La Cámara de Representantes aprueba el plan de alivio económico para mitigar el impacto del coronavirus

“Nos enorgullece el haber alcanzado un acuerdo con la Administración para resolver retos pendientes”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien lideró desde el miércoles pasado una febril negociación con el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Por María Peña

WASHINGTON.— La Cámara de Representantes aprobó en la madrugada de este sábado un paquete de ayuda contra el coronavirus en una votación bipartidista, después de que los demócratas y la administración del presidente, Donald Trump, llegaron a un acuerdo que incluye pruebas gratuitas y otros recursos destinados a ayudar a detener la crisis sanitaria derivada y estabilizar los mercados financieros.

La votación, que terminó después de las 12:30 am de este sábado, hora del este, se cerró con el resultado a favor del plan de ayuda 363-40. Ahora el proyecto pasa al Senado, donde podría ser sometido a votación a principios de la semana que viene, según NBC News

La presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, anunció el acuerdo en una carta dirigida a su bancada, poco antes de que la legislación fuera sometida a un voto en ese órgano legislativo.

“Nos enorgullece el haber alcanzado un acuerdo con la Administración para resolver retos pendientes”, dijo Pelosi, quien lideró desde el miércoles pasado una febril negociación con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Según explicó Pelosi, el plan “pone de primero a las familias” y proveerá un estímulo a la economía.

Pelosi hizo el anuncio sobre la medida "H.R. 6201" pocas horas después de que el presidente, Donald Trump, declarara una emergencia nacional para atajar el brote de coronavirus en Estados Unidos,  que ha superado más de 1,600 casos y se ha cobrado la vida de al menos 41 personas.

Trump dijo en Twitter que apoya el acuerdo e instó a ambos partidos a que lo aprueben. Horas antes, Trump había criticado a los demócratas porque, a su juicio, no estaban ofreciendo "lo suficiente" y no querían “hacer lo correcto para el país”. 

Al final, la medida de 107 páginas incluye buena parte de las ideas demócratas para ayudar a las familias trabajadoras, pero excluye la propuesta de Trump de recortar el impuesto a la nómina, que afrontó el rechazo de ambos partidos por su alto costo. No se descarta que el Congreso analice la propuesta para recortar el impuesto a la nómina en otra legislación en las próximas semanas. 

Se prevé que la Cámara Baja debata y vote el acuerdo bipartidista recurriendo a una medida parlamentaria que permitir agilizar el proceso, de manera que los legisladores tengan hasta 40 minutos para el debate. El voto definitivo podría ocurrir cerca de la medianoche. 

Una vez aprobado por la Cámara de Representantes, el paquete económico será enviado al Senado para su votación definitiva la próxima semana, ya que la Cámara Alta suspendió su receso precisamente para atender la crisis del coronavirus.

En la carta, Pelosi explicó que la legislación demócrata contra el coronavirus incluirá pruebas gratuitas del coronavirus; 14 días de enfermedad pagados y hasta tres meses de licencia médica y familiar con goce de sueldo para individuos y hogares afectados directamente por el coronavirus; y más fondos para cupones de comida, subsidios de desempleo y comidas escolares.

También autoriza unos 500 millones de dólares en fondos para el programa de nutrición para mujeres y niños de bajos ingresos, y más fondos para ayuda alimentaria para niños y personas mayores de edad, además de que fortalece las protecciones de los trabajadores en el sector de salud.

La medida aumentará los fondos para el programa de “Medicaid”, para ayudar a los gobiernos estatales que afrontan mayores gastos para lidiar con la crisis de salud pública. 

Además, establecerá créditos tributarios para negocios de la pequeña y mediana empresa, tomando en cuenta que muchas compañías están sufriendo millonarias pérdidas a diario debido a una estrepitosa caída en el turismo y el consumo. 

Para ayudar a pequeñas empresas afectadas por tener que dar días de enfermedad con pago a sus empleados, la medida impone un límite de $7,156 por cada empleado durante un trimestre. La legislación además les ofrece un crédito tributario del "100%" de lo que hayan pagado por días de enfermedad

El sector de servicios, que cuenta con una fuerte mano de obra inmigrante, figura entre los rubros de la economía más golpeados por la pandemia del coronavirus.  

En Estados Unidos, el 27% de los trabajadores en el sector de servicios carece de días de enfermedad con goce de sueldo, según el Buró de Estadísticas Laborales. 

Si bien ambos partidos coincidieron en la urgencia de liberar más fondos para responder a la crisis, éstos mantuvieron diferencias en torno al alcance de una solución legislativa. 

Desde su cuenta en Twitter, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, había expresado esperanza de que el Congreso pudiese lograr una legislación bipartidista, frente a una epidemia que ha provocado el cierre de escuelas y negocios, y la cancelación de toda clase de eventos sociales, políticos, y deportivos en el todo el país. 

Pelosi lideró las negociaciones con Mnuchin, que incluyeron numerosas conversaciones telefónicas desde el miércoles pasado, y hubo momentos en que el acuerdo corrió el riesgo de desmoronarse, según fuentes legislativas. 

Según cifras oficiales, la pandemia mundial del coronavirus ya supera los 131,000 casos confirmados y casi 5,000 muertos. En Estados Unidos, Washington, California y Nueva York lideran la lista de estados con el mayor número de casos. 

Las negociaciones en el Congreso no estuvieron libres de controversia, en particular porque los republicanos se oponían a la propuesta demócrata de incrementar los fondos para el programa de Medicaid, que ayuda a 74 millones de pobres en el país. 

Al final, las diferencias tenían que ver con el monto de la ayuda, por cuánto tiempo, y cómo se financiará. 

Los republicanos tampoco apoyaban que el gobierno exigiera a las empresas que provean días de enfermedad con pago. Algunos, sin embargo, consideraron que, si se incluía ese elemento en la legislación, fuese únicamente de manera temporal mientras dura la crisis.

La evolución de Trump 

El paquete económico que apruebe la Cámara Baja es distinto a los $50,000 millones en fondos que libere el gobierno federal bajo la declaración de emergencia nacional que Trump finalmente emitió esta tarde, tras varias semanas de negarse a hacerlo. 

Trump ha sido blanco de ataques de la oposición y de grupos cívicos por su manejo de la crisis del coronavirus, y por lo que describieron como una respuesta tardía e insuficiente.

Sin embargo, en los últimos días el mandatario ha modificado la postura que había adoptado desde que surgió el primer caso de coronavirus en EE.UU, el pasado 21 de enero. 

Trump primero acusó a la oposición demócrata y a los medios de comunicación de “exagerar” el alcance de la crisis, y se resistió a emitir una declaración de emergencia.

Ante la cuarentena voluntaria de líderes republicanos, el cierre de colegios y universidades y la cancelación de decenas de eventos deportivos, sociales, y políticos, Trump ha querido transmitir un mensaje de calma y de que controla la crisis. 

Durante una rueda de prensa hoy en la Rosaleda de la Casa Blanca y por primera vez desde que estalló la pandemia, Trump no descartó someterse a una prueba del coronavirus, debido a que ha estado en contacto con personas expuestas al virus en los últimos días. 

El pasado 6 de marzo, Trump promulgó un paquete de fondos de emergencia que aportó una partida inicial de $8,300 millones para mitigar la crisis del coronavirus, luego de ambas cámaras del Congreso lo aprobaran por mayoría y con gran consenso bipartidista. 

En concreto, esa medida incluye $300 millones para la compra de medicamentos directamente de los fabricantes y a precios “justos y razonables”; poco más de $2,200 millones para combatir la propagación del coronavirus, y $1,000 millones en ayuda exterior. 

Lea también: 

Trump suspende los viajes desde Europa, con excepciones, y anuncia más medidas para enfrentar el coronavirus

Qué significa que el coronavirus sea pandemia y cómo se intenta frenar su propagación