El Pentágono desviará $3,800 millones de fondos militares al muro fronterizo

El Departamento de Defensa envió una solicitud al Congreso para “reprogramar” un total de $3,800 millones para la construcción del muro, lo que restaría fondos para la compra de aviones caza F-35, aviones de carga C-130J, ocho drones MQ-9 y aviones de vigilancia marítima P-8, entre otros.

Por María Peña

WASHINGTON.— El Pentágono desviará unos $3,800 millones de su presupuesto, previamente destinados a la compra de aviones caza F-35 y demás equipos militares a la construcción del muro fronterizo, lo que de inmediato generó ataques de la oposición demócrata y amenazas de demandas de grupos cívicos.

Según ha informado Defense News, el Pentágono envió una solicitud al Congreso para “reprogramar” un total de $3,800 millones para la construcción del muro, lo que restaría fondos para la compra de aviones caza F-35, aviones de carga C-130J, ocho drones MQ-9 y aviones de vigilancia marítima P-8, entre otros equipos.

Los recortes se realizarán dentro del presupuesto para el año fiscal en curso, específicamente $2,020 millones en gastos de defensa y otros $1,629 millones de operaciones de contingencia en el exterior.

También sufrirán recortes varios programas para equipos críticos del Ejército, la Fuerza Aérea y de la Marina, que ya habían tenido el visto bueno de los legisladores en ambos partidos durante la negociación del presupuesto.

Por su parte, la Guardia Nacional también perdería poco más d $1,300 millones, según el documento.

El secretario de Defensa, Mark Esper, confirmó esta semana que el Pentágono analiza la solicitud del Departamento de Seguridad Nacional, pero indicó que hará un anuncio oficial “cuando estemos listos para hacerlo”.

De cara a sus esfuerzos de reelección en noviembre próximo, la construcción del muro fronterizo figura entre las principales prioridades del presidente, Donald Trump, quien ha asegurado que su gobierno ya ha construido más de 100 millas de muro en la frontera sur.

Sería la segunda vez que el Pentágono canaliza fondos hacia el megaproyecto desde el año pasado –cuando se recortaron fondos incluso para los damnificados por el huracán María en Puerto Rico–  y, en esta ocasión, tanto la oposición demócrata y grupos cívicos volvieron a protestar.

En un comunicado conjunto, los presidentes de los comités de Asignaciones y gastos de Defensa de la Cámara de Representantes, Nita Lowey y Pete Visclosky, respectivamente, dijeron que el plan del Pentágono solo demuestra que Trump no respeta la separación de poderes y “está poniendo en peligro nuestra seguridad al saquear los recursos militares para pagar su ineficiente muro fronterizo”.

Por su parte, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por su sigla en inglés), dijo que solicitará ante un tribunal federal poner freno a la transferencia adicional de fondos militares para el muro fronterizo, como parte de la demanda que entabló en febrero de 2019.

Dror Ladin, abogado del Proyecto de Seguridad Nacional de la ACLU, recordó que varios tribunales han declarado ilegal el “saqueo de fondos militares para un muro fronterizo xenofóbico”.

“Regresaremos a las cortes para bloquear estas transferencias adicionales ilegales”, dijo.

ACLU entabló la demanda en nombre del grupo ecologista, Sierra Club, y la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur (SBCC, por su sigla en inglés), para impugnar lo que consideran como un “abuso” de los poderes de emergencia, por parte de Trump, al utilizar fondos para el muro que el Congreso explícitamente le había negado.

Este mismo jueves, sin embargo, Trump anunció que ha extendido por un año la emergencia nacional que declaró en febrero de 2019 para atender lo que calificó como una crisis de seguridad fronteriza y humanitaria.

Lea también:

Una milla al día: Trump publica fotos de los avances del muro fronterizo