Crucero busca puerto en el Caribe tras ser rechazado en Dominicana por posibles casos de coronavirus

Dos de las ocho personas que presentan síntomas similares a la epidemia son estadounidenses. Mientras, los pasajeros de embarcación que atracó de en Cozumel, México, comenzaron a desembarcar.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Noticias Telemundo

Un crucero que se dirigía a República Dominicana para desembarcar a cientos de pasajeros después de 14 días navegando en alta mar busca un nuevo puerto para atracar después de que fuera rechazado ante la preocupación de que ocho personas a bordo mostraban síntomas similares al coronavirus, anunciaron las autoridades.

El capitán de la embarcación Braemar de la naviera Fred Olson Cruise Lines, con casi 1,500 personas a bordo, informó que cuatro filipinos, dos ciudadanos británicos y dos estadounidenses estaban bajo observación médica después de mostrar síntomas que pudieran estar relacionados con la enfermedad COVID-19, como fiebre, tos o dificultad para respirar, según una declaración conjunta del Ministerio de Salud Pública y la Autoridad Portuaria de Dominicana.

Previamente, Fred Olsen Cruise Lines dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que había "un pequeño número de casos similares a la gripe a bordo" y el equipo médico informa que sienten mejor. Ningún pasajero o tripulante han mostrando síntomas que se consideran consistentes con los del coronavirus ".

Agregó que estaba "esperando consejos sobre los próximos pasos" a seguir y "estamos en conversaciones con las autoridades pertinentes de las islas cercanas del Caribe, así como con una serie de aerolíneas, para permitir a nuestros huéspedes desembarcar y asegurar el viaje para que puedan regresar a casa".

"Es nuestra opinión que esta es una reacción exagerada de la República Dominicana", dijo Fred. Olsen en la declaración escrita.

El ministro de salud pública de la República Dominicana, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo que el barco ya había sido rechazado en otro puerto, que no especificó.

Mientras tanto, los miles de pasajeros varados durante horas en un crucero en la isla de Cozumel en México desembarcaron después de que las autoridades del estado mexicano de Quintana-Roo les dieran vía libre tras descartarse que hubiera casos de personas contagiadas por el coronavirus a bordo, según la naviera propietaria del crucero. 

La responsable de salud del estado tuiteó en la noche del jueves que a bordo solo se detectaron dos casos de influenza estacional.

“MSC Cruises ha recibido la confirmación oficial de las autoridades de salud mexicanas, después de las pruebas realizadas a lo largo de la noche, de que dos personas a bordo del Meraviglia en Cozumel solo tienen influenza estacional”, dice un tuit publicado por la compañía propietaria del barco a última hora de este jueves. "El navío ha sido autorizado para el desembarco", agrega la nota.

El crucero Meraviglia atracó en Cozumel en la mañana de este jueves tras ser rechazado por las autoridades de Jamaica y de las Islas Caimán ante la sospecha de que a bordo hubiera una persona contagiada con el virus que está generando una alerta internacional tras ser detectado por primera vez en China a finales de 2019. 

El barco ya había estacionado cerca de la isla en la noche del miércoles: MSC dijo que eso se debió a que las condiciones de los vientos no permitían un atraque seguro, mientras que las autoridades de Quintana-Roo aseguraron que iban a hacer pruebas médicas a bordo antes de autorizar la salida de los pasajeros, también con la intención de tranquilizar a algunos residentes locales asustados ante la posibilidad de ser contagiados. 

Para los pasajeros a bordo del navío la del jueves no fue la típica jornada de disfrute a bordo del crucero. “Nos sentimos muy incómodos, muy molestos, de que en nuestro país no nos dejen bajar”, reprochó el mexicano Eder Ortiz en conversación con Noticias Telemundo

A las 21.30 de la noche del jueves, hora local, la secretaria de salud de Quintana-Roo, Alejandra Aguirre, tuiteó: “Las pruebas de laboratorio realizadas a dos pasajeros del crucero en Cozumel confirmaron Influenza. Esta es una enfermedad viral común en todo México. Las acciones de sanidad confirman la solidez del sistema de vigilancia epidemiológica”.

Poco después, Ortiz posteó en Twitter un video en el que se puede escuchar un mensaje difundido por los altavoces del barco donde se indica la salida para desembarcar del crucero: “se encuentra en la cubierta número 4”. 

Y los pasajeros de un tercer crucero podrán desembarcar libremente este viernes después de que las autoridades de Barbados descartaran el contagio por coronavirus de dos personas a bordo de la embarcación Carnival Fascination con síntomas de la enfermedad que atracó en ese territorio caribeño.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, subió en la noche de este jueves al Carnival Fascination para confirmar que ninguna de las dos personas había contraído la enfermedad, tras los análisis llevados a cabo por las autoridades de salud.

"Han sido 24 largas horas y apreciamos la espera de todos mientras se preguntaban qué estaba pasando", señaló Mottley en un breve discurso a bordo del crucero ante miles de personas que aplaudieron la noticia.

"Tenemos preocupación sobre cómo se sienten, razón por la que quise embarcar para decirles que todo está bien, después de colaborar junto a Carnival en el interés de todos los pasajeros y la tripulación", destacó la primera ministra.

Medios regionales informaron que un miembro de la tripulación presentó síntomas de coronavirus, al que después se sumó otra persona a bordo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportaba este viernes más de 83,000 casos del coronavirus Covid-19, una nueva cepa detectada este año, y hasta el momento más de 2,800 personas han fallecido. Hasta ahora, la mayoría de las personas se ha recuperado sin necesidad de tratamiento especial, según la OMS.

El temor al virus provocó este jueves la peor caída de la Bolsa De Nueva York desde la crisis financiera de 2008.