Trump redobla sus presiones contra el sistema judicial para evitar el castigo a su ex asesor Roger Stone

El presidente ha cuestionado de nuevo al Departamento de Justicia en una grave crisis que ha provocado la renuncia de cuatro fiscales. Además, ha arremetido contra una jurado y la juez.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El presidente, Donald Trump, ha publicado este jueves un mensaje en la red social Twitter que profundiza sus críticas contra el Departamento de Justicia y agrava la crisis provocada por su intervención en el juicio contra uno de sus exasesores.

“Ahora parece que el jurado más destacado en el caso de Roger Stone está notablemente sesgado. Añadan eso a todo lo demás y no luce bien para el Departamento de Justicia”, ha escrito el presidente. La palabra “Justicia” la ha entrecomillado en su mensaje, un énfasis que parece poner en duda la labor del departamento encabezado por el fiscal general, William Barr.

Roger Stone fue condenado el pasado noviembre por siete cargos, entre ellos mentir al Congreso y obstruir la investigación judicial sobre los supuestos lazos con el Gobierno ruso del equipo de campaña de Trump en 2016.

En los próximos días recibirá su sentencia por parte del juez, que se guiará por la recomendación de la Fiscalía. En un principio, los fiscales federales pidieron entre siete y nueve años de prisión para Stone, cuya pena máxima sería de hasta 20 años, de acuerdo con los delitos por los que ha sido condenado.

Tras conocerse la petición de la Fiscalía, Trump publicó el martes un mensaje en Twitter en el que aseguraba: “Ésta es una situación horrible y muy injusta. Los crímenes reales están en el otro lado, y nada pasa con ellos. ¡No puedo permitir este error judicial”.

Horas después, el Departamento de Justicia anunció que planeaba cambiar su petición de condena, reduciendo el castigo solicitado a Stone. La respuesta casi inmediata de los cuatro fiscales que llevaban el caso fue dimitir.

Además, el presidente retiró la candidatura para un cargo en el Departamento del Tesoro para la abogada federal Jessie Liu, que supervisó el caso de Stone.

“Gente fue lastimada cruelmente por estas personas corrupta”, explicó después Trump, en una frase en la que el condenado era la víctima y los criminales eran aquellos que investigaron sus delitos desde el Departamento de Justicia o el Congreso. “Quiero agradecer al Departamento de Justicia por ver esta cosa horrible”, añadió el presidente.

Stone ya fue condenado por un jurado, y ahora sólo espera que la juez le imponga sentencia. Pero, tras la intervención del presidente, la portavoz de aquel jurado, Tomenka Hart, criticó lo ocurrido a través de la red social Twitter: “Me duele ver como el Departamento de Justicia interviene con el trabajo duro que han realizado los fiscales. Ellos actuaron con la máxima inteligencia, integridad y respeto por nuestro sistema de justicia”.

Los abogados de Stone reaccionaron solicitando la repetición del juicio, a lo que la juez, Amy Berman Jackson, se negó. Ahora Trump arremete contra la jurado y, de paso, contra el Departamento de Justicia.

Trump también ha criticado a la juez, que fue quien impuso la sentencia de siete años de cárcel a su exjefe de campaña Paul Manafort también por la trama rusa.