El comentarista conservador Rush Limbaugh levanta polémicas al decir que EE.UU. “no está preparado” para un presidente que “besa a su marido” en público

Trump, preguntado en un entrevista por si los estadounidenses votarían a un hombre homosexual para ser presidente, respondió: "Creo que sí".
Rush Limbaugh recibe la Medalla de la Libertad de las manos de la primera dama, Melania Trump. mientras que la esposa del comentarista, Kathryn observa la escena.
Rush Limbaugh recibe la Medalla de la Libertad de las manos de la primera dama, Melania Trump. mientras que la esposa del comentarista, Kathryn observa la escena. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Noticias Telemundo

El conocido comentarista conservador Rush Limbaugh ha levantado un coro de polémicas entre demócratas y republicanos por decir que Estados Unidos “todavía no está preparado” para elegir a un presidente gay “al que le gusta besar a su marido en el escenario de un debate”, en referencia al candidato demócrata Pete Buttigieg. 

Limbaugh, una personalidad de los medios de comunicación considerada políticamente cercana al presidente, Donald Trump, hizo su comentario este miércoles durante su cuestionado programa radiofónico The Rush Limbaugh Show. Apenas ocho días antes, el mandatario le otorgó el máximo reconocimiento honorífico civil existente en el país, al sostener que inspira a millones de personas diariamente con su actividad. 

"Están mirando al alcalde Pete, un chico gay de 37 años, alcalde de South Bend [localidad de Indiana], le gusta besar a su esposo en el escenario del debate”, dijo Limbaugh al imaginar posibles reflexiones entre los demócratas, quienes empezaron este mes su proceso de elección del candidato presidencial para las elecciones de 2020. 

Buttigieg está actualmente entre los principales aspirantes tras los buenos resultados del caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire, las primeras dos citas de la carrera presidencial. 

“Están diciendo, 'Ok, ¿cómo se va a ver esto, un hombre gay de 37 años que besa a su marido en el escenario al lado de Mr Man [cita literal], Donald Trump?”, continuó Limbaugh.  

El ex alcalde de South Bend, Indiana, tiene en realidad 38 años. Lleva casado con su esposo Chasten desde 2018. En su pasado laboral, fue oficial de inteligencia de la Marina en Afganistán. Tiene un título universitario en Harvard.

Limbaugh concluyó su declaración al suponer que la conclusión de los demócratas sería que, “a pesar de todo el gran progreso” y "de todo el gran terreno que se ha cubierto”, “Estados Unidos todavía no está listo para elegir como presidente a un chico gay que besa a su esposo en el escenario de un debate”. 

Reacciones en ambos partidos

Pete Buttigieg no respondió directamente a los ataques del animador conservador. "Estoy orgulloso de mi matrimonio, estoy orgulloso de mi esposo", dijo simplemente el jueves por la noche durante una reunión con varios de sus votantes en Las Vegas.

Pero las reacciones al comentario de Limbaugh no han faltado. "Como precandidatos tenemos desacuerdos, pero los ataques personales como estos son inaceptables", dijo en referencia a las palabras de Limbaugh Bernie Sanders, el actual primer rival de Buttigieg en la carrera presidencial demócrata (el segundo le superó en apoyos por un 0.1% en Iowa, mientras que se posicionó a su espalda en New Hampshire, a una distancia de un 1.4%).

“Estos ataques homófobos contra @PeteButtigieg son odiosos y ofensivos”, tuiteó la también candidata demócrata Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts. “No toleraremos estas cosas en la carrera presidencial demócrata, y lucharemos juntos contra el odio y la intolerancia que Donald Trump promueve y recompensa”, agregó.

El ex vicepresidente Joe Biden, quien también está a Buttigieg por la nominación presidencial demócrata, atacó a Limbaugh en el programa The View de la cadena ABC, manteniendo que pese a que ahora el ex alcalde es competidor directo, es una persona que “tiene valor”, y destacando su “inteligencia”. 

"Es un error de cálculo sobre en qué punto se encuentra el país", dijo sobre las palabras de Limbaugh el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, un firme aliado de Trump, en declaraciones a la agencia de noticias The Associated Press. "Creo que el país no va a descalificar a alguien debido a su orientación sexual", agregó.

El mismo presidente, preguntado por si los estadounidenses votarían a un hombre homosexual para ser presidente, respondió: "Creo que sí". El mandatario hizo esta declaración en una entrevista con Geraldo Rivera en la emisora radiofónica de Cleveland WTAM, y agregó: "Creo que habría algunos que no lo harían. No estaría entre ese grupo, para ser honesto".

Otros republicanos se sumaron a las críticas estaban de acuerdo con el comentario de Limbaugh, aunque también hubo algunos que objetaron o prefirieron mantenerse al margen. 

El periodista LZ Granderson escribió una columna de opinión en la web de la cadena CNN en la que aseguró que la gente “no debería sorprenderse” por los comentarios de Limbaugh, ya que considera que hay estadounidenses que comparten su opinión. “No sería millonario si un número significativo de personas no estuviera de acuerdo con él”, afirmó.

“La pregunta no es si debemos o no castigar a un mensajero agresivo, sino ¿qué estamos haciendo para desafiar el mensaje de odio?”, reflexionó. 

La Medalla Presidencial de la Libertad, el reconocimiento que Trump otorgó a Limbaugh, se concede en casos en los que una persona haya aportado "una contribución especialmente meritoria a la seguridad o los intereses nacionales de Estados Unidos, la paz mundial, culturales u otros esfuerzos públicos o privados importantes". Entre los ganadores anteriores se incluyen Madre Teresa, el reverendo Martin Luther King Jr. y el artista universal Frank Sinatra.

Editado por Francesco Rodella con información de agencias.