México se estremece por un nuevo feminicidio: Fátima, de 7 años, fue violada y torturada

La noticia del asesinato de la niña surgió tras protestas que exigen acciones para reducir la violencia contra las mujeres y niñas en el país. El presidente solo dijo que la solución es "fortalecer valores".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Marina E. Franco

Fátima Aldrighetti tenía 7 años cuando fue reportada desaparecida hace unos días: su familia alertó que una persona desconocida la había sacado de la escuela. Este domingo, Fátima fue encontrada muerta, con señas de tortura y violencia sexual, y parte de sus restos estaban en una bolsa de plástico, dijo su familia.

El brutal asesinato de la niña en Ciudad de México ha desatado el grito #JusticiaParaFátima, especialmente porque sucede en un contexto de creciente violencia hacia las mujeres en todo el país y de fuertes movilizaciones por el tema.

El gobierno capitalino de Claudia Shainbaum repudió el hecho como "indignante y aberrante", mientras que la fiscalía local dijo que se está investigando como caso de feminicidio.

Familiares de Fátima dieron a conocer los detalles en redes sociales, donde exigieron una reacción por parte del gobierno.

{iframely-embed-html}

El anuncio de que Fátima fue asesinada tan violentamente se dio exactamente una semana después de que se divulgara otro caso de feminicidio cruento en el país; de Ingrid Escamilla, joven que fue acuchillada y desollada. Su pareja fue detenida como presunto responsable y se filtró un video en el que parece admitir el hecho ante policías.

Y lo sucedido con Ingrid pasó apenas semanas después de otro feminicidio, de Abril Sagaón. Ella había denunciado a su exesposo por tentativa de homicidio, pero aun así el hombre, ahora prófugo, salió de prisión por la orden de jueces que están siendo investigados por posible corrupción.

"Exigimos justicia para Fátima", se lee en las paredes de la casa de María Magdalena Othon, la madre de la niña de 7 años asesinada. Allí se llevó a cabo su funeral este lunes, en Tláhuac, en la Ciudad de México.Pedro Pardo / AFP via Getty Images

Esos dos casos recientes a miles de mujeres a movilizarse el viernes 14 de febrero para exigir acciones a las autoridades, y también en rechazo a tabloides que llegaron a publicar las imágenes del cuerpo vejado de Ingrid Escamilla.

Respuesta insatisfactoria de las autoridades

La indignación ha escalado este año por la percepción entre varios grupos de que el gobierno federal, que presume ser de izquierda, parece estar aminorando la importancia del tema de la violencia hacia las mujeres.

La semana pasada, tras conocerse el caso de Escamilla, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) incluso declaró que no quería que el feminicidio fuera "el tema" del día, porque consideraba que debía dársele atención a la rifa que organiza para comprar equipo médico, que escasea en centros públicos y que en realidad debería adquirirse con el presupuesto federal.

Y el viernes, después de que mujeres se manifestaron afuera de la sede del gobierno y realizaron pintas con lemas como "La indiferencia mata; AMLO cómplice". el mandatario y su gabinete movieron en redes lo que llamaron un "decálogo" de iniciativas.

El documento supuestamente enumera las grandes propuestas de las autoridades contra la violencia hacia las mujeres. Pero no contiene ninguna acción concreta, sino lugares comunes como "Se tiene que respetar a las mujeres".

Algunas activistas respondieron con su propia lista, de acciones que ha tomado el actual gobierno que perjudican a las mujeres, como la reducción del financiamiento a los albergues públicos para víctimas de violencia doméstica.

Este lunes, cuestionado sobre el caso de Fátima durante su conferencia de prensa diaria, el presidente López Obrador dijo que era "muy lamentable que esto suceda" y aseguró que se está haciendo "lo que corresponde para evitarlo".

"Vamos a estar siempre castigando feminicidios", aseguró López Obrador.

Sin embargo, de nueva cuenta no dio ningún detalle sobre qué es lo que realmente se está haciendo para evitar ni castigar esos delitos; solo recalcó que sostiene una reunión diaria del gabinete en la que se presentan datos generales sobre seguridad.

Pese a solicitudes para ahondar en el tema, López Obrador se enfocó más en la opinión de que el ascenso de toda la violencia en el país se debe a una "crisis profunda de pérdida de valores" y culpó de ello al "modelo neoliberal" de gobiernos pasados.

Expertas como Ana Pecova, del grupo para mejoras jurídicas con perspectiva de género Equis Justicia, lamentaron que esa fuera la respuesta.

Una protesta en agosto de 2019 para exigir más medidas para remediar la violencia contra las mujeres, en Ecatepec, Estado de México.AP / AP

"Ya sabemos que AMLO no es responsable de lo que pasa en los hogares. Pero la violencia contra las mujeres es un enorme problema y esperamos del gobierno, más si es de izquierda, que proponga acciones concretas para atenderlo", indicó Pecova.

"Están matando a las mujeres y él, ¿qué está haciendo?", recriminó en la misma línea a EFE la abogada Verónica Garzón, del grupo Asistencia Legal por los Derechos Humanos (AsiLegal).

El feminicidio como delito, en vilo

Hasta el momento, la acción más concreta del gobierno federal es la propuesta del fiscal de cambiar la tipificación legal de feminicidio: la intención es que deje de existir como delito aparte y sea solo un "agravante" para cualquier tipo de homicidio.

En México son asesinadas diez mujeres al día, según la ONU y la Comisión Nacional de Derechos Humanos. El año pasado, más de 1,000 de las muertes reportadas a ministerios públicos fueron archivadas como feminicidio.


Sin embargo, expertas y académicas sostienen que la cifra real es mucho mayor, pues hasta el 90% de los delitos no son reportados ante autoridades en México. Hay análisis académicos que indican que en 2019 fueron víctimas de feminicidio en realidad más de 3800 mujeres.

Un análisis reciente incluso encontró que solo 1 de cada 5 casos de feminicidio son realmente investigados como tal a nivel estatal.

El feminicidio es el asesinato de una mujer por razón de su género, que se clasifica según elementos como si hubo violencia sexual antes del homicidio o si el perpetrador tenía una relación de pareja con la mujer.