Trump busca una reforma migratoria para traer más trabajadores temporales que enfurece a su base electoral

La propuesta agrada a la comunidad empresarial, que enfrenta escasez de mano de obra. Pero tiene el potencial de confrontar al presidente con muchos de sus partidarios que están en contra de la inmigración.
Trabajadoras de la construcción inmigrantes en Nueva York
Fotografía de archivo de trabajadoras de la construcción inmigrantes en Nueva York, en marzo de 2019.AP / Mark Lennihan

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Funcionarios de la Casa Blanca han estado en negociaciones con senadores con miras a una reforma migratoria que permita crear nuevas categorías de visas para trabajadores temporales o aumentar los tiempos de estadía para estos trabajadores, entre otros posibles cambios, según reporta este jueves Politico.

La propuesta agrada a la comunidad empresarial, que enfrenta la escasez de mano de obra en industrias como la construcción y la agricultura. Pero tiene el potencial de confrontar al presidente, Donald Trump, con sus partidarios que buscan restringir la llegada de inmigrantes.

Un funcionario de la Casa Blanca consultado por el medio citado confirmó los esfuerzos de la administración por concertar la reforma y dijo que se trata de un intento por conseguir cambios moderados en el sistema de inmigración.

Grupos empresariales han cabildeado a favor de un sistema que facilite la integración de más trabajadores extranjeros, según la a cadena de radio pública NPR. Alrededor del 80% de las empresas constructoras han tenido problemas durante el último año para contratar nuevos trabajadores, según un sondeo reciente de la Asociación General de Contratistas de América.

El campo enfrenta una situación similar. De los más de 2.1 millones de personas que trabajan en la agricultura en Estados Unidos, el 15% son inmigrantes indocumentados, 325,000 en total. Y 260,000 son trabajadores temporales que dependen del programa de visas H-2A. Pero este programa no cubre los sectores agrícolas que requieren de mano de obra todo el año, como los productores lácteos.

El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, que presionó para que se realicen cambios en los programas de trabajadores temporales, ha participado en las conversaciones, según Politico. La asesora principal de Perdue, Kristi Boswell, fue enviada a la Casa Blanca para trabajar en inmigración.

Para el ala más conservadora que apoya al presidente el proyecto de ley es una afrenta.

"No puedo entender por qué algunos senadores republicanos y funcionarios de la Administración están instando al presidente Trump a adoptar una expansión de trabajadores temporales en un año electoral, o peor aún: un proyecto de ley de amnistía agrícola elaborado por un ‘gerente’ del juicio político", dijo a político RJ Hauman, director de relaciones gubernamentales de la Federación para la Reforma de Inmigración, que busca reducir el número de inmigrantes en el país.

Recientemente, la Cámara de Representantes aprobó con apoyo bipartidista un proyecto de ley para conceder un estatus legal y un camino a la ciudadanía a miles de inmigrantes indocumentados que laboran en el sector agrario. La propuesta ahora tendrá que ser discutida en el Senado, aprobada allí y luego enviada al presidente para su firma antes de que pueda entrar en vigor.

Las pláticas de la Administración con los senadores para la reforma de las visas de los trabajadores temporales iniciaron precisamente después del acuerdo bipartidista en la Cámara de Representantes del pasado 11 de diciembre, reportó Politico.

Mientras tanto, Trump se ha declarado a favor de restringir la inmigración.

"El sistema está lleno. Miro a los que piden asilo y veo que son miembros de bandas criminales, tienen abogados que los saludan, pero son pandilleros. Dicen que temen por sus vidas pero ellos son los que causan miedo por la vida. Es una estafa, conozco sobre engaños, acabo de pasar por uno", dijo Trump el pasado abril.

El plan de inmigración del yerno de Trump y otros intentos frustrados

Esfuerzos por alcanzar una reforma migratoria más ambiciosa han fracasado en el pasado. Jared Kushner, principal asesor y yerno del presidente, ha trabajado durante los últimos meses en un documento de 600 páginas en que propone un modelo de modelo de contratación de inmigrantes más amigable para las empresas.

Kushner trató de revivir su plan la semana pasada, pero las posibilidades de que se discuta si quiera en el Congreso todavía están por verse.

Otra propuesta demócrata para reformar el sistema de inmigración, que se presentaba como un corrector de “las injusticias raciales y antiinmigrantes” fue atacada duramente por los conservadores y Trump.

“¡No te preocupes, no va a suceder!”, dijo Trump en Twitter hace unas semanas en respuesta al comentarista ultraconservador de la cadena Fox, Tucker Carlson, quien escribió un artículo de opinión contra la propuesta demócrata.

La medida ha sido bautizada Nuevo camino adelante y está respaldada por 43 congresistas demócratas, entre ellos Alexandria Ocasio-Cortez, Jesús García, Rashida Tlaib, Ilhan Omar y Verónica Escobar.

Este proyecto todavía debe ser aprobado por el pleno de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. Pero tiene pocas posibilidades de ser validado en el Senado y luego de ser firmado por Trump.

Después de darse a conocer una versión de la reforma migratoria de Kushner en mayo del año pasado, los demócratas también se apresuraron a condenar el plan.

Aquella propuesta buscaba reforzar la seguridad fronteriza mediante el uso de alta tecnología, consolidar el proceso de detenciones y establecer un sistema de visas con base en el “mérito” de los solicitantes, según fuentes legislativas republicanas.

Los demócratas criticaron en aquel entonces que el plan no incluía propuestas para resolver la situación de los 11 millones de indocumentados, ningún programa de trabajadores temporales, ni la prioridad de la Administración de reformar el proceso de asilo.

En junio de 2018, el Congreso rechazó otro plan de Trump para reformar el sistema migratorio, incluso con el control republicano de ambas cámaras.

Ese plan incluía más de 23,000 millones de dólares para la construcción de un muro y para reforzar la vigilancia fronteriza, y permitía la legalización de los dreamers, pero suscitó críticas de demócratas y grupos afines, que acusaron a Trump de querer canjear a los soñadores por su prometido muro fronterizo. 

Lee también:

¿Busca trabajo en Estados Unidos? Compruebe si su ciudadanía le permite calificar a estas visas laborales