El Gobierno promete ayudas por el coronavirus: “Estamos mirando enviar cheques a los estadounidenses de inmediato, necesitan dinero ahora”

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, pedirá 850,000 millones al Congreso para reactivar la economía mediante ayudas directas a los ciudadanos: “No queremos que pierdan su trabajo y no tengan dinero para vivir”, dijo Trump.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por María Peña

WASHINGTON.-  El presidente, Donald Trump, ha propuesto este martes un plan "grande y audaz" para reactivar la economía ahora golpeada por el brote del coronavirus, que incluirá ayudas directas para familias trabajadoras afectadas por la crisis. 

"Queremos ir por lo grande, algo sólido. No queremos que las aerolíneas quiebren, o que la gente pierda sus trabajos y no tengan dinero para vivir", explicó Trump, durante una rueda prensa con el grupo de trabajo creado para mitigar la crisis. 

De ser aprobado por el Congreso, el plan de estímulo económico aportaría una "gran infusión" de dinero a la economía, según el mandatario, quien prevé continuar mañana sus reuniones con ejecutivos de diversos rubros de la economía. 

El estimado original del plan fue de $850,000 millones, pero a lo largo de la jornada aumentó a un billón de dólares. 

Por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que entre las medidas que sopesa la Administración está "el envío de cheques a los estadounidenses de inmediato... muchas compañías han tenido que cerrar, y los estadounidenses necesitan ese dinero al contado ahora".

"Esto no es culpa de los trabajadores estadounidenses. Por razones médicas, estamos cerrando partes del país", enfatizó Mnuchin, quien afirmó que la crisis del coronavirus "es peor que el 9/11" para la industria de aviación. 

Aunque queda por definir quiénes y cuántos trabajadores se beneficiarían con el desembolso de cheques, tan solo esa parte del plan totalizaría $250,000 millones, según fuentes legislativas. 

Trump ha abandonado,  por ahora, su idea de establecer un recorte de impuestos a la nónima, por considerar que eso tomaría mucho tiempo y que la economía requiere de medidas urgentes a más corto plazo. 

Por otra parte, Mnuchin dijo que los mercados financieros permanecerán abiertos, precisamente para que los estadounidenses tengan la seguridad de que tendrán acceso a su dinero.

Mnuchin discutió la nueva propuesta de la Administración Trump durante su encuenro con líderes republicanos del Senado, en unos momentos en que la Administración Trump quiere transmitir un mensaje de calma a los mercados financieros y a la población civil. 

Según fuentes legislativas, Mnuchin advirtió a los senadores que la inacción del Congreso en torno a un plan de estímulo económico podría disparar la tasa del desempleo al 20%

El brote del coronavirus amenaza con infectar la salud de la economía de Estados Unidos, por lo que el Gobierno de Trump ahora presiona al Congreso a que tome medidas para conjurar una recesión. 

Trump dijo que habló con ejecutivos del sector de restaurantes, quienes se comprometieron a alentar los servicios de compra por la ventanilla, conocido en inglés como "drive-thru", y entrega a domicilio, como parte de los esfuerzos de "distanciamiento social".

Mnuchin visitó el Capitolio aún cuando el Senado no ha superado riñas partidistas para aprobar una medida económica por unos $100,000 millones aprobada por la Cámara de Representantes en la madrugada del sábado.

Esa medida incluye beneficios para familias afectadas por el coronavirus, como 14 días de enfermedad con goce de sueldo, pero ésta se ha topado con la oposición de algunos líderes republicanos del Senado, que temen que eso dispare el ya abultado déficit, y han pedido renegociarla.

De hecho, el Senado postergó hasta mañana, miércoles, el voto de la medida debido a una enmienda que propuso el senador republicano por Kentucky, Rand Paul. Aunque se prevé que esa enmienda será derrotada, fue suficiente traba para impedir el voto definitivo de la legislación. 

Según fuentes de la Casa Blanca, el propósito de la nueva petición es inyectar fondos millonarios a la economía mediante recortes de impuestos y ayudas para sectores fuertemente golpeados por las secuelas del brote del coronavirus, como la industria de aviación, los hoteles,  restaurantes, y demás negocios del sector de servicios. 

Dos prominentes senadores republicanos, Mitt Romney y Tom Cotton, han propuesto que el Gobierno federal apruebe asistencia económica directa a los estadounidenses, como los cheques directos que ahora pide Trump.

El senador republicano por Utah, Mitt Romney, habla con periodistas en el Capitolio al salir de una reunión con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el lunes, 16 de marzo, sobre un plan de estímulo económico para personas afectadas por el brote del coronavirusericans. (AP Photo/Patrick Semansky)AP / AP

Es que la pandemia del coronavirus ha infectado ya a más de 185,000 personas en todo el mundo, mientras que en Estados Unidos ya hay más de 5,000 casos confirmados, y se prevé que la cifra incrementará conforme más gente se realice pruebas de diagnóstico.

La crisis ha causado el cierre de escuelas y negocios, y la cancelación de eventos sociales, políticos y deportivos, y la postergación de las primarias previstas para hoy en Ohio. 

Ante el nerviosismo de los mercados, la Administración afronta fuertes presiones políticas para tomar medidas que puedan evitar una recesión económica. 

Trump finalmente declaró una emergencia nacional por el coronavirus el viernes pasado, tras varias semanas de minimizar el riesgo del contagio, desvirtuar su impacto económico, y de acusar a la bancada demócrata y a los medios de comunicación de "exagerar" el alcance de la crisis. 

La semana pasada, Mnuchin había dicho que el gobierno no sopesaba aún una intervención en los mercados financieros, pero la propagación del Covid-19, y el impacto que está teniendo en el sector privado ha llevado a tomar medidas más contundentes. 

La solicitud de la Administración se sumará a las medidas que ya tiene sobre el tapete el Congreso para paliar la crisis.

El Congreso ya había aprobado un paquete de 8,300 millones a principios de mes, y la Cámara de Representantes aprobó el sábado un plan de alivio económico para los trabajadores, la pequeña empresa, y poblaciones vulnerables, como los niños, ancianos, y trabajadores de salud. 

En paralelo, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, promueve su propio plan de 750,000 millones para responder a la pandemia del coronavirus. 

 Lea también: 

Trump se otorga un 10 en la gestión de la crisis del coronavirus, pero su respuesta ha sido "cambiante y confusa"

La crisis del coronavirus comienza a afectar al empleo y la economía. Así puede proteger su bolsillo