Trump anuncia un cierre parcial de la frontera con México, y una veda a todos los migrantes, para frenar el coronavirus

Trabajadores y actividades esenciales quedan exentos, entre ellos el comercio, transporte de mercancía y movimientos logísticos. "Tampoco serán afectados todo lo que son servicios fundamentales", dice Ebrard. 

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por María Peña

WASHINGTON.--  El presidente, Donald Trump, anunció este viernes el cierre parcial de la frontera común con México a "viajes no esenciales", además de que implemenará una veda total a todos los inmigrantes indocumentados, como parte del combate global a la pandemia del coronavirus

[Nueva York ordena quedarse en casa a trabajadores no esenciales. Trump descarta una cuarentena total a nivel nacional]

"Estamos trabajando con México para implementar nuevos reglamentos en nuestros puertos de entrada para suspender viajes no esenciales. Esto nuevos reglamentos y procedimientos no impedirán el comercio legal" en la zona, dijo Trump durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca.

Tanto el cierre de la frontera con México, como el anunciado con Canadá el miércoles pasado, entrarán en vigor pasada la medianoche de hoy, según precisó el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Ebrard y Pompeo lideraron las discusiones sobre el cierre de la frontera común de más de 2,000 millas para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que ya ha infectado a más de 246,000 personas en todo el mundo. En Estados Unidos, el número de casos confirmados supera los 15,000, y el número de muertes totaliza 204.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo en un aviso oficial , que publicará el martes próximo, las restricciones en los puertos de entrada durarán hasta el 20 de abril. 

Personas exentas de las restricciones

Las restricciones no aplican para ciudadanos y residentes legales que regresan a EEUU; personas que reciben tratamiento médico, o que viajan por estudios o para realizar trabajos, incluyendo el sector agrícola.

Tampoco aplican para funcionarios o empleados públicos implicados en tareas de salud pública y respuesta a emergencias, entre éstas la pandemia del Covid-19; conductores de camiones de carga, y empleados con viajes diplomáticos o gubernamentales. 

Las medidas tampoco afectan a miembros de las Fuerzas Armadas de EEUU, sus cónyuges e hijos que regresan a este país,  y personas vinculadas con operaciones militares. 

Pompeo corrigió a Trump en el sentido de que México aún no ha suspendido los vuelos desde Europa, pero confía en que el país vecino tomará esa medida pronto. 

Veda a migrantes en la frontera

En aras de la salud pública, las autoridades además recurrirán a la "Sección 362" del Acta de Servicios de Salud Pública, para suspender el ingreso a Estados Unidos de todos los migrantes, explicó, por su parte, el secretario de Salud, Alex Azar. 

Trump había dejado entrever esta semana que invocaría  un estatuto federal para regresar a México a todos los migrantes que llegasen a la frontera sur,  con o sin solicitudes de asilo. 

Esa medida sería aparte del programa "Quédate en México", que obliga a los solicitantes de asilo a esperar la resolución de sus casos en el lado mexicano de la frontera. 

El anuncio sobre la veda creó una confusión inicial porque Ebrard dijo en México que ese país solo aceptaría a mexicanos y centroamericanos dentro del programa "Quédate en México"y no aceptaría a "personas que ya están en el territorio de Estados Unidos".

Trump y Pompeo aclararon que los migrantes no amparados al programa "Quédate en México" serán despachados a sus países de origen, sean de Centroamérica, Cuba, y otras regiones. 

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, explicó que los migrantes detenidos en la frontera sur que no sean mexicanos serán enviados de inmediato a sus países de origen. 

La explicación despejó las dudas de que México sería un "tercer país seguro" para todos los migrantes detenidos en la frontera sur, algo que ya rechazó el año pasado. 

Ebrard recalcó que, para minimizar el impacto en la economía bilateral, ambos países elaboraron un catálogo de trabajadores y "actividades esenciales" que quedarán exentos de las restricciones, que incluyen el comercio; transporte de mercancía; movimientos logísticos vinculados con el comercio, y personas que trabajan en esos sectores. 

"Tampoco serán afectados todo lo que son servicios fundamentales, compra de medidcamentos, servicios de emergencia", explicó Ebrard. 

Wolf  también aseguró que las restricciones no afectarán al comercio bilateral, ni el traslado de cargamentos o el movimiento de trabajadores en el sector de salud.

Impacto en la frontera sur 

Uno de los puntos que retrasaron el anuncio fue precisamente la definición de "viajes no esenciales", tomando en cuenta que cualquier interrupción en los cruces transfronterizos de todas maneras tendrá un impacto económico. 

En declaraciones a Noticias Telemundo, Paola Avila, presidenta del grupo empresarial Border Trade Alliance, calificó de "increíblemente importante" la protección del intercambio comercial transfronterizo de productos que son "elementos esenciales para la economía norteamericana".

"No podemos darnos el lujo de interrumpir las cadenas de suministro que involucran el movimiento de fármacos, equipos médicos, o alimentos. Además, debemos asegurar que exista una amplia discreción al determinar los viajes esenciales", advirtió Avila. 

"Miles de trabajadores cruzan legalmente desde México a Estados Unidos, y deben poder seguir haciéndolo" sin trabas, enfatizó. 

Por su parte, Guadalupe Correa, una catedrática mexicana en la Universidad de George Mason, en Virginia, dijo a Noticias Telemundo que, aún suspendiendo sólo los "viajes no esenciales", los primeros que sufrirán serán los residentes en ambos lados de la frontera común.

"Muchas de las actividades en la frontera consideradas ´no esenciales´ son parte vital de la economía en la región: la gente va y viene en ambos lados de la frontera para hacer compras, visitar a sus familias, ir al médico, comprar medicinas... también habrá separación de familias", explicó. 

"El turismo es esencial en la zona, y hay un fuerte componente de la economía informal. Ahora esto profundiza la incertidumbre, porque no se sabe cuánto va a durar la pandemia, y la gente pobre, que no tiene apoyos financierso, sentirá esto con más dureza", enfatizó Correa. 

El anuncio del cierre parcial de la frontera sur, donde habitan al menos 15 millones de personas, se produjo dos días después de que Trump anunciara el cierre de la frontera con Canadá a "viajes no esenciales". 

La Administración Trump ya había frenado la entrada de migrantes desde Europa, cuando declaró la emergencia nacional  la semana pasada, y luego expandió la veda a viajeros del Reino Unido e Irlanda. 

Un creciente número de países han anunciado el cierre parcial o completo de sus fronteras en Europa, Asia, Africa, y Medio Oriente, para reducir la propagación del coronavirus.

En las Américas, el cierre parcial o completo está en vigor en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, y Perú. 

Wolf urgió hoy a todos los estadounidenses que aún estén en el exterior a que hagan planes para regresar a casa, porque todavía hay ”muchos  vuelos comerciales” disponibles.

El Departamento de Estado está facilitando el regreso de los estadounidenses, pero las autoridades estarán sometiendo a revisión a todos los que regresen a EEUU, dijo Wolf.

[Marina Franco contribuyó a este informe desde Ciudad de México]

Lea también: 

El gobernador de California ordena no salir de casa a los 40 millones de residentes del estado para prevenir el contagio del coronavirus

Inmigrantes indocumentados, los más vulnerables en la crisis por el Coronavirus

Cómo proteger la salud mental ante la crisis provocada por el coronavirus