Los candidatos demócratas, a la caza del voto latino en Nevada entre dudas y desconfianza de los electores

Nevada tiene un electorado latino más grande y mucho más activo que Iowa y New Hampshire y ha demostrado que puede marcar la diferencia en las elecciones.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Suzanne Gamboa

LAS VEGAS - José Ramírez solía ir de puerta en puerta predicando como Testigo de Jehová. Ahora está tocando a las puertas de los latinos haciendo proselitismo para Bernie Sanders.

Es la segunda vez que trabaja en las campañas de Sanders, y ha intensificado sus esfuerzos: desde llamar por teléfono a potenciales votantes en nombre de Sanders en 2016 hasta recorrer cuadras en el este de Las Vegas, con gran población latina.

"No dejaré pasar ninguna oportunidad en la que pueda ayudar a elegir a Bernie", dijo Ramírez.

La votación anticipada comenzó el sábado en Nevada antes del caucus del estado el 22 de febrero, que dará a los demócratas la primera retroalimentación sustancial sobre las preferencias de los votantes latinos entre sus candidatos presidenciales. 

Una encuesta exclusiva de Telemundo dice que el voto de los hispanos demócratas en el caucus está dividido por un pequeño margen entre el exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders

Aunque los latinos votaron en Iowa y New Hampshire y se hicieron esfuerzos para aumentar su participación, Nevada tiene un electorado hispano más grande y mucho más activo.

El estado se ha convertido en una parte clave del proceso demócrata, no solo por ser el primer caucus en el Oeste, sino también al mostrar cómo los demócratas pueden ganar buscando los votos latinos.

En 2010, el ex senador demócrata Harry Reid ganó una dura carrera por su reelección al apoyar la legislación migratoria y aumentar el apoyo hispano.

Kevin Muñoz, portavoz del ex vicepresidente Joe Biden en Nevada, dijo que los latinos fueron decisivos en la elección de la senadora demócrata Jackie Rosen en Nevada en 2018 sobre el titular republicano Dean Heller.

Muñoz, que es mexicoamericano, cree que las elecciones de 2020 son "profundamente personales" para muchos en la comunidad. "Donald Trump comenzó esto sobre las espaldas de los latinos", dijo, refiriéndose al discurso de campaña inicial del presidente que insultó a los mexicanos y a México.

"Yo, como muchos otros, sabía que teníamos que hacer nuestra parte y asegurarnos de que el candidato mejor posicionado para ganar, ganara", dijo, y agregó que siente que Biden tiene el historial "de lo que se puede lograr" como vicepresidente de Barack Obama y tendrá apoyo hispano.

Los latinos son casi un tercio —29 %— de la población de Nevada y casi el 20 % de los 2.07 millones de votantes registrados en el estado, según el Centro de Investigación Pew.

En 2016, alrededor de 84,000 personas participaron en las primarias del estado. Según la encuesta de salida de NBC News, el 19 % de todos los votantes en los caucus demócratas, ganados por Hillary Clinton, eran latinos.

Sindicalistas emiten votos anticipados

El sábado se formó una fila temprano para la votación anticipada en el caucus en el edificio del Sindicato de Trabajadores Culinarios en el este de Las Vegas. Este es el primer año de Nevada que permite la votación anticipada, que continúa hasta el martes.

El sindicato, cuya membresía en todo el estado es un 54 % latino, no respaldó a un candidato, pero criticó las propuestas de "Medicare para todos", advirtiendo a sus miembros que perderían sus generosos paquetes de seguro de salud.

Vicki Loreto-Zaragoza y su hijo Alberto/Suzanne Gamboa, NBC NewsSuzanne Gamboa, NBC News

Eso preocupaba a Vicki Loreto-Zaragoza, de 31 años, empleada de limpieza del hotel y casino Park MGM. Su póliza de seguro a través del sindicato cubre a toda su familia.

"Hacemos un trabajo muy duro, y no es justo que un presidente entre y diga que quiere cambiar el seguro por lo que él quiere y sabemos lo que queremos y merecemos", afirmó.

Loreto-Zaragoza, quien llevó a su hijo Alberto, de 13 años, para que él pudiera ver el proceso, dijo que se reuniría con Tom Steyer. También comentó que conocía a trabajadores que también planeaban votar por él porque estaban preocupados por su seguro de salud si Sanders ganaba.

Ella sería reacia a apoyar a Sanders, el senador independiente de Vermont, si se convertía en el candidato. Pero contra Trump, "probablemente no haya otra opción", dijo.

La sindicalista Alina Quintana, de 68 años y residente en Las Vegas, se presentó en el sitio de votación anticipada con una mano hinchada. Le había caído una pieza de una maquinaria en el Tropicana, donde labora como ama de llaves y ha trabajado durante 32 años, dijo.

Cuando se le preguntó cómo había votado, desdobló un pequeño trozo de papel en el que había escrito "Joe Biden" y debajo "Tom Steyer". "Así no olvido el nombre", comentó.

"Dicen que son buenos. Ya veremos", dijo Quintana, quien agregó que los había visto en la televisión.

Candidatos a la caza del voto latino

Los mariachis contratados por la campaña de Tom Steyer tocan afuera del edificio del Sindicato de Trabajadores Culinarios el sábado, donde la votación temprana se llevó a cabo hasta el martes/Suzanne Gamboa, NBC NewsSuzanne Gamboa, NBC News

El sábado, en una aparición en el lugar de la votación, Steyer se detuvo para comerse un taco de un camión de comida estacionado cerca de donde tocaba una banda de mariachis que se ha estado presentando en su campaña.

El jueves, Steyer, Pete Buttigieg y la senadora por Minnesota Amy Klobuchar subieron al escenario en un ayuntamiento en el sur de Nevada que había sido organizado por la United Latin American Citizens, la organización latina de derechos civiles más antigua del país.

Allí, Buttigieg atacó a Sanders y se alineó con el sindicato y su enfoque en preservar el seguro de salud de sus miembros.

"Este es un ejemplo en el que se manifiesta esa política de “conmigo o contra mí”, que sugiere que si no estás de mi parte debes estar en mi contra", dijo Buttigieg.

El candidato presidencial demócrata Pete Buttigieg participa en un foro de LULAC en el College of Southern Nevada el 13 de febrero de 2020 en Las Vegas. Alex Wong / Getty ImagesAlex Wong / Getty Images

“Si no estás dispuesto a hacer la revolución, entonces estás al servicio del status quo", agregó, en referencia a que Sanders ha llamado “revolución” a su campaña.

Sin embargo, aunque los cuidados médicos eran el foco de atención de los miembros del sindicato, María Pulido, de 27 años, una activista comunitaria proveniente de Reno, dijo que se había estado preguntando a quién darle su apoyo ahora que el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, se retiró.

"Los candidatos que quedan son blancos y no tienen una buena comprensión de cómo abordar y hablar sobre temas raciales”, opinó Pulido.

Para esta mujer, la senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, es probablemente su candidata número uno, ya que recibe el apoyo de Castro. Pulido cree que Sanders parecía estar penetrando más en su comunidad, pero que no lo apoya porque él “la idea de la raza la reduce a clases”.

Alex Simpson, profesor adjunto de oratoria en el College of Southern, en Nevada, también planeaba apoyar a Warren y votaría de manera anticipada.

Simpson narró que Warren lo impresionó cuando echó a andar la Oficina de Protección Financiera del Consumidor para supervisar a la industria financiera durante la gran recesión de 2008. Los latinos en Nevada estuvieron entre los más afectados a nivel nacional durante la recesión debido a la profunda crisis de vivienda en ese estado.

El noveno debate demócrata en Las Vegas.AFP via Getty Images