Así está la carrera demócrata tras dos primarias, dos derrotas inesperadas y tres abandonos

Un favorito incómodo, un aspirante reforzado, tres renuncias y pueden venir más, y el sorprendente resultado de Biden y Warren. ¿Y ahora qué?

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Bernie Sanders, senador por Vermont, ganó este martes por escaso margen las elecciones primarias en New Hampshire, convirtiéndose así en el candidato a derrotar en la carrera presidencial demócrata.

Sanders obtuvo el 25.9% de los votos, seguido por el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, con el 24.4%; y la senadora por Minnesota Amy Klobuchar, con el 19.8%.

Los tres se repartirán así de forma proporcional los 24 delegados en juego. El exvicecepresidente Joe Biden y la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren no rebasaron la barrera del 15% de votos, necesaria para obtener delegados.

Las primarias de New Hampshire son las segundas celebradas tras el caucus de Iowa la semana pasada, en la que se impuso Buttigieg con una ligera ventaja sobre Sanders (26.2% frente a 26.1% de los votos). El alcalde logró 13 delegados, por 12 del senador; Warren obtuvo ocho y Biden seis. El Partido Demócrata de Iowa ha anunciado este miércoles que revisará los resultados denunciados por Sanders y Buttigieg, lo que podría alterar ese conteo. 

En cualquier caso, el candidato ganador necesita asegurarse al menos 1,991 delegados al final de las primarias. La siguiente cita será Nevada el 22 de febrero (36 delegados en juego), seguida de Carolina del Sur (54). El 3 de marzo se celebrará el conocido como Supermartes, con 1,357 delegados en juego, incluidos los de California y Texas.

La senadora Amy Klobuchar, durante un acto en Nashua, New Hampshire, el 9 de febrero de 2020.Elise Amendola/AP

“Hola, Estados Unidos”.

“Hola, Estados Unidos, soy Amy Klobuchar y yo derrotaré a Donald Trump”, se presentó la senadora ante sus seguidores en la noche de ayer, “tengo el corazón lleno esta noche; aunque aún se están contando las papeletas, ¡hemos vencido a todos los pronósticos!”.

Klobuchar atrajo particularmente a los centristas, a los votantes de más edad, a los religiosos y a los que quieren que el próximo presidente unifique al país, según la encuesta a pie de urna elaborada por NBC News. También tuvo especial éxito entre aquellos que decidieron su voto durante el debate del pasado viernes.

Dos tercios de los votantes ayer tenían más de 45 años, según esta encuesta, y entre ellos tuvo una ligera ventaja sobre Buttigieg. Además, obtuvo dos de cada tres votos de mujeres, más que ningún otro candidato, según el sondeo.

“No hay duda, Amy Klobuchar es una de las que ganan impulso aquí en New Hampshire”, opinó el exsenador republicano por este estado John Sununu.

¿Qué ha sucedido con Biden y Warren?

Warren y Biden quedaron anoche fuera del reparto de delegados, al obtener el 9.3% y 8.4% de los votos, respectivamente, y quedar en cuarto y quinto lugar.

El exvicepresidente ni siquiera se quedó en New Hampshire a esperar el resultado, sino que voló temprano a Carolina del Sur para preparar las siguientes primarias, donde espera tener el respaldo mayoritario de los votantes afroestadounidenses.  

“Sólo hemos escuchado a los dos primeros estados de 50, no a toda la nación, no a un cuarto de la nación, no al 10%, dos, dos”, dijo en Columbia (Carolina del Sur), “de donde yo vengo, ésa es la campana de salida”.

Sin embargo, los sondeos indican que está perdiendo no sólo la condición de favorito sino también el respaldo de un grupo crítico de votantes, precisamente los afroestadounidenses.

Biden “no galvaniza a la gente, es un tipo simpático, pero no emociona a la gente”, opina Dani O’Brien, un trabajador social de Carolina del Sur, “está compitiendo en la campaña de 2008, y estamos en 2020”.

Warren, por su parte, felicitó a Klobuchar y reiteró que seguirá en la carrera: “No sé cuáles son los efectos [de las primarias de New Hampshire], pero lo que sí sé es que tengo que seguir luchando”, dijo, “de eso se trata, no puedo decirles a todas esas niñas pequeñas: esto se puso difícil”.

Andrew Yang, uno de los candidatos demócratas que aspira a ganar las elecciones presidenciales del 2020.AP / AP

Tres retiradas más

El empresario Andrew Yang y el senador por Colorado Michael Bennet pusieron fin ayer a sus aspiraciones presidenciales tras el mal resultado obtenido en New Hampshire. Yang logró el 2.8% de los votos, quedando en octavo lugar; Bennet, tan solo el 0.3%.

Era la primera incursión en la política del empresario, que logró movilizar a su base (la 'Pandilla de Yang', se hacían llamar) con una promesa central de campaña: entregar 1,000 dólares mensuales a cada estadounidense adulto.

Bennet, por su parte, nunca logró sobresalir en las encuestas, que lo mantuvieron fuera de los debates desde julio; entró en la carrera cuando ya había 20 candidatos, y justo entonces le diagnosticaron cáncer de próstata y tuvo que someterse a cirugía.

Anoche también se rumoreó el abandono de Tom Steyer (que logró el 3.6% de los votos), pero el empresario desmintió la noticia. También negó que fuera a retirarse la congresista Tulsi Gabbard, que obtuvo el 3.3% de los votos, quedando séptima por detrás de Steyer).

Este miércoles se retiró el ex gobernador de Massachusetts Deval Patrick.

Michael Bloomberg habla en un evento en Providence, Rhode Island, el 5 de febrero de 2020 AP / AP

Michael Bloomberg avanza sin concurrir

El exalcalde neoyorquino no se ha presentado a las primarias de Iowa y New Hampshire, concentrando sus esfuerzos en elecciones con mayor número de delegados. Continúa sin embargo gastando parte de su fortuna (valorada en 50,000 millones) en anuncios de televisión, y ha prometido respaldar al candidato ganador, sea quien sea, en su lucha contra el presidente y previsible candidato republicano, Donald Trump.

El viernes, en un edificio frente al Capitolio en Washington, sus principales asesores de campaña se reunieron con una veintena de congresistas para presentar su estrategia. Fue la primera de varias, e incluyó tanto a miembros que han respaldado a otros candidatos como a indecisos, según informa NBC.

Los sondeos a nivel nacional le colocan entre los cuatro principales candidatos (Sanders, Biden, Warren y Buttigieg, aunque el orden cambia según la encuesta).

Sanders, incómodo favorito

Los buenos resultados de Sanders en las dos primarias celebradas hasta el momento han obligado a los demócratas a reconocer la fuerza del senador, de quien los dirigentes del partido desconfían como candidato por su ideología socialdemócrata.

En las pasadas elecciones plantó cara a la favorita, Hillary Clinton, y fue derrotado precisamente entre denuncias de movimientos en su contra del partido.

“Muchos demócratas mainstream y moderados están cada vez más nerviosos con la perspectiva de Sanders como candidato nominado”, ha expresado el estratega Jonathan Kott.

A su favor juega que aglutine los votos del sector más izquierdista del partido, junto a Warren, mientras que los más conservadores dividan su voto entre Biden, Buttigieg y Bloomberg.

Editado por Ivette Leyva con información de NBC News.