Caucus demócrata de Iowa: Buttigieg y Sanders casi empatados tras el conteo del 100% de los votos

Los resultados de la elección, sin embargo, están plagados de posibles errores e inconsistencias que podrían afectar su resultado final, según una revisión de la cadena NBC.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Noticias Telemundo

Los resultados parciales de los caucus demócratas de Iowa, publicados el lunes y actualizados por última vez la noche de este jueves, colocan al exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, y al senador por Vermont Bernie Sanders a la cabeza de la contienda en las primarias del Partido Demócrata.

Con el 100% de los 1,765 precintos contabilizados, Buttigieg sigue en primer lugar con el 26.2% de los precintos a su favor; Sanders prácticamente empatado con el 26.1%; en tercer lugar, la senadora por Massachussets Elizabeth Warren con 18%; el ex vicepresidente Joe Biden en cuarto con 15.8% y la senadora por Minnesota Amy Klobuchar en quinto con 12.3%.

La cadena NBC, de la cual Telemundo forma parte, no ha declarado aún un candidato ganador. Se mantiene analizando los datos, así como múltiples reportes de inconsistencias y posibles errores que podrían afectar el resultado final.

A pesar de que el senador Sanders obtuvo más votos en total, el llamado voto popular, el exalcalde de South Bend consiguió la victoria en más distritos, obteniendo por tanto más delegados estatales, que a su vez se traducirán en un número de delegados para la Convención Nacional Demócrata, que elegirá al candidato del partido a la presidencia en este procedimiento de democracia indirecta.

En total, los caucus de Iowa otorgan 41 delegados jurados para la Convención Nacional Demócrata. Y las reglas del estado determinan que estos delegados se dividan proporcionalmente entre los candidatos, según el número de precintos ganados. Por eso Buttigieg puede aventajar a Sanders, a pesar de tener menos votos hasta el momento.

Elizabeth Warren y Joe Biden, respectivamente, tercera y cuarto según el recuento parcial del voto en el caucus de Iowa.  AP / AP

Elizabeth Warren y Joe Biden, respectivamente, tercera y cuarto según el recuento parcial del voto en el caucus de Iowa. Crédito: AP

El proceso de votación en Iowa, ya de por sí complicado, experimentó grandes dificultades este lunes, cuando el Partido Demócrata anunció que no tendría los resultados esa noche como se tenía previsto, sin explicar en ese momento a qué se debía la falla.

Así, el inicio de la primaria demócrata fue calificado por muchos participantes y observadores como un desastre rotundo.

“Una vergüenza para el partido” y “un fracaso para los demócratas” fueron algunos de los lamentos y denuncias. Sanders y Julián Castro, antes precandidato y ahora representante de la campaña de la senadora Warren, hicieron públicas sus quejas. Biden incluso llegó a poner en duda, como muchos otros en las redes, la “integridad” de los resultados.

También llegaron las burlas del presidenteDonald Trump, por este "desastre sin paliativos". 

Más tarde el Partido Demócrata dijo que el requisito de contar por primera vez los votos exactos, y no nada más al ganador de cada distrito, había contribuido al retraso. También culpó a una nueva aplicación de teléfono que se usó para contar los votos.

Las reacciones de los aspirantes demócratas

Tanto Buttigieg como Sanders han celebrado los resultados. El exalcalde buscó mostrarse como ganador la noche del lunes aun sin conocer los resultados parciales. Pero ya con los resultados favorables pronunció un discurso en New Hampshire al día siguiente declarando “una victoria sorprendente para esta campaña”.

Por su parte, Sanders destacó su ventaja en el voto popular. "(Estamos) satisfechos de que en los resultados parciales es claro que en la primera y segunda ronda más gente votó por Bernie que por cualquier otro candidato", dijo su asesor de la campaña Jeff Weaver.

Joe Biden, en tanto, asumió como un golpe los resultados de Iowa. "No voy a endulzarlo. Fue un golpe al estómago. Todo el proceso fue un golpe. Pero ésta no es la primera vez que me derriban", reconoció.

Hablando en un discurso de campaña en New Hampshire, Biden tuvo duras palabras contra Sanders y Buttigieg, a quien cuestionó: “¿Está realmente diciendo que la administración Obama-Biden fue un fracaso? Pete, dilo en voz alta. Tengo un gran respeto por el alcalde Pete y su servicio a la nación, pero creo que es un riesgo para el partido nominar a alguien que nunca ha estado a cargo de una oficina en un pueblo mayor a las 100,000 personas en Indiana. Creo que es un riesgo”.

Si Sanders se convirtiera en el candidato demócrata, Biden dijo (en referencia a la descripción de sí mismo como un socialista democrático) que "todos los demócratas en Estados Unidos de arriba abajo en las boletas, en estados azules, estados rojos, estados púrpuras... en distritos fáciles, en competitivos, todo demócrata tendrá que llevar la etiqueta que el senador Sanders ha elegido para sí mismo”.

¿Cómo funciona un caucus?

Los caucus, o asambleas de votación, son un sistema peculiar de votación que solo ocurre en algunos estados. El de Iowa es particular porque es el primero y por lo tanto el que establece la narrativa para el resto de la campaña. Quien gane aquí lleva la ventaja y el tan codiciado momentum.

Los caucus son diferentes a las primarias en que los votos no se entregan de manera secreta en una urna, sino que la gente se reúne en el recinto que le corresponde por su región y discute con sus vecinos sobre quién es el mejor candidato. Luego los partidarios de cada uno se agrupan en diferentes zonas de la sala. En una primera ronda se determina qué candidatos son viables, es decir, que tengan más del 15% de la votación.

En la segunda ronda quienes hayan votado por los no viables pueden transferir sus votos a los que sí pasaron. La gente puede tratar de convencer a otros de que se unan a su bando, lo que naturalmente puede desatar discusiones acaloradas.

Este año las cosas fueron aún más complicadas: las reglas nuevas pedían que se reportaran los conteos exactos de cada candidato, cuando antes era suficiente simplemente reportar qué candidato había tenido la mayoría de los votos, y ese era el que se llevaba los delegados que le correspondían.