Michigan podría ser la tumba o la catapulta de Bernie Sanders para seguir en la contienda por la nominación demócrata

Bernie Sanders necesita ganar en las primarias demócratas en Michigan para mantenerse con vida, según expertos.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por María Peña

WASHINGTON.— Con una larga presencia de latinos y una fuerte industria automotriz, Michigan se perfila hoy como el “premio mayor” de los seis estados que realizan primarias demócratas. El senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, necesitará repetir el milagro que logró allí en 2016 para darle oxígeno a su campaña presidencial, según el análisis de expertos.

Al encabezar las encuestas de preferencias electorales, Sanders, y el exvicepresidente, Joe Biden, disputarán un total de 352 delegados, en unos comicios concentrados en la zona central del país, con la excepción de Washington, en la costa Oeste, y Mississippi, en el sur.

De los seis estados en la justa, Michigan lidera la codiciada lista con 125 delegados; seguido por Washington, con 89; Missouri, con 68; Mississippi, con 36; Idaho, con 20, y Dakota del Norte, con 14.

Se requieren 1,991 delegados para lograr la nominación presidencial demócrata, que se formalizará en la convención nacional del partido en Milwaukee (Wisconsin) en julio próximo. Tras los comicios de hoy, aún quedará una veintena de estados en el calendario de las primarias.

Recomendado: Telemundo lanza Decisión 2020: la información y los recursos que los latinos necesitan para participar en estas elecciones

En 2016, con la ayuda de votantes blancos de extracción obrera, Sanders sorprendió a la maquinaria demócrata al vencer en las primarias de Michigan a su principal rival de entonces, Hillary Clinton.

Cuatro años después, el panorama ha cambiado, y ahora Biden lidera en todas las encuestas electorales en Michigan, una semana después de obtener un fuerte impulso tras su victoria en 10 de los 14 estados que compitieron en el llamado Supermartes.

El exvicepresidente, Joe Biden, se dirige a sus partidarios durante un mitin político en la escuela secundaria Renaissance High School, en Detroit, Michigan, el lunes 9 de marzo de 2020. (AP Photo/Paul Sancya)AP / AP

Aún así, Sanders regresó a Michigan el pasado fin de semana con su conocido discurso populista en favor de la clase trabajadora, y promesas de elevar el salario mínimo a 15 dólares por hora, eliminar la deuda estudiantil y ampliar la cobertura médica para todos los estadounidenses.

En los últimos días, Biden y Sanders, de 77 y 78 años, respectivamente, han recorrido el estado a la caza de votos, en unos momentos en que la economía y la cobertura médica figuran entre los asuntos más acuciantes del electorado.

En declaraciones a Noticias Telemundo, Larry Sabato, analista y director del Centro para Política de la Universidad de Virginia, aseguró que Michigan es vital no sólo por su número de delegados sino también por el papel que jugó en sepultar irrevocablemente la candidatura de Clinton en 2016.

“Si los demócratas quieren recuperar la Casa Blanca, necesitan dar alicientes a los votantes en ese estado. El candidato que obtenga la nominación necesitará demostrar buenos resultados, no sólo en términos de porcentaje sino de una gran movilización de votantes”, señaló Sabato.

Es que Michigan, además, podría servir de trampolín para las primarias en otros estados industriales de la zona central del país, como Ohio, un estado que Donald Trump perdió en 2016, agregó el experto.

Conteo delegados demócratas. Noticias Telemundo

Estado clave en las elecciones generales

Las primarias en Michigan son clave no sólo en la “hoja de ruta” hacia la convención nacional demócrata sino también para los comicios generales del próximo 3 de noviembre.

En ese sentido, Sabato lanzó una especie de advertencia a los demócratas: o recuperan terreno en la zona central de Estados Unidos, o tendrán que conformarse con otra victoria de Trump en las urnas.

Tanto Biden como Sanders necesitarán el respaldo de los votantes latinos, afroamericanos, jóvenes, blancos de la clase trabajadora y mujeres blancas en los suburbios, para continuar avanzando hacia la nominación presidencial, pero cada uno afronta en Michigan sus propios retos.

Sanders, quien se describe como un “socialista democrático”, no ha logrado movilizar este año a los votantes jóvenes con la misma firmeza que lo hizo en 2016.  

Según un análisis a boca de urna de algunos de los principales medios de comunicación,  el voto de jóvenes menores de 30 años no superó el 20% en ninguno de los 14 estados que participaron en el Supermartes. 

Esa baja participación, que podría indicar un desencanto de ese bloque electoral, pone en tela de juicio su argumento de que es el único que puede sepultar las ambiciones de reelección del presidente Trump el próximo 3 de noviembre.

Según observadores, tres años después de la llegada de Trump al poder -también proyectándose como un candidato “anti-establishment”, solo que del lado republicano-, buena parte de los votantes demócratas quiere un retorno a la “normalidad” no a una “revolución” política con aroma “socialista”.  

En Michigan, los latinos conforman el 3.5 % del electorado, según un mapa interactivo del Centro de Investigación Pew. En una contienda tan reñida como la que se prevé en Michigan, cada voto podría inclinar la balanza esta noche.

Si bien el voto latino aupó a Sanders en California y lo apoyó en números significativos en Nevada, éste no será tan decisivo en las primarias que restan en el calendario electoral, por eso su victoria en Michigan, con la ayuda de los jóvenes, tiene que ser decisiva, según partidarios de su campaña.

 Michigan, cuna de la industria automotriz

El estado de Michigan, particularmente la región de Detroit, es cuna de la industria automotriz y lidera en la nación como el mayor fabricante de coches y camiones.

En 2017, más de dos millones de vehículos salieron de once plantas ensamblaje en Michigan, la mayoría del área de Detroit. La industria también genera empleos para más de 1,600 negocios vinculados con la manufactura de automóviles, según datos de la Cámara de Comercio de Detroit.

Por ello, no sorprende que el antiguo Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN, o NAFTA, por su sigla en inglés) ha sido una herramienta electoral para el bando de Sanders, que reprocha a Biden su apoyo al pacto comercial, indicó la página web "Common Dreams".

Según Lori Wallach, directora de “Global Trade Watch”, un proyecto del grupo “Public Citizen”, Michigan perdió el 40% de sus empleos en el sector manufacturero desde la implementación del NAFTA en 1994, que desplazó empleos a México.

Así, con una mano de obra barata, México pasó de tener 120,000 empleos en su sector automovilístico a más de 735,000 hasta la fecha, y los principales fabricantes tienen ahora alrededor de una veintena de plantas de ensamblaje en ese país, agregó Wallach.

Ante miles de partidarios, Sanders advirtió el viernes pasado que, si Biden se alza con la nominación presidencial demócrata, quedaría expuesto a ataques de Trump por su voto a favor del TLCAN en 1993.

En 2016, Trump “ganó en Michigan, ganó en Wisconsin, ganó en Pensilvania, e hizo de su oposición al NAFTA” y del intercambio comercial con China, una de las piezas fundamentales de su campaña electoral, recordó el senador de Vermont.

De hecho, Trump recordó a su base durante un mitin político reciente en Pensilvania que Biden apoyó el NAFTA, el acuerdo que el mandatario desde siempre describió como “el peor acuerdo comercial jamás hecho”.

El nuevo acuerdo entre EE.UU, México y Canadá, conocido por su sigla en inglés “USMCA” (T-MEC, en español) fue ratificado por abrumadora mayoría en ambas cámaras del Congreso, y promulgado por Trump el pasado 29 de enero.  México ya ratificó la nueva versión del pacto, que sólo espera el voto final en Canadá para su eventual implementación.

Primarias en seis estados. Noticias Telemundo

Lea también:

La salida de Elizabeth Warren reabre el debate sobre cuándo habrá una mujer presidenta en Estados Unidos