Investigadores de China identifican al pangolín como el animal clave en la transmisión del coronavirus

El pequeño mamífero, cuya carne es muy apetecida y se encuentra en peligro de extinción, podría ser el puente entre el murciélago y el ser humano.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Un estudio de la Universidad de Agricultura del sur de China ha identificado al pangolín como el animal clave en la transmisión a los humanos del nuevo coronavirus, que ya ha causado la muerte de 636 personas y ha enfermado a más de 31.000.

El pequeño mamífero fue señalado como el huésped intermediario que facilitó la transmisión del virus al hombre desde otro animal, presuntamente el murciélago, aunque las autoridades chinas aún no lo han ratificado.

El virus que carga el murciélago es un 96% idéntico al nuevo coronavirus, pero como la propagación se produjo durante el invierno, los expertos consideraron poco probable que las personas se hubieran infectado directamente por murciélagos, al estar estos hibernando.

"Así que nuestra tarea es encontrar el huésped intermedio que 'tiende un puente' entre los murciélagos y las personas", dijo Shen Yongyi, miembro del equipo de investigación citado por 20minutos.es.

Después de haber estudiado 1.000 muestras de animales salvajes, los científicos determinaron que los genomas de las secuencias de virus estudiadas en el pangolín eran en un 99% idénticos a los de los pacientes infectados por el coronavirus de Wuhan.

El pangolín, una especie en peligro de extinción, es reconocible por sus escamas. Cada año se comercian ilegalmente en Asia y África 100,000 de estos mamíferos, una especie más codiciada por los traficantes de animales salvajes, que la prefieren al elefante o rinoceronte, según la ONG WildAid.

Su carne es muy apreciada por los sibaritas chinos y vietnamitas y sus escamas, huesos y órganos usados en la medicina tradicional asiática.

En 2016, la Convención internacional sobre el comercio de especies salvajes amenazadas de extinción introdujo el pangolín en una lista que prohíbe su comercialización, pero según las ONGs, pese a esta medida, el tráfico ilegal de esta especie ha seguido aumentando.

Este nuevo virus apareció en diciembre en un mercado de la ciudad china de Wuhan, en el centro del país, donde se venden muchos animales, algunos de ellos salvajes.

En la epidemia del SARS, entre 2002 y 2003 en China, también causada por un coronavirus, el huésped fue la civeta, un pequeño mamífero cuya carne es muy apreciada en China.

China anunció a finales de enero y con el fin de contener la epidemia, una prohibición temporal del comercio de animales salvajes. Durante un tiempo aún indeterminado estarán prohibidos la cría, transporte y venta de todas las especies salvajes.Vea también: Aumenta a 20 la cifra de coronavirus en crucero de Japón, dos son estadounidenses