IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Confirman la primera muerte por coronavirus en Estados Unidos. Trump insiste en que "no hay razón para el pánico"

El primer fallecimiento que se registra en el país como consecuencia del COVID-19 es el de un hombre de más de 50 años, residente del estado de Washington. En conferencia de prensa, el presidente Trump dijo "estar pensando en la frontera sur" y anunció nuevas restricciones de viaje que afectan a Irán, Italia y Corea del Sur.

Un hombre de más de 50 años murió por coronavirus este sábado en Washington, según confirmaron autoridades sanitarias del país. Se trata de la primera muerte que se registra en Estados Unidos como consecuencia del COVID-19. El gobernador de Washington, Jay Inslee, declaró el estado de emergencia tras el anuncio.

Inslee aseguró que las agencias estatales usarán "todos los recursos necesarios" para prepararse y responder al brote. La declaración también permite el uso de la Guadia Nacional de ser necesaria: "seguiremos trabajando para asegurar que nadie más muera del virus".

Más temprano, el presidente Donald Trump informó que impondrá restricciones de viaje adicionales a Irán, Italia y Corea del Sur, como medida de prevención contra el virus, que ya ha infectado a más de 86,000 personas en todo el mundo y ha causado más de 2,900 muertes.

Las últimas noticias sobre el coronavirus

Trump ofreció información sobre la situación en una rueda de prensa en la Casa Blanca, en la que describió a la víctima como un "paciente de alto riesgo".

El presidente indicó que se trataba de una mujer, aunque posteriormente los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), aseguraron que le habían informado mal a él y al vicepresidente Mike Pence sobre el género de la persona fallecida, reporta la agencia de noticias The Associated Press.

"No hay razón para el pánico. Las cifras están bajando y la decisión de actuar tempranamente redujo la propagación del virus en Estados Unidos, y esto nos va a dar tiempo para buscar soluciones", dijo Trump. Hay 22 personas ingresadas que han dado positivo recientemente y 15 están en proceso de recuperación en el país, según las autoridades.

Los oficiales de salud de los estados de California, Oregon y Washington están preocupados por lo que parece ser una rápida propagación por las comunidades del oeste, tras confirmar el viernes por la noche que se desconocía el origen de contagio de cuatro pacientes

"Estamos tomando las medidas más enérgicas que cualquier país haya tomado, aunque hay más casos probables", señaló el presidente, que agregó que tampoco estaba alterando su rutina. "Estás hablando de 22 personas en este país tan vasto. Creo que estaremos en muy buena forma". El presidente también aseguró que está "pensando en" posiblemente cerrar la frontera con México para protegerse contra la propagación del coronavirus.

El presidente, que ya ha impuesto restricciones de entrada a viajeros desde China, aseguró que está evaluando "muy en serio" implementarlas también en la frontera con México, aunque después insinuó que esa opción no es probable.

"También estamos pensando en la frontera sur, sí, lo estamos pensando muy en serio", dijo. Al ser cuestionado después por el tema, Trump explicó que a la hora de prevenir la entrada de pacientes infectados con el coronavirus tiene que "pensar en todas las fronteras", y por eso está "pensando en esa frontera" con México.

"Pero esta no es una frontera que parezca presentar un problema muy grande ahora mismo en lo que se refiere a esto (el coronavirus), así que esperamos no tener que hacerlo", afirmó Trump.

El presidente Donald Trump en conferencia de prensa este sábado, acompañado del vicepresidente Mike Pence y el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci.Getty Images

El vicepresidente Pence advirtió en la rueda de prensa de la prohibición de viajar a Irán se extendería a los extranjeros que habían estado en el país los últimos 14 días. El Departamento de Estado también aumentó su advertencia al aconsejar a los estadounidenses que no viajen a partes de Italia y Corea del Sur afectadas por el virus.

El mandatario agregó que el lunes de la semana que viene se reunirá en la Casa Blanca con empresas farmaceúticas para hablar sobre una posible vacuna y "desarrollarla en el menor tiempo posible". El presidente también señaló que instan a los estadounidenses a que no viajen a las zonas afectadas de Corea del Sur e Italia.

Sobre los recursos de mascarillas sanitarias, el presidente recordó qu el ciudadano común "no necesita ir a comprar máscaras". "Hay más de 40 millones de máscaras disponibles y vamos a producir más para incremetar la disponibilidad para el personal médico", recordó.

A excepción de uno de los casos en Washington, donde se diagnosticó el primer caso de coronavirus en EE.UU. el pasado 21 de enero, se trata de contagios de origen desconocido, pues los pacientes no habían viajado fuera del país ni estado en contacto con otras personas que se supiera padecieran la dolencia. El cuarto caso puede que esté relacionado con los viajes, indicaron los CDC.

Uno de los "presuntos positivos" anunciados por funcionarios de salud de Washington incluyen a un estudiante de secundaria y una mujer de unos 50 años que había regresado recientemente de un viaje a Corea del Sur, donde, según autoridades del país asiático se han registrado 3,150 casos y 17 muertes.

Los tres casos de los que se desconoce la fuente de infección vienen a sumarse a uno anterior que se anunció en California el pasado 26 de febrero.

Los cuatro pacientes dieron positivo para el virus que causa COVID-19 en sus respectivos estados utilizando una prueba de laboratorio desarrollada por los CDC y se está a la espera de nuevo análisis, aunque se trata a los pacientes como si fueran casos confirmados, indicó la agencia sanitaria estadounidense.

Estos cuatro casos elevan a 19 el número total de casos de COVID-19 detectados a través del sistema de salud pública de EE.UU.

A ellos hay que sumar tres personas que fueron trasladas a EE.UU. tras dar positivo en China y 44 más que estaban a bordo del crucero Diamond Princess, que estuvo anclado en Japón y que fueron repatriadas al país la pasada semana tras desembarcar del buque.

El brote que comenzó en China ha infectado a más de 86,000 personas en 60 países. La inmensa mayoría (79,257) en China, donde se han registrado 2,835 muertes por esta causa de las más de 2,900 en todo el mundo.

Primer caso en Ecuador

Las autoridades ecuatorianas confirmaron este sábado el primer caso de COVID-19 en el país, una ecuatoriana de más de 70 años que llegó el pasado 14 de febrero procedente de España sin síntomas de ninguna clase. Se aclaró que su estado es crítico y que los actos masivos en Guayaquil y Babahoyo están prohibidos.

El presidente Lenín Moreno, en su cuenta de Twitter, convocó al país a “mantener la calma y seguir las recomendaciones para disminuir los riesgos de contagio” y destacó que cuenta con los expertos y un sistema de salud para atender estos casos.

Poco después de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en el país, se formaron largas filas de ciudadanos en Guayaquil que pugnaban por adquirir cajas de mascarillas y vitamina C, mientras el gobierno abrió una línea telefónica de información permanente acerca de esta enfermedad.

La ministra de Salud, Catalina Andramuño, dijo a la prensa que el gobierno ha seguido todos los protocolos correspondientes y ha tomado “todas las medidas de protección necesarias”. Sin embargo, advirtió, “así como ha ocurrido en 54 países, las medidas (de protección) no impidieron que el virus ingrese”.

Destacó que se trata de una ecuatoriana que reside en España, quien ingresó sin ningún tipo de síntomas, pero “a los días siguientes empieza a sentir malestar general y fiebre por lo cual fue atendida en una casa de salud” y resultó positiva para el coronavirus. 

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, también en Twitter dijo que de inmediato “suspenderemos los eventos masivos en Guayaquil y Babahoyo”, donde “se pide extremar las precauciones para evitar el contagio”.

Lea también:

México confirma tres casos de coronavirus: "No hay una emergencia nacional"

El temor al coronavirus provoca que la bolsa experimente su peor semana desde la crisis financiera de 2008