Vanessa Bryant demanda por muerte injusta a la empresa operadora del helicóptero en el que murió su marido Kobe y su hija Gianna

El documento legal acusa al piloto Ara George Zobayan de fallar en la evaluación de las condiciones climáticas antes de comenzar el fatídico vuelo.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Vanessa Bryant interpuso este lunes una demanda por muerte injusta en contra de la empresa Island Express Helicopters, por el accidente donde murió su marido Kobe Bryant y a su hija de 13 años, Gianna, el pasado 26 de enero en Los Ángeles.

La demanda de 72 páginas acusa a la compañía de permitir que uno de sus helicópteros, un Sikorsky S-76B, volara cuando las condiciones para hacerlo no eran las más seguras, según informó NBC News.

La compañía y el piloto del helicóptero, Ara George Zobayan, tenían el "deber de usar ese grado de atención que un piloto ordinariamente cuidadoso y prudente usaría en las mismas o similares circunstancias", dice la demanda.

La acusación también recae sobre el piloto, Ara George Zobayan, quien según el documento tenía “el deber de usar el grado de cuidado que cualquier piloto prudente y cuidadoso hubiera usado bajo las mismas o similares circunstancias”.

En vez de eso, dice el texto, el piloto falló en evaluar los datos del clima antes de comenzar el vuelo que minutos más tarde cayó en una ladera de un cerro en el sector de Calabasas.

Aunque las causas del accidente siguen bajo investigación, la neblina ese día era densa en la zona, al punto que el Departamento de Policía de Los Ángeles había decidido no operar sus helicópteros. 

Un informe preliminar de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), descartó que la aeronave sufriera una falla de motor que provocara la tragedia, en la que además de Kobe y su hija murieron otras siete personas.

Zobayan fue amonestado hace cinco años por volar sin permiso en un espacio aéreo con poca visibilidad, según un registro de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, en inglés).

La demanda fue presentada antes del homenaje a Kobe Bryant en el Staples Center, donde juegan de local Los Ángeles Lakers, y hasta donde han llegado miles de fanáticos y leyendas de la NBA a despedir al talentoso atleta. “Es una celebración a la vida”, lo describió Vanessa Bryant.

La fecha elegida para la celeremonia, este 24 de febrero (2/24), es simbólica: Kobe Bryant llevaba en su camiseta de los Lakers el número 24 durante su segunda parte de la carrera, y Gianna, su hija de 13 años, que también era basquetbolista, el número 2.

"Dios sabe que no podían estar en esta Tierra el uno sin el otro", dijo Vanessa, tratando de controlar las lágrimas en su primera aparición pública desde el accidente. "Que ambos descansen en paz y se diviertan en el cielo... hasta que nos volvamos a reunir algún día".

Entre los asistentes destacan Earvin Magic Johnson, Michael Jordan, Shaquille O'Neal, Pau Gasol y Jerry West, quien como gerente de Los Lakers contrató a Bryant en 1996.

También asistieron Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, Phil Jackson, Elgin Baylor, Tim Duncan, Dwyane Wade, Tony Parker, Gregg Popovich, Doc Rivers, Steph Curry, James Harden, Byron Scott, Lamar Odom, Vlade Divac, Devin Booker y el comisionado de la NBA Adam Silver.

Solo algunos afortunados fanáticos pudieron comprar un boleto para la celebración, cuyos tickets valían entre 24 y 224 dólares, también como homenaje a Bryant y su hija.

El dinero recaudado será donado a la Mamba and Mambacita Sports Foundation.