La costosa Universidad del Sur de California ofrecerá la matrícula gratis a estudiantes de familias con bajos ingresos

No se tomará en cuenta si la familia del solicitante es propietario o no de una vivienda a la hora de calcular la ayuda financiera
Universidad del Sur de California en una imagen de archivo.
Universidad del Sur de California en una imagen de archivo.Agencias

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Noticias Telemundo

Estudiantes de familias con un ingreso anual inferior a los 80,000 dólares que sean propietarias o no de una vivienda podrán difrutar de matrícula gratuita en la Universidad del Sur de California (USC, por sus siglas en inglés), anunció este jueves su presidenta, Carol L. Folt.

"Estamos abriendo más la puerta para hacer posible una educación en la USC para estudiantes talentosos de todos los ámbitos de la vida", dijo Folt.

El nuevo programa se implementará de forma gradual cuando estudiantes de primer año que sean aceptados en la costosa universidad privada de Los Ángeles ingresen a partir del otoño de 2020 y la primavera de 2021, según USD.

Los universitarios que sean elegiles recibirán hasta 45,000 dólares en ayuda financiera, informa la página de web de la universidad podrá asistir económicamente a estudiantes latinos de familias de escasos recursos que viven en el sur de California. Tan solo en Los Ángeles, la población hispana sobrepasa los 6 millones.

También incrementará la ayuda para el alumnado en más de 30 millones de dólares anuales, que se sumarán a los 640 millones que ya aporta para estudiantes de bajos recursos, lo que permitirá que cuando la inciativa haya sido implementada en su totalidad permitirá brindar asistencia financiera a más de 4,000 estudiantes cada año. 

En la actualidad, dos de cada tres estudiantes reciben algún tipo de asistencia financiera en USD, donde una matrícula de pregrado en USC cuesta entre 57,256 y 77,459 dólares contando las tarifas, material universitario, vivienda y transporte.

Uno de los pilares importantes del nuevo programa es que no se tome en cuenta si las familias de los solicitantes son propietarios o no de una vivienda a la hora de calcular la ayuda, un factor que sí cuenta en muchas otras universidad del país que estiman que tener un hogar propio tiene un alto valor en comparación con el ingreso anual, lo que se traduce en otorgar al estudiante una menor asistencia financiera.

Por ejemplo, la Universidad de Stanford también ha eliminado el valor acumulado de la vivienda cuando evalúa los cálculos de ayuda financiera.

El periódico Los Angeles Times comparó las nuevas políticas de la USC con las de la Universidad de California, reconocida por conceder una generosa ayuda financiera entre un gran número de estudiantes de bajos ingresos.

Los estudiantes transferidos a USC desde otras universidad no serán elegibles dentro de la nueva iniciativa, aunque sí se podrán beneficiar de otros programas de asistencia financiera.

USC atrae a decenas de miles de solicitantes cada año. En 2018, se registró un récord de 64,000 personas y solo ingresaron alrededor de 8,200, que supone una tasa acceso del 11%.

"Este importante paso que estamos dando hoy no es el final de nuestro viaje económico", precisó Folt. "Estamos comprometidos a aumentar el número de estudiantes innovadores, líderes y creadores en USC, independientemente de sus circunstancias financieras. Invertir en el talento y la diversidad de nuestro alumnado es esencial para nuestra misión educativa".

La lidia con los escándalos en USC

Folt se convirtio en presidenta de USC el año pasado cuando la universidad lidió con una serie de escándalos, incluido el caso de sobornos para que alumnos de familia adineradas fueran admitidos.

Sobre ese último caso, la respuesta de la USC fue distanciarse rápidamente de los empleados que supuestamente estuvieron involucrados, trataron de reforzar la confianza en sus sistemas de admisión y de identificar las donaciones que pudieran estar involucradas. Dos empleados de USC asociados con el escándalo fueron despedidos.

Ese escándalo siguió a las acusaciones de que la escuela ignoró las quejas de mala conducta sexual generalizada por parte de un ginecólogo del campus y una investigación sobre un decano de la escuela de medicina acusado de fumar metanfetamina con una mujer que sufrió una sobredosis.

Editado por Olga Luna con información de AP

Lea también: 

¿Efecto Trump? Se matriculan menos estudiantes extranjeros en EEUU

Tribunal de Arizona niega a dreamers pagar matrículas como residentes del estado