El fiscal Barr dice en entrevista que los tuits de Trump hacen que su trabajo sea "imposible"

“No puedo hacer mi trabajo aquí en el Departamento de Justicia con comentarios recurrentes que me socaban como telón de fondo”, dijo Barr, en referencia a los ataques del presidente por el caso de su exasesor Roger Stone.
El fiscal general, William Barr
El fiscal general, William Barr, en una fotografía de archivo.AP / Jacquelyn Martin

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El fiscal general, William Barr, dijo este jueves por la tarde que los ataques del presidente, Donald Trump, contra el Departamento de Justicia han hecho que sea “imposible para mí hacer mi trabajo” y aseguró que no se dejaría presionar ni influir por nadie.

“No puedo hacer mi trabajo aquí en el Departamento de Justicia con comentarios recurrentes que me socaban como telón de fondo”, dijo Barr en una entrevista con la cadena ABC, en referencia a los ataques del presidente en la red social Twitter.

"Las declaraciones públicas y los tuits hechos sobre el Departamento, sobre las personas en el Departamento, nuestros hombres y mujeres aquí, sobre los casos pendientes en el Departamento y sobre los jueces ante los que tenemos casos hacen que sea imposible hacer mi trabajo y asegurar a los tribunales y el Departamento que estamos haciendo nuestro trabajo con integridad", dijo Barr a ABC.

Y agregó que estaba preparado para enfrentar las consecuencias de hablar en contra del presidente.

El fiscal general ha estado en el centro de los reflectores desde el martes por la renuncia de cuatro fiscales que llevaban el caso del exasesor de campaña de Trump, Roger Stone, en una disputa sobre la recomendación de su sentencia y el tiempo que debería pasar en prisión.

El lunes, los cuatro fiscales recomendaron en una petición ante la corte que se sentenciara a Stone a entre siete y nueve años de cárcel. Trump reaccionó el martes en Twitter descalificando la decisión.

“Esta es una situación horrible y muy injusta”, escribió Trump en su cuenta de Twitter, “los verdaderos delitos estaban en el otro lado, y que no les pasa nada. ¡No se puede permitir este error judicial!”, tuiteó el presidente.

Más tarde ese martes, el Departamento de Justicia emitió una nueva recomendación de sentencia en la que pedía entre tres y cuatro años tras las rejas para Stone, tras lo cual se presentaron las cuatro renuncias.

Los fiscales dijeron que la recomendación original concordaba con las guías de sentencia indicadas en la ley federal.

“Roger Stone obstruyó la investigación del Congreso sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, mintió bajo juramento y manipuló a un testigo", se lee en el memorando de 26 páginas. “Cuando sus delitos fueron revelados por la acusación, Stone mostró su desprecio por este tribunal y por el estado de derecho".

Luego en otra aparente venganza, Trump retiró la noche del martes la nominación de Jessie Liu a la subsecretaría de terrorismo y crímenes financieros del Departamento de Tesorería, reportó la cadena CNN. Liu estuvo al frente de la Oficina de la Fiscalía que supervisó el caso contra Stone y su sentencia.

Este jueves, Trump volvió a la carga contra el Departamento de Justicia que dirige Barr.

“Ahora parece que el jurado más destacado en el caso de Roger Stone está notablemente sesgado. Añadan eso a todo lo demás y no luce bien para el Departamento de Justicia”, escribió el presidente. La palabra “Justicia” entrecomillada sugería un énfasis que ponía en duda la labor de Barr.

 En noviembre, Stone fue declarado culpable de declaraciones falsas, obstrucción y manipulación de testigos.

El exasesor, quien se ha calificado a sí mismo como “sucio tramposo”, es bien conocido en los círculos conservadores desde tiempos de la campaña del presidente Richard Nixon.

Vinculado a Trump durante más de tres décadas, también se desempeñó desde el principio como su asesor durante la campaña presidencial de 2016 y ahora considera que este caso en su contra se ha abierto por motivos políticos.

Stone ya fue condenado por un jurado, y ahora sólo espera que la juez le imponga sentencia. Pero, tras la intervención del presidente, la portavoz de aquel jurado, Tomenka Hart, criticó lo ocurrido a través de Twitter: “Me duele ver cómo el Departamento de Justicia interviene con el trabajo duro que han realizado los fiscales. Ellos actuaron con la máxima inteligencia, integridad y respeto por nuestro sistema de justicia”.

Los abogados de Stone reaccionaron solicitando la repetición del juicio, a lo que la juez, Amy Berman Jackson, se negó. Ahora Trump arremete contra la jurado y, de paso, contra el Departamento de Justicia.

Trump también ha criticado a la juez, que fue quien impuso la sentencia de siete años de cárcel a su exjefe de campaña Paul Manafort también por la trama rusa.