un cheque dentro del plan económico.

Las autoridades federales calculan que el 90% de los estadounidenses cumple con los requisitos salariales para recibir cheques con ayuda parcial o total.

“Ya va la ayuda en camino, una gran ayuda”, dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, al celebrar el acuerdo bipardista, que calificó como “un seguro de desempleo en esteroides”.

Lea también: 

El Departamento de Justicia insta a acusar de terrorismo a quienes propaguen el coronavirus a sabiendas

Estos son los recursos disponibles para buscar ayuda y enfrentar la pandemia del coronavirus en Estados Unidos