IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere bajo custodia de ICE una joven guatemalteca. La cifra de fallecidos iguala en sólo cinco meses la de todo el año anterior

La mujer fue detenida en septiembre de 2019 tras cruzar la frontera de Texas. En febrero, fue sometida a una cirugía de vesícula, y pocos días después, trasladada de nuevo a un hospital por dolores abdominales
El interior de un centro de detención de ICE, en una imagen de archivo.
El interior de un centro de detención de ICE, en una imagen de archivo. AP / AP

Por Francesco Rodella

Una mujer guatemalteca de 22 años falleció este domingo por la mañana en un hospital de Texas cuando se encontraba bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), según confirmó esta agencia federal a Noticias Telemundo.

Se trata de la octava muerte de una persona retenida por ICE en lo que va de año fiscal (que arranca el día 1 de octubre), la misma cifra que la de todo el año fiscal anterior. En cuatro de los ocho casos la causa de muerte fue un suicidio (en el anterior periodo solo hubo dos muertes por esta causa).

ICE asegura que María Celeste Ochoa Yoc de Ramírez cruzó irregularmente la frontera sur en Texas y fue detenida por la Patrulla Fronteriza a principios de septiembre de 2019. La joven pasó luego a ser retenida bajo custodia de ICE en Raymondville, Texas.

Algunas semanas después, funcionarios migratorios consideraron que la mujer superó de manera favorable la prueba de miedo, en la que los migrantes tienen que demostrar que tienen temores justificados de sufrir persecuciones o torturas en su país de origen. Estas pruebas representan uno de los primeros pasos en el proceso para la obtención de asilo.

La web informativa BuzzFeed News fue el primer medio en reportar la muerte de la joven. 

Tras pasar varios meses bajo custodia de ICE, la mujer fue trasladada a principios de febrero a un hospital. BuzzFeed asegura que esta infraestructura médica está en Oklahoma, donde el día 9 de febrero la joven fue sometida a una cirugía para la extirpación de la vesícula biliar.

 

Posteriormente a la operación, la joven fue devuelta a la custodia de las autoridades migratorias, primero en Oklahoma (según BuzzFeed), y a partir del día 13 en Alvarado, Texas. El día 18 de febrero los agentes la trasladaron a un hospital de este estado para que recibiera tratamiento por un dolor abdominal. A partir de ese momento, la joven quedó atendida por el sistema sanitario de Texas hasta que fue declarada muerta el domingo.  

La causa de la muerte, según detalló ICE, fue "hepatitis autoinmunitaria, complicada por un shock séptico e insuficiencia hepática aguda".

"La hepatitis autoinmunitaria es la inflamación del hígado que sucede cuando las células inmunitarias confunden a las células normales del hígado con invasores dañinos y las atacan", según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

"ICE está firmemente comprometida con la salud y el bienestar de todos los que están bajo su custodia y está llevando a cabo una revisión exhaustiva de este incidente en toda la agencia, como lo hace en todos los casos", reza el comunicado de la agencia remitido a Noticias Telemundo y también publicado en su página web.

"Las muertes bajo custodia de ICE, estadísticamente, son extremadamente raras", agrega la nota.

La agencia federal ofrece públicamente un recuento de los fallecimientos de personas bajo su propia custodia, pero de momento no ha incluido en este listado ni la muerte de la joven guatemalteca ni una reportada anteriormente, la de un hombre mexicano que supuestamente murió por suicidio en febrero, tal y como confirmó la agencia en un comunicado.  

La Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración agrega en su recuento el caso de Johanna Medina León, una mujer transexual de 25 años que murió en 2019 pocos días después de su puesta en libertad por parte de ICE.

Un análisis realizado por la web informativa Político, que revisó las 22 muertes de detenidos por ICE entre 2013 y 2018, reveló que el uso inadecuado de tecnología médica y de los registros de administración de inmigrantes por parte del Departamento de Seguridad Nacional incidía en cuidados sanitarios deficientes de los detenidos, lo que en varios casos había derivado en su muerte.

Un reporte de la Unión estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, en inglés), ya había llegado a conclusiones similares al analizar el periodo 2010-2012, acusando a ICE de “negligencia fatal” en el tratamiento médico de los indocumentados que custodia y en sus propios procedimientos luego de investigar las causas de las muertes.