La policía de Chicago vuelve a presentar cargos contra Jussie Smollett, acusado de inventar un ataque racista en su contra

El actor Jussie Smollett ha sido acusado de conducta desordenada y enfrenta una demanda de 130,000 dólares por lo que le costó a la policía investigar sus denuncias presuntamente falsas.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El actor Jussie Smollett nuevamente enfrenta cargos en Chicago en relación con la supuesta denuncia falsa que presentó en enero de 2019 en la que aseguraba que había sido la víctima de un ataque racista y homófobo.

Smollett fue acusado por un gran jurado por seis cargos de conducta desordenada este martes, según la oficina del Fiscal Especial Dan Webb. El actor de 37 años ya enfrenta una demanda de 130,000 dólares por parte de la ciudad de Chicago, por el costo de investigar su denuncia falsa, según los cálculos de la policía y los fiscales.

"Un gran jurado del condado de Cook entregó una acusación de seis cargos acusando a Jussie Smollett de hacer cuatro reportes falsos por separado a los oficiales del Departamento de Policía de Chicago relacionados con sus falsas afirmaciones de que era víctima de un delito de odio, sabiendo que no era víctima de un crimen", dijo la oficina en un comunicado el martes.

La exestrella de la serie Empire le dijo a la policía en enero de 2019 que lo habían atacado dos hombres que le insultaron con epítetos raciales y homófobos y le rodearon el cuello con una cuerda alrededor de las 2 am en el exclusivo barrio de Streeterville.

La policía de Chicago inicialmente dijo que estaban investigando el ataque como un presunto delito de odio, pero no pudieron encontrar ninguna evidencia en video del incidente. Después de que la policía entrevistó a dos personas de interés en el caso, los hermanos nigerianos Ola y Abel Osundairo, las autoridades cambiaron la investigación sobre si el actor les pagó a ellos para escenificar la agresión.

En febrero del año pasado, Smollett fue acusado de conducta desordenada grave por el presunto informe falso que hizo con la policía.

El ex superintendente de la policía de Chicago, Eddie T. Johnson, acusó al actor de organizar el ataque contra sí mismo para "promover su carrera". La policía dijo que Smollett pagó a los hermanos Osundairo 3,500 dólares para organizar el ataque.

Un gran jurado acusó a Smollett en marzo de 16 delitos graves de conducta desordenada por hacer un informe falso, pero todas las acusaciones fueron retiradas inesperadamente unas semanas más tarde, enojando a la policía y a algunos funcionarios de la ciudad.

Los críticos acusaron al fiscal estatal del condado de Cook, Kim Foxx, de manejar mal el caso Smollett y, por tanto, socavar la fe del público en el sistema de justicia penal de la ciudad.

Foxx inicialmente se retiró del caso en febrero, diciendo que fue porque tuvo contacto con uno de los miembros de la familia de Smollett sobre el caso. Pero Foxx cambió su historia unos meses después, justo cuando su oficina estaba preparada para liberar documentos no sellados en el caso.

"Circulaban falsos rumores de que estaba relacionado de alguna manera con la familia Smollett, así que me aparté de todos los aspectos de la investigación y el enjuiciamiento y delegué mi autoridad y responsabilidad a mi primer asistente para evitar incluso la percepción de un conflicto", dijo Foxx en junio.

Un juez del condado de Cook designó a Webb como fiscal especial en el caso en agosto.

La declaración de la oficina de Webb dijo que varios factores influyeron en la decisión de acusar a Smollett nuevamente, incluida la naturaleza extensa de los informes policiales presuntamente falsos y los recursos gastados por el departamento de policía.

La oficina del fiscal especial también dijo que su equipo "obtuvo pruebas fácticas suficientes para determinar que no está de acuerdo" con la resolución de retirar los cargos de la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Cook a cambio de que Smollett perdiera su fianza y 15 horas de servicio comunitario.

Smollett ha negado haber inventado el ataque y está respondiendo a la ciudad de Chicago. Un representante de Smollett no proporcionó de inmediato un comentario a la cadena NBC News.