Más de 2,000 exfiscales y exfuncionarios piden la renuncia de William Barr por ceder a las presiones de Trump

Antiguos fiscales y funcionarios del Departamento de Justicia que sirvieron tanto en administraciones demócratas como republicanas pidieron la renuncia del fiscal general y llamaron a los empleados a denunciar actos indebidos de la autoridad.
William Barr
Fotografía de archivo del fiscal general, William Barr, el 10 de febrero de 2020 en Washington.AP / Susan Walsh

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Más de 2,000 exfiscales y funcionarios del Departamento de Justicia, que sirvieron durante administraciones demócratas y republicanas, pidieron este domingo la renuncia del fiscal general, William Barr, después de que éste redujera el tiempo de prisión recomendado para la sentencia de Roger Stone, exasesor y aliado del presidente, Donald Trump.

“Cada uno de nosotros condena fuertemente la interferencia del presidente Trump y del fiscal general William Barr en la administración imparcial de la justicia”, escribieron los antiguos abogados del gobierno en una carta abierta este domingo, en la que concluyeron que tales motivos “requieren que el Sr. Barr renuncie”.

E hicieron un llamado a los empleados de esta Administración a que denuncien cualquier señal de comportamiento indebido al inspector general del Departamento de Justicia y al Congreso.

Los cuatro fiscales que llevaban el caso de Roger Stone, encontrado culpable de manipular testigos y emitir declaraciones falsas, renunciaron abruptamente la semana pasada después de la intervención de Barr, quien pidió una sentencia menos severa para Stone.

El Departamento de Justicia modificó su recomendación de sentencia de siete a nueve años contra Stone, a tres o cuatro años, después de que el presidente escribiera en la redo social Twitter que la recomendación original era "vergonzosa" y la tildara de “error judicial”.

Varios senadores demócratas, en respuesta, presionaron a Barr para que renunciara. Y la Asociación de la Barra de abogados de Nueva York dijo que había presentado una denuncia formal al inspector general por la conducta de Barr, reportó el diario The New York Times.

Luego la Casa Blanca retiró formalmente la nominación al Departamento del Tesoro de Jessie Liu, la exfiscal federal del Distrito de Columbia que se había desempeñado como la fiscal principal del caso Stone, entre otros. Una audiencia de confirmación estaba prevista para el jueves; la Casa Blanca no proporcionó una explicación de por qué se retiró la nominación. Un portavoz del Departamento de Justicia declinó hacer comentarios para el diario citado.

El viernes, Barr dijo en una inusual entrevista con la cadena ABC que no podía hacer su trabajo con las críticas constantes en Twitter del presidente Trump. "Las declaraciones públicas y los tuits hechos sobre el Departamento, sobre las personas en el Departamento, nuestros hombres y mujeres aquí, sobre los casos pendientes en el Departamento y sobre los jueces ante los que tenemos casos hacen que sea imposible hacer mi trabajo y asegurar a los tribunales y el Departamento que estamos haciendo nuestro trabajo con integridad", dijo Barr a ABC.

Trump respondió en Twitter diciendo que no le había pedido al fiscal general que hiciera nada que tuviera que ver con un caso criminal. Pero agregó que como presidente tenía “el derecho legal” a pedírselo, pero que “hasta ahora” había “decidido no hacerlo”.

Entre los firmantes de la carta contra Barr se encuentran Donald Ayer, ex vicefiscal general durante la presidencia del republicano George W. Bush y otros 50 exfiscales. La organización sin fines de lucro Protect Democracy juntó las firmas de los antiguos empleados del Departamento de Justicia y dijo que recabaría más.

Los exfuncionarios hicieron un llamado a los empleados actuales del Departamento de Justicia a estar atentos a posibles abusos y exigir rendición de cuentas.

“Estén preparados para reportar futuros abusos al inspector general, la Oficina de Responsabilidad Profesional y el Congreso”, escribieron en la carta. “Rehusarse a llevar a cabo directivas que son inconsistentes con su juramento del cargo”.

Incluso llegaron a pedir que siguieran el ejemplo de los cuatro fiscales y en última instancia renunciaran e hicieran públicas sus razones para ello, antes que aceptar o validar un comportamiento indebido de la autoridad.

Tras la absolución de Trump a inicios de este mes en el juicio político que se llevó a cabo en su contra, éste ha buscado maneras de vengarse de sus enemigos y de recompensar a aliados como Stone.

Vea más: