Guatemala quiere limitar el número de migrantes devueltos por EE.UU. bajo el acuerdo de asilo

Estados Unidos envió cientos de solicitantes de asilo hondureños y salvadoreños a Guatemala en virtud del acuerdo y ahora busca expandir el programa.
Solicitantes de asilo en EE.UU.
Un solicitante de asilo hondureño y otro salvadoreño, ambos enviados por Estados Unidos a Guatemala, hablan dentro de la habitación que comparten mientras esperan que se procese su solicitud de asilo, en la ciudad de Guatemala, el pasado 11 de febrero.AP Photo/Oliver de Ros

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El nuevo gobierno de Guatemala está tratando de limitar la cantidad de migrantes extranjeros que Estados Unidos envía en virtud de un acuerdo que convierte a la nación centroamericana en una zona de amortiguación para reducir las solicitudes de asilo de Estados Unidos.

La administración Trump ha enviado a Guatemala a cientos de solicitantes de asilo hondureños y salvadoreños en virtud del acuerdo implementado el pasado noviembre y ahora busca expandir el programa.

Sin embargo, la prioridad de Guatemala en las conversaciones en curso con los funcionarios estadounidenses es asegurarse de que el número enviado diariamente no exceda su capacidad, "muy limitada", para acoger a los recién llegados, afirmó a Reuters el vicecanciller Eduardo Hernández.

"Tenemos solo una pista" y un centro de recepción de migrantes, dijo Hernández en una entrevista la semana pasada. El acuerdo "no puede exceder nuestra capacidad".

El acuerdo está compuesta por una serie de medidas superpuestas que la administración Trump considera clave para reducir la migración irregular a Estados Unidos. El presidente ha hecho de su actuación en el control de la inmigración un pilar de su campaña de reelección de 2020.

Conocido como un Acuerdo de Cooperación de Asilo y firmado por el anterior gobierno guatemalteco, el pacto es similar al Acuerdo de Tercer País Seguro, en virtud del cual los solicitantes de asilo que pasan por Canadá deben solicitar refugio allí en lugar de hacerlo en Estados Unidos.

Los críticos del acuerdo, y acuerdos similares de Estados Unidos con Honduras y El Salvador, dicen que esos países no ofrecen condiciones adecuadas para proteger a los migrantes en riesgo y que sus sistemas de asilo son demasiado rudimentarios para hacer frente a su llegada.

Bajo la presidencia de Alejandro Giammattei, quien asumió el cargo en enero, el gobierno guatemalteco prometió dar más información sobre el acuerdo, que se negoció a puerta cerrada y solo se hizo público en parte.

Hernández afirmó que el gobierno estaba trabajando con sus contrapartes de EE. UU. para producir reglas de implementación claras que rijan cuestiones como cuántas familias con niños acepta Guatemala, si extender el acuerdo a más nacionalidades y cuántos solicitantes de asilo extranjeros podrían acoger por día.

"Si es posible, queremos agregar un anexo, algo sucinto, simple, directo, claro y que no deje espacio para la interpretación", señaló a Reuters la semana pasada.

Según el acuerdo inicial, Estados Unidos acordó incluir solo adultos individuales, pero Hernández dijo que luego se extendió para incluir familias con niños.

Casa de Migrante, un refugio no gubernamental que recibe a los migrantes extranjeros que regresan, dice que las mujeres embarazadas y los niños pequeños que muestran signos de estrés crónico se encontraban entre las personas que los funcionarios estadounidenses habían colocado en el programa.

Los datos publicados por el Instituto Guatemalteco de Inmigración, una agencia gubernamental, muestran que hasta el 3 de marzo 789 personas han sido devueltas, incluidos 311 niños.

El jueves, la administración Trump anunció que apartó 10,000 visas temporales de trabajo no agrícola H2-B para guatemaltecos, salvadoreños y hondureños, como parte de una expansión más amplia de tales visas. La anulación específica de la nacionalidad es inusual para tales programas, y parecía reconocer los acuerdos de asilo.

El acuerdo con Honduras podría implementarse inminentemente, dijo el jueves el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan. Morgan dijo que Estados Unidos continuó negociando para aumentar el número de solicitantes de asilo tomados por Guatemala.

Con información de Reuters.

Lea también:

Embajador de Estados Unidos en Guatemala insta a familias a quedarse en su país y "evitar el peligro"

El Gobierno deportará a Guatemala a solicitantes de asilo mexicanos: "Tendrán la oportunidad de buscar protección allí"