“Nunca volverán con sus familias”. Un empleado de la cervecera Molson Coors mata a cinco compañeros de trabajo en Milwaukee

El hombre murió después presuntamente por suicidio, según la policía, que no ha indicado todavía las identidades de sospechoso y víctimas ni una posible motivación.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Noticias Telemundo

Tristeza y estupor acompañaban este miércoles por la noche a los trabajadores de la cervecera Molson Coors en Milwaukee, Wisconsin. Entre ellos, algunos aún no se podían creer lo que había ocurrido en las horas anteriores, cuando un empleado de la fábrica mató a tiros a cinco compañeros de trabajo en la sede de la empresa, según la policía. Posteriormente, el hombre fue hallado muerto tras haberse aparentemente quitado la vida, agregaron los investigadores. 

El presunto autor de este dramático gesto no ha sido todavía identificado oficialmente. La policía de Milwaukee, sin embargo, aseguró que tenía 51 años. 

Justo después de las 2 pm, hora local, agentes respondieron a varias llamadas de emergencias que reportaron disparos procedentes desde dentro del complejo de Molson Coors, una de las cerveceras más grandes de Estados Unidos, en la ciudad. 

Tras acudir a la escena del crimen, localizaron a seis personas muertas, incluido el sospechoso, según una nota de la policía. Las autoridades no han identificado todavía tampoco a las víctimas del tiroteo, y dijeron que no lo harían antes de que los familiares de todas ellas fueran notificadas.

Los investigadores no han indicado de momento una motivación plausible por este acto de violencia, el tiroteo más grave en Milwaukee desde 2012, cuando un supremacista blanco mató a seis personas en un templo sij, utilizado por los seguidores de una religión con origen en la India, antes de resultar herido en un enfrentamiento con la policía y después suicidarse. 

“Hubo cinco personas que fueron a trabajar hoy, al igual que todos van a trabajar, y pensaron que iban a ir a trabajar, terminar su día y regresar con sus familias. No lo hicieron, y trágicamente nunca lo harán", dijo este miércoles el alcalde de Milwaukee, Tom Barrett.

“Hemos perdido a cinco miembros de nuestra familia”, afirmó en un comunicado el CEO de Molson Coors, Gavin Hattersley. “No hay palabras para expresar la tristeza profunda que muchos de nosotros sentimos en este momento”, agregó.

Los agentes trabajaron durante horas para poner bajo condiciones de seguridad los más de 20 edificios del complejo de Molson Coors, en el que trabajan más de 1,000 personas entre directivos, operarios y otros cargos, reporta la agencia de noticias The Associated Press. En las últimas horas de la noche los trabajadores que se encontraban dentro de la sede la empresa obtuvieron así permiso para salir y regresar a casa. 

Algunos se reunieron en un bar cercano para hablar de lo ocurrido. “Todos somos una familia. Trabajamos muchas horas juntos, así que estamos muy tristes", dijo Selena Curka, una empleada de la cervecera que no pudo comenzar su turno porque la empresa había sido cerrada tras el tiroteo. 

"Es extraño, porque hay nueve posibilidades sobre diez de que puedes conocer al tirador", dijo Thomas Milner, otro empleado de Molson Coors. 

Lasonya Ragdales, una empleada de la compañía cervecera que estaba mandando mensajes de texto desde el interior del edificio a su esposo, James Boyles, dijo que había un atacante armado y que estaba encerrada en una habitación con un grupo de compañeros de trabajo, reportó el diario Milwaukee Journal Sentinel.

Molson adquirió la cervecera Miller Coors en 2016 y anunció el año pasado que cambiaría el nombre de la marca a Molson Coors. El cambio también fue parte de una reestructuración corporativa que transfirió cientos de empleos de Denver a Milwaukee, en una medida de reducción de costos, reportó NBC.

El presidente, Donald Trump, se refirió a lo ocurrido en Milwaukee antes de hablar este miércoles en la Casa Blanca sobre los esfuerzos de su administración para combatir el coronavirus. "Es algo terrible, algo terrible", afirmó al expresar su pésame a los familiares de las víctimas.

Editado por Francesco Rodella con información de AP.