La familia del exagente del FBI Robert Levinson concluye que murió bajo la custodia de Irán

Dijeron que no sabía cuándo o cómo había muerto, sólo que había sido antes de la pandemia del coronavirus. Desapareció en 2007 en una isla en la costa iraní.
El agente del FBI Robert Levinson
El agente del FBI Robert Levinson, quien murió tras años de detención en Irán, en una fotografía que la familia recibió en 2011.AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

La familia del agente del FBI (Buró Federal de Investigaciones) Robert Levinson, quien desapareció hace 13 años en una isla en la costa iraní, dijo este miércoles que había muerto bajo la custodia del gobierno de Irán.

"Recientemente recibimos información de funcionarios estadounidenses que nos ha llevado a ellos y a nosotros a concluir que nuestro maravilloso esposo y padre murió mientras estaba bajo la custodia iraní", dijo su familia en un comunicado el miércoles.

Miembros de la familia dijeron que no sabían cómo o cuándo murió, "solo que fue antes de la pandemia del COVID-19".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de coronavirus como una pandemia el 11 de marzo. Y el 9 de marzo, la oficina de campo del FBI en Washington conmemoró el aniversario de su desaparición y calificó la fecha como "otra oportunidad para que el liderazgo del gobierno de Irán finalmente regrese a Bob a casa, a su familia". La familia aparentemente recibió la noticia de su muerte después de eso.

Alireza Miryousefi, portavoz de la Misión Permanente de Irán ante la ONU (Organización de las Naciones Unidas), dijo el miércoles: "Irán siempre ha mantenido que sus funcionarios no tienen conocimiento del paradero del señor Levinson y que no está bajo custodia iraní. Esos hechos no han cambiado".

[Lee más: La difícil relación entre Estados Unidos e Irán los ha dejado al borde de la guerra. Cómo llegamos hasta aquí]

El presidente, Donald Trump, expresó sus condolencias a la familia cuando se le preguntó sobre la declaración en la sesión informativa en la Casa Blanca sobre el coronavirus, pero dijo que Estados Unidos aún no tenía confirmación de que Levinson estuviera muerto.

"No parece prometedor", dijo Trump, pero "no aceptaré que está muerto. No nos han dicho que está muerto. Pero mucha gente piensa que ese es el caso".

Levinson, quien pasó 22 años con el FBI, desapareció el 9 de marzo de 2007, durante un viaje de negocios en la isla Kish de Irán. En ese momento, el gobierno de estadounidense dijo que estaba allí por su propia cuenta. Pero seis años después, los funcionarios federales admitieron a regañadientes que estaba allí haciendo un trabajo por contrato para la CIA (Agencia Central de Investigación).

Tras la revelación, la familia acusó al gobierno estadounidense de no haber hecho de su recuperación una prioridad.

La última vez que se le vio fue en dos fotografías y un video que la familia recibió en 2011, en este último se le veía pidiendo ayuda.

"He estado recluido aquí durante tres años y medio. No tengo muy buena salud. Me estoy quedando sin medicamentos para la diabetes muy rápidamente", dijo en la grabación.

Los funcionarios iraníes negaron firmemente saber algo sobre él, a pesar de las consultas de Estados Unidos y las solicitudes de otros países de que mejoraran relaciones con Irán.

"Los responsables de lo que le sucedió a Bob Levinson, incluidos aquellos que lo abandonaron en el gobierno estadounidense, enfrentarán la justicia por lo que han hecho”, dijo la familia en un comunicado.

Ve más: