Trump insiste en que el coronavirus representa un "riesgo bajo" para EE.UU. y designa a Pence para liderar la respuesta

El presidente anunció en rueda de prensa este miércoles por la noche que designará al vicepresidente Mike Pence para liderar la respuesta de su administración ante el brote, que se ha extendido a 26 países, dejando más de 80,000 personas contagiadas. 

El riesgo ante el brote de coronavirus originado en China y que ha causado la muerte de 2,700 personas a nivel internacional "es muy bajo" para Estados Unidos, dijo el presidente Donald Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca este miércoles por la tarde.

Rodeado de especialistas de la máxima institución sanitaria del país, los Centros de Control para las Enfermedades (CDC), el presidente aseguró que los pacientes contagiados con el virus "se están recuperando en la mayoría de los casos" y que la "vacuna vendrá muy rápido". Uno de ellos sí está "muy enfermo", aclaró. 

También anunció que designará al viceprecidente Mike Pence para liderar la respuesta de su administración ante el brote, que se ha extendido a 26 países, dejando más de 80,000 personas contagiadas. 

El martes el presidente aseguró durante un viaje a India que su administración tiene el virus “muy bien controlado”. Ese mismo día los CDC advirtieron que el país debía prepararse para enfrentar una potencial propagación.

"No importa lo que pase", dijo Trump este miércoles. "Estamos completamente preparados". 

La Casa Blanca solicitó un fondo de más de US$2,000 millones para el desarrollo de una vacuna y la compra de equipos y útiles sanitarios. Sin embargo, un grupo de legisladores en el Capitolio liderados por Chuck Schumer consideran que la cantidad se queda por debajo de lo necesario y están solicitando US$8,500 millones para responder a nivel federal, estatal y local. En la conferencia Trump dijo que no tiene problemas con gastar más dinero en enfrentar el problema.

El primer caso de coronavirus en Estados Unidos se registró a finales de enero cerca de Seattle: un hombre de unos 30 años que había regresado de visitar la región china de Wuhan, donde se generó el brote en diciembre.

Aún no se tiene una vacuna para el virus y las autoridades sanitarias han advertido que no estará lista pronto. Anthony Fauci, jefe de enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), advirtió a los periodistas que, en el mejor de los casos, "estamos hablando de un año a un año y medio" antes de que cualquier vacuna esté lista para su uso generalizado”.

Fauci dijo que aunque solo se han reportado pocos casos en Estados Unidos, "debemos ser capaces de pensar en cómo responderemos a una pandemia".

Este miércoles el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, anunció que aunque en ese estado no hay casos reportados solicitará una ayuda federal de US$40 millones, para que las autoridades sanitarias se preparen, contraten más personal y compren suplementos como mascarillas protectoras y guantes.  

Críticas a Trump por el despedir funcionarios de salud 

La conferencia llega solo días después de que el mandatario desestimara la peligrosidad del nuevo coronaviruse y fuera duramente criticado por sus adversarios.

En 2018 Trump redujo el presupuesto para emergencias de salud, causando el despido masivo de los empleados asignados a estas contingencias en la Casa Blanca.

Los senadores demócratas Amy Klobuchar y Bernie Sanders arremetieron contra el mandatario este martes durante el décimo debate del Partido Demócrata en Carolina del Sur.

"En la Casa Blanca actualmente tenemos un autoproclamado "gran genio", dijo Sanders. “Y este gran genio nos ha dicho que el coronavirus terminará en dos meses. Abril es la fecha mágica que este gran científico que tenemos en la Casa Blanca ha determinado", recalcó irónicamente.

Los demócratas también señalaron a Trump por “recortar” el presupuesto de los CDC. Trump respondió a las críticas en una serie de tuits durante el debate, diciendo que tanto los estos organismos como su administración han hecho un “gran trabajo” en el manejo del brote. Una de las acciones que tomó, dijo, fue el cierre temprano de las fronteras a los visitantes de algunas partes del mundo. 

“Si el virus desapareciera mañana, dirían que hicimos un trabajo muy malo e incluso incompetente”, escribió y se vanaglorió de que “hasta ahora, por cierto, no hemos tenido una sola muerte”.

Lee también: 

El coronavirus llega a América Latina mientras Trump culpa a los medios de propagar el miedo

El primer soldado estadounidense en contagiarse del coronavirus está en una base en Corea del Sur