Fuerzas especiales de la Patrulla Fronteriza reforzarán a ICE en las ciudades santuarios

Agentes SWAT con entrenamiento para operaciones de alto riesgo y material militar acompañarán a los agentes migratorios en operaciones rutinarias en las que también son detenidas familias y personas sin historial criminal.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Bruno G. Gallo

El Gobierno que preside Donald Trump está desplegando unidades tácticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) en ciudades santuarios (que han limitada políticamente su colaboración con las autoridades migratorias), como Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Houston, Atlanta, Boston, Nueva Orleans, Detroit o Newark (Nueva Jersey), según ha informado este viernes el diario The New York Times.

Se trata de agentes especiales, entrenados en la frontera, que refuerzan el trabajo del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), según ha indicado el citado diario, que asegura que este despliegue se ha llevado en secreto.  

Entre estos agentes hay miembros de un equipo de élite, conocido como BORTAC pero que funciona a todos los efectos como fuerzas especiales SWAT, con un entrenamiento especial para operaciones de alto riesgo (incluida, por ejemplo, formación de francotiradores) y material especial (granadas aturdidoras, etcétera) con el que detener a individuos violentos y peligrosos.

Un portavoz de la CBP ha confirmado el despliegue de un centenar de agentes (“para mejorar la integridad del sistema migratorio, proteger la seguridad pública y reforzar nuestra seguridad nacional”, ha dicho), que ha comenzado en febrero y continuará hasta mayo, según un correo interno al que tuvo acceso el diario.

Migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza en Nuevo México en marzo de 2019.AFP via Getty Images

Su labor en las ciudades santuario, según el diario, será respaldar las operaciones habituales de ICE. El director en funciones de esta agencia federal, Matthew T. Albence, ha indicado en un comunicado que el depliegue responde a las políticas adoptadas por las ciudades santuario, que, en su opinión, dificultan la tarea de sus agentes.

Los estados, condados y ciudades santuario se llaman así porque han limitado en efecto su colaboración con el Gobierno federal en materia migratoria. Entre otras medidas, sus policías evitan preguntar por el estatus migratorio de las personas a las que detienen, y se niegan a mantener encarcelados a indocumentados más allá de lo que dicte la ley o un juez, sin atender a las peticiones de ICE de que los retengan durante más tiempo para que puedan pasar a custodia federal.

ICE se ha lamentado en repetidas ocasiones que esta política permite poner en libertad a indocumentados acusados o condenados por crímenes, poniendo en riesgo la seguridad pública. El Gobierno ha emprendido acciones contra las administraciones santuario, tanto en los tribunales (requiriendo, por ejemplo, información sobre indocumentados) como con represalias como dejar a los neoyorquinos sin acceso rápido en los aeropuertos.

Los equipos especiales de la Patrulla Fronteriza (que forma parte de la CBP) acompañarán así a agentes de ICE para realizar detenciones, supuestamente de peligrosos criminales, aunque en esas redadas los agentes migratorios terminan deteniendo también (o sólo) a personas sin antecedentes criminales.

El objetivo de esta operación, que activistas denuncian que aumentará el miedo de las familias inmigrantes, es incrementar hasta un 35% los arrestos en ciudades santuario, según el citado diario.

Imagen de archivo de un patrullero fronterizo junto al muro en Santa Teresa.AP / AP

Las cifras de detenciones durante el mandato de Trump son inferiores a las de su predecesor, el demócrata Barack Obama, pese a su retórica anti-migrante. Hasta ahora, ICE había achacado esto a que sus muchos de sus agentes habían acudido a la frontera a reforzar a la Patrulla Fronteriza, sobrepasada por la llegada de solicitantes de asilo. Ahora que esa emergencia nacional, como declaró el presidente, parece haber amainado, la colaboración toma la dirección contraria.

La Patrulla Fronteriza detiene a los inmigrantes indocumentados que tratan de entrar en el país de forma irregular. ICE se encarga de arrestar a aquellos que ya lo han logrado y viven sin documentos en ciudades y pueblos de todo el país. La Patrulla, sin embargo, puede actuar hasta a 100 millas de distancia de la frontera; en esa franja (frontera también es el mar) viven 200 millones de habitantes, y hay 11 estados cuyo territorio entero cae dentro de ese límite.