En reñida batalla, Sanders gana las primarias de New Hampshire, seguido de cerca por Buttigieg

Con 26% del voto, el senador por Vermont se lleva la mayoría de los 24 delegados de este estado del noreste del país. Sorprendieron los buenos resultados de la senadora Amy Klobuchar de tercera y los malos resultados para el exvicepresidente Joe Biden, de quinto.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Juliana Jiménez

El senador por Vermont Bernie Sanders recibió este martes por la noche la mayor cantidad de votos en New Hampshire, la primera votación al estilo primarias que cobró mayor importancia este año tras la incertidumbre y caos de los caucus de Iowa. Con el 85% de las papeletas escrutadas, Sanders obtuvo el 26% del apoyo y Pete Buttigieg, el 24,4% En tercera posición salió la senadora Amy Klobuchar con 19.8% del conteo, la gran sorpresa de la noche.

New Hampshire cuenta con 24 delegados comprometidos y estos, en el lado demócrata, se reparten de manera proporcional. En el lado republicano de las primarias no hubo sorpresas: el presidente Donald Trump ganó allí con 85.9% de la votación. En este partido el ganador se lleva todos los delegados.

Para Sanders, una victoria reñida pero bien librada

Tras el caos de la votación en Iowa, se esperaba que New Hampshire arrojara más claridad sobre el estado de la carrera presidencial: allí también quedaron muy reñidos Sanders y Buttigieg, pero en cambio el exalcalde le supero por menos de 1% de los delegados. Sanders, como en New Hampshire, obtuvó más votos, unos 6,000.

La del martes fue una importante victoria para el senador, un social demócrata judío originario de Brooklyn, Nueva York, que ya había competido por la nominación demócrata en 2016 pero perdió frente a Hillary Clinton.

En las primarias de hace cuatro años, Sanders derrotó en New Hampshire a Clinton por 30 puntos, lo que sorprendió a muchos dentro y fuera del establishment político. En Iowa, la contienda entre Sanders y Clinton también fue muy reñida, en algunos casos decidiéndose lanzando una moneda.

El candidato presidencial demócrata al senador Bernie Sanders, en New Hampshire, el lunes 10 de febrero de 2020.Andrew Harnik/AP

Biden y Warren, las sorpresas de la noche

Desde el comienzo del día, Biden tuvo que enfocarse en las próximas votaciones, porque en New Hampshire no le fue nada bien. "De donde yo vengo esta es la campana de arranque, no la campana del final", dijo Biden en su base de operaciones en Columbia, Carolina del Sur, frente a un grupo de sus seguidores.

El exvicepresidente canceló un evento que tenía programado en New Hampshire y partió para Carolina del Sur, donde la población es más diversa y por lo tanto le favorece más. Biden goza de mucho apoyo de la población negra y latina, más que otros candidatos que por ahora están bien posicionados, como Buttigieg y Klobuchar. “El resto de la nación sigue ahí. Siento que lo haremos bien en Nevada y Carolina del Sur. Ya veremos”, le dijo a la prensa.

Las primarias en Carolina del Sur son el 29 de febrero y Biden espera que ahí, y en Nevada el 22, pueda recuperar algo del terreno perdido en lo que va de la carrera. El haber llegado a un pobre cuarto lugar en Iowa fue lo que el mismo candidato calificó como un "golpe en el estómago".

Que Warren, senadora por Massachussets, llegue de cuarta sorprende porque su electorado justamente era el del noreste del país, la región de Nueva Inglaterra. En Iowa tampoco le fue tan bien como se esperaba, considerando que en octubre era la favorita según las encuestas.  Como ni Biden ni Warren logró más de 15% de los votos, no se llevaran ningún delegado.

Los que se van

La claridad que se esperaba de New Hampshire llegó además a medida que el campo se despejaba. El empresario Andrew Yang y el senador Michael Bennett anunciaron esta noche que se retiran de la carrera presidencial, al no lograr sobrepasar ni el 3% en la votación. "Estoy tan orgulloso de esta campaña. Gracias a todos los que nos trajeron hasta aquí", dijo Yang en un tuit. 

Bennet, empresario, abogado y senador por Colorado, llegó un poco más tarde a la carrera, en mayo pasado, y centró su campaña en la reforma democrática, el cambio climático y la ampliación del cuidado de salud asequible bajo Obamacare.

Para Yang hubo muestras inmediatas de apoyo y el hashtag ‘Yang2024’ se convirtió en tendencia.

El empresario y exprecandidato demócrata, Andrew Yang, habla durante un evento de campaña en Milford, Iowa.Reuters

 

Los otros precandidatos, como Buttigieg, le expresaron su gratitud por su contribución a la contienda, sin duda a la vez una movida estratégica: ahora los candidatos que siguen adelante deberan competir por quién se quedara con sus seguidores, quienes se hacen llamar la YangGang, o la ‘Pandilla de Yang’.

“Andrew, te extrañaremos a ti y al #YangGang en el camino”, le escribió Buttigieg en un tuit, “pero no puedo esperar para trabajar juntos para ayudar a preparar a Estados Unidos para los desafíos que tenemos por delante". Con esto último el exalcalde hace un guiño de que de llegar a la Casa Blanca, Yang podría esperar un puesto en su administración.

Los rumores no eran ciertos: Tom Steyer sigue en la carrera

Por un momento durante la noche pareció que quienes no recibieron al menos 15% de los votos estaban saltando por la borda, incluyendo al empresario multimillonario Tom Steyer. 

Una reportera de ABC News y Fox tuiteó que Steyer había suspendido su campaña, pero en cuestión de minutos el tuit había sido borrado y la operación de Steyer la había llamado a pedirle que se retractara. 

El mismo Steyer se pronunció después, clarificando cualquier duda. "Los resultados de New Hampshire muestran que la carrera por la nominación demócrata está abierta. La única forma en que los demócratas pueden ganar en noviembre es construir una coalición amplia y diversa, y exponer a Donald Trump como un fraude y un fracaso en la economía. Yo puedo construir esa coalición, enfrentarlo y ganar".

La votación transcurrió sin imprevistos e irregularidades. Las urnas abrieron desde las 7:00 am hasta las 7:00 pm y a partir de las 9:00 pm se empezaron a conocer los resultados. Allí no votan con el sistema de caucus, o asambleas, sino que es una votación tradicional: no en grupos sino individual, en una urna y de manera secreta. Tras el desastre de la app Shadow que se probó por primera vez en Iowa, aquí en New Hampshire decidieron volver a lo seguro y conocido: lápiz y papel.

Trump estuvo presente a su manera, por Twitter

El presidente se burló de Warren y de Tom Steyer por sus escasos apoyos. A Warren la atacó como lo hace hace años, con el apodo de ‘Pocahontas’. “Elizabeth Warren… Creo que está enviando señales de que quiere salirse (de la carrera presidencial)”, escribió Trump.

Según datos de una encuesta de salida de NBC News, el 62% de los encuestados dijo que preferiría ver a un candidato que pueda vencer a Trump, mientras que el 34% dijo que preferiría a uno que esté de acuerdo con ellos en cuestiones importantes, si tuvieran que elegir entre las dos opciones.

Algo en lo que coincidieron los votantes de ambos partidos es en que el presidente salió ileso del juicio político en su contra.

Lea también: Así contamos la votación en la primaria en New Hampshire minuto a minuto