Arrestado en España Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera mexicana Pemex acusado de corrupción

La Fiscalía General de México confirma la detención y que se buscará la extradición. Lozoya era muy cercano al expresidente Enrique Peña Nieto y antes de huir el año pasado fue imputado por varios delitos.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Por Noticias Telemundo

Emilio Lozoya, exdirector de la empresa estatal Petróleos Mexicanos y figura cercana al anterior presidente, Enrique Peña Nieto, ha sido detenido este miércoles en Málaga (España), después de meses de estar prófugo. La Fiscalía General de la República de México confirmó el arresto de Lozoya y anunció que empezará las gestiones para extraditarlo.

Lozoya fue imputado el año pasado por tres cargos de corrupción: asociación delictuosa, cohecho y operaciones con fondos de procedencia ilícita. Está acusado de aceptar sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, investigada en casi toda América Latina por amañar la entrega de contratos y financiar ilegalmente campañas electorales, así como por transacciones irregulares con una compañía de fertilizantes, Atro Nigotrenados.

"Queda sujeto al proceso de extradición y vamos a todo el procedimiento legal que todo esto significa", dijo el fiscal general mexicano, Alejandro Gertz Manero, a la emisora Radio Fórmula.

El arresto fue hecho en colaboración con la Interpol y la Policía española, aclaró. "Ha sido una investigación que se ha llevado a cabo en prácticamente toda Europa", agregó Gertz Manero.

"Ha sido un caso icónico", dijo el fiscal.

Lo ha sido en parte porque Lozoya era un funcionario de muy alto nivel en la última administración. Estuvo a cargo de la empresa que dirige uno de los principales productos mexicanos entre diciembre de 2012 y febrero de 2016, y antes de eso era parte del equipo de campaña de Peña Nieto. 

Cuando era parte de esa campaña, tras la cual Peña Nieto fue electo presidente, habría aceptado un soborno de 10 millones de dólares por parte de la empresa Odebrecht, según testimonios que forman parte de la investigación que realiza Brasil contra la constructora que se hicieron públicos en 2017. Presuntamente a cambio del desembolso, Lozoya otorgó un contrato a Odebrecht para construir una refinería petrolera ya que él quedó a cargo de Pemex.

Lozoya dijo en ese entonces que los señalamientos eran falsos:

 Sin embargo, surgieron más acusaciones. El medio de investigación mexicano Quinto Elemento Lab destapó a finales de 2018 otras operaciones posiblemente ilícitas relacionadas a Lozoya, vía transacciones que se hicieron desde la compañía Atro Nigotrenados, que Pemex compró cuando la dirigía Lozoya a pesar de que la planta de fertilizantes relacionada era considerada chatarra e inservible.

Las investigaciones oficiales respaldaron las investigaciones y divulaciones periodísticas tal que en mayo del año pasado las autoridades mexicanas congelaron las cuentas de Lozoya y de sus familiares. Para junio giraron una orden de aprehensión y presentaron los cargos, aunque Lozoya logró evadir la detención inmediata: solicitó un amparo y en lo que se resolvía su solicitud en tribunales, que al final fue negada, logró salir de México camino a España.

El abogado de Lozoya, Javier Coello, dijo que la noticia del arresto lo tomó por sorpresa y "cayó como agua de balde fría". Coello dijo que ya se prepara la defensa, e indicó que, si Lozoya es culpable, debe tomarse en cuenta que el exfuncionario "no se mandaba solo".

En el pasado, el abogado había sugerido que antes de seguir acusando a Lozoya se debería también citar a declarar al mismo expresidente Peña Nieto y al anterior secretario de Hacienda de ese gobierno, Luis Videgaray.

"Ellos fueron los que saquearon a Pemex", declaró Coello el año pasado.