Récord histórico de denuncias de delitos sexuales en México en un solo mes

En febrero se registraron 5,239 denuncias, la mayor cifra en la historia del país desde que comenzaron los registros para documentar feminicidios en 1997.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Las mujeres en México han salido en masa a la calle en semanas recientes para decir basta a la violencia sexual, pero los números siguen hablando por sí solos: en el mes de febrero se registraron 5,239 denuncias por delitos sexuales, la mayor cifra en la historia del país desde que comenzaron los registros para documentar feminicidios en 1997, según recoge el diario Milenio.

Este tipo de crímenes sexuales subió un 28.5 por ciento, en comparación con los 4,078 casos denunciados en enero de este mismo año con Ciudad de México a la cabeza de esa estadística.

En la capital mexicana se registraron 803 casos solo en el mes de febrero, un aumento casi del doble con respecto a enero, según las cifras que maneja ese mismo medio.

[La fiscalía mexicana se gana críticas por su plan para cambiar la tipificación de un feminicidio]

En la esfera nacional el abuso fue el crimen sexual que más se denunció, con 2,237 carpetas abiertas, las violaciones se contaron en más de 1,000, mientras que los casos de acoso sumaron 565, según denuncias presentadas ante el Ministerio Público en febrero, un alza del 56 por ciento en comparación con los 363 casos que se reportaron en el primer mes de 2020.

Por su parte, las acusaciones por hostigamiento repuntaron, al pasar de 128 casos en enero a 228 el mes anterior o lo que es lo mismo, una subida 78 por ciento.

En ese escenario, nueve de cada 10 víctimas son mujeres de las que el 40 por ciento son menores de 15 años, según datos del Comité de Violencia Sexual de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

En un hito histórico, miles de mujeres en todo México salieron a las calles el domingo 8 de enero, Día de la Mujer y al día siguiente en el paro nacional femenino, pese a las iniciativas, tan solo dos días después fueron asesinadas 21 féminas, según datos oficiales. Entre ellas, María Magdalena Ferrer, una joven embarazada en Veracruz; y Nadia Rodríguez Saro en Guanajuato, que antes de ser asesinada había pedido en la red social Facebook: “Si algún día soy yo, quiero ser la última”.

María Magdalena y Nadia son parte de una escalofriante cifra de 10 mujeres que son asesinadas diariamente en México, según datos del gobierno. Y prácticamente todos esos crímenes se quedan impunes: el 99.7% de las violaciones y abusos sexuales reportados no han sido castigados, mientras que la tasa de condenas para investigaciones de feminicidios es de apenas 20%.

Hay además otros problemas sistémicos, como una brecha salarial con la que las mujeres dedican más de 20 horas no pagadas al cuidado y al hogar mientras reciben 23% menos en las labores que sí son remuneradas.

[Cientos y cientos de zapatos rojos: así es la nueva protesta en México contra los feminicidios]

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha alternado en los últimos meses entre decir que no quiere que el feminicidio “sea el tema”, afirmar sin evidencia que su gobierno “es el más feminista” de la historia mexicana, y esquivar preguntas precisas sobre si ya tiene una estrategia de erradicación y prevención de la violencia hacia las mujeres.

Lea también: 

Una paleta de colores para celebrar a mujeres que recuperan sus vidas y superan la violencia

Más de 23,000 huérfanos: las otras víctimas de los feminicidios en México