Respaldada por Trump, nieta de inmigrante asesinada en Nueva York pide fin a política de ciudades santuario

Durante un acto con agentes de la Patrulla Fronteriza este viernes, Trump delineó el progreso de su gobierno en la construcción del muro fronterizo y sobre todo, arremetió contra estados bajo control demócrata que según él obstaculizan el combate a la inmigración ilegal. También llamó al escenario a Daria Ortiz, la nieta de una anciana que el pasado enero fue asesinada por un inmigrante guyanés indocumentado.
Donald Trump, Daria Ortiz
Trump conforta este viernes en la Casa Blanca a Daria Ortiz, quien habló de la muerte de su abuela a manos de un indocumentado durante un evento con agentes de la Patrulla Fronteriza.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por María Peña

WASHINGTON.– Acompañada por el presidente, Donald Trump, Daria Ortiz apenas podía contener el llanto al recordar el brutal asesinato de su abuela, María Fuertes, en enero pasado en el sector neoyorquino de Queens, en un acto coreografiado por la Casa Blanca contra la ciudades santuario.

Durante un acto con centenares de agentes de la Patrulla Fronteriza este viernes, Trump delineó el progreso de su gobierno en la construcción del muro fronterizo y el descenso significativo en los cruces ilegales en la frontera sur con la ayuda de México y, sobre todo, arremetió contra estados bajo control demócrata que, a su juicio, obstaculizan el combate a la inmigración ilegal.

Trump llamó al escenario a Ortiz, nieta de Fuertes, una anciana de 92 años que el pasado 6 de enero fue violada y asesinada por un inmigrante guyanés indocumentado. El mandatario mencionó el caso durante su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso el pasado 4 de febrero.

“Queremos agradecerle a esta administración por reconocer la tragedia de nuestra familia”, dijo entre sollozos Ortiz, mientras Trump le daba palmaditas en la espalda en señal de apoyo.

“Mi abuela era muy generosa y educada: fue una mujer que dedicó su tiempo a cuidar de los demás… es un ejemplo brillante de cuando la gente viene legalmente a este país, trabaja duro y hace lo correcto, y son ciudadanos que obedecen las leyes”, continuó.

Ortiz instó a las autoridades a que adopten “medidas preventivas” para que ninguna otra familia sufra la pérdida de un ser querido.

La muerte de su abuela, dijo, “pudo haberse prevenido si no hubiese una ley santuario” en Nueva York.

La Administración ha insistido en que Fuertes, conocida cariñosamente en su barrio como 'la señora de los gatos', estuviese viva si las autoridades de Nueva York hubiesen entregado al inmigrante, identificado como a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

El mandatario señaló que los cruces ilegales en la frontera sur han bajado en más de un 75% desde la primavera de 2019, y durante ocho meses consecutivos.  

También mostró fotos del avance de la construcción de su prometido muro fronterizo, que ya abarca 122 millas, y en un par de ocasiones, los agentes lo interrumpiendo gritando consignas de “cuatro años más”

{iframely-embed-html}

Trump lanzó ataques contra los demócratas que abogan por “fronteras abiertas”, y contra estados como California y Nueva York que, a su juicio, alientan la inmigración ilegal al otorgar servicios públicos gratuitos a expensas de los contribuyentes.

Ayer, su reunión con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, no logró destrabar las negociaciones sobre la reincorporación del estado al programa federal, “Global Entry”, que facilita y agiliza el procesamiento de viajeros frecuentes en los aeropuertos.

El gobierno de Cuomo se niega a compartir con las autoridades migratorias su base de datos sobre los que portan licencias de conducir, porque eso pondría en riesgo a los inmigrantes indocumentados que las han obtenido.  Esos permisos en particular no les conceden acceso a instalaciones federales ni a abordar vuelos comerciales.

El acto en un edificio anexo al complejo presidencial, que duró aproximadamente media hora, coincidió con el encuentro anual en Washington de los agentes de la Patrulla Fronteriza, y se produjo en medio de la controversia por el desvío de fondos del  Pentágono para la construcción del muro fronterizo.

Consultados este viernes por Noticias Telemundo, Arturo Del Cueto y Héctor Garza, que ostentan altos cargos en el sindicato de agentes de la Patrulla Fronteriza, afirmaron que aún existe una crisis en la frontera sur por el contrabando de drogas y personas.

Según Del Cueto, la política migratoria de Trump no guarda relación en absoluto “con raza o racismo” sino que se trata de un asunto de seguridad nacional.

Por su parte, Garza instó al Congreso a que adopte medidas para reforzar la vigilancia fronteriza.