Duras críticas contra Bernie Sanders por defender que "no todo" lo que hizo Castro fue "malo"

El senador defiende el programa de alfabetización de Castro: “Nos oponemos mucho a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero es injusto decir que todo es malo”.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El senador Bernie Sanders, quien lidera la carrera por la nominación presidencial demócrata, afirmó este domingo que “es injusto decir simplemente que todo está mal” con la forma en que Fidel Castro gobernó Cuba.

“Nos oponemos mucho a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero es injusto decir que todo es malo”, aseguró el senador independiente de Vermont durante una entrevista con el periodista Anderson Cooper en el programa 60 Minutes de CBS.

“Cuando Fidel Castro llegó al cargo, ¿sabes lo que hizo? Tenía un programa de alfabetización masivo. ¿Es algo malo? ¿Aunque lo hiciera Fidel Castro?”, dijo.

Castro lanzó una campaña de alfabetización masiva entre agosto de 1960 y diciembre de 1961 para enseñar a leer y escribir a unos 3,000 cubanos, sobre todo en zonas rurales y remotas. Miles de maestros voluntarios fueron reclutados para la tarea, incluidos algunos menores de edad.

Cooper cuestionó a Sanders sobre sus declaraciones en la década de 1980, cuando el senador afirmó que el pueblo cubano no se había rebelado contra Castro debido al sistema de salud y educación de la isla caribeña.

Castro gobernó Cuba 47 años de forma autoritaria entre 1959 y 2006, cuando cedió el poder a su hermano Raúl tras enfermar. Falleció en 2016, a los 90 años.

Cuando Cooper señaló que “hay muchos disidentes encarcelados en Cuba”, Sanders respondió: “Es cierto. Y lo condenamos”.

La semana pasada, en una entrevista con Noticias Telemundo, el senador dijo que “por supuesto” que en Cuba, Venezuela y Nicaragua hay “sociedades autoritarias”, y puntualizó que “por supuesto que Maduro es un dictador. Y está tratando de suprimir los movimientos democráticos”.

Sanders define sus políticas como socialdemócratas, es decir, similares al sistema político en países como Canadá, Francia o Suecia, que son países demócratas en los que el estado asegura sanidad y educación públicas, entre otros servicios sustentados con impuestos. Sin embargo, su ideología aparece resumida en Estados Unidos como “socialista”, lo que parece emparentarle con países en los que esta etiqueta va a aparejada con regímenes autoritarios de índole comunista, como la Unión Soviética, China, Cuba o Corea del Norte.

Sobre este último país, y su dictador, el domingo dijo: “A diferencia de Donald Trump, seamos claros, no creo que Kim Jong-un sea un buen amigo”. Y añadió, al respecto de Rusia: “No intercambio cartas de amor con un dictador asesino. Vladimir Putin, no es un gran amigo mío”.

 Duras críticas entre congresistas demócratas de Florida

Las declaraciones de Sanders sobre Cuba han provocado en cualquier caso fuertes críticas, incluso entre demócratas moderados, quienes consideran disminuye las posibilidades de que el partido gane Florida, el estado con mayor número de votantes de origen cubano, venezolano y nicaragüense en toda la nación.

Sanders se impuso en el caucus celebrado este sábado en Nevada, y lo hizo con el apoyo mayoritario del voto latino. 

La congresista demócrata Donna Shalala tuiteó: "Espero que en el futuro, el senador Sanders tome tiempo para hablar con algunos de mis electores antes de que decida cantar el alabanzas de un tirano asesino como Fidel Castro".

Su colega Debbie Mucarsel-Powell dijo en esa misma red social: “Como el primer miembro del Congreso de inmigrantes sudamericanos que representa con orgullo a miles de cubanoamericanos, los comentarios del senador Bernie Sanders sobre la Cuba de Castro son absolutamente inaceptables”.

El senador republicano por Florida Marco Rubio dijo: “El probable candidato demócrata alabó los supuestos 'logros' del régimen de Castro. Y se equivoca acerca de por qué la gente no derrocó a Castro. No es porque "él educó a sus hijos, les dio atención médica", sino porque sus oponentes fueron encarcelados, asesinados o exiliados”.

Y el senador republicano por Texas Ted Cruz comentó por su parte: “Realmente hace una diferencia cuando los que asesinas en el pelotón de fusilamiento pueden leer y escribir”.

Las declaraciones de Sanders también generaron críticas en otros sectores de la sociedad estadounidense. La académica Catherine Prendergast, historiadora sobre el analfabetismo, dijo que “el elogio de Sanders del programa de alfabetización de Castro es otro ejemplo de lo que Graff llama 'el mito de la alfabetización'. La noción de que al dar alfabetización a las personas se les da igualdad de oportunidades es una gran tontería”.

"Más que la atención sanitaria universal, las campañas de alfabetización pueden funcionar como un mecanismo de control social, o asegurar y extender el alcance y la ideología del régimen", comentó.

 (Editado por Ivette Leyva)

Décimo debate demócrata. Getty Images