Jaulas simbólicas recuerdan a votantes del caucus de Iowa la separación de familias en la frontera

Transeúntes y curiosos verán que dentro de cada jaula parece haber un niño cubierto por una manta plástica, como parte de una protesta del grupo RAICES contra la política migratoria de Trump.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una instalación artística compuesta por decenas de jaulas decora el perímetro del centro de convenciones y otros puntos notables de la ciudad de Des Moines, Iowa, donde se celebra el caucus del Partido Demócrata este martes, la primera votación para elegir al rival de Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Concebidas por un grupo de activistas proinmigrantes, estas jaulas pretenden recordarles a los visitantes y al público en general que no deben olvidarse de los miles de menores de edad que la administración Trump encerró precisamente en jaulas cuando instauró la política de mano dura en la frontera y con ella la separación de los padres de sus hijos.

A primera vista, transeúntes y curiosos verán que dentro de cada jaula parece haber un niño cubierto por una manta plástica que pena de hambre, frío e incertidumbre, tras haber sido arrebatado de las manos de sus padres.

Detrás de esta iniciativa se encuentra el Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAICES), una organización sin fines de lucro que busca recordar a la “represión antiinmigrante” que la Casa Blanca autorizó durante el momento más crítico de la llegada de las conocidas como “Caravanas Migrantes” a la frontera entre México y Estados Unidos.

En declaraciones a Newsweek, Erika Andiola, una de las promotoras de RAICES, admitió lo impactante que resulta en los asistentes al caucus creer que dentro de cada jaula hay un niño en una situación de estrés. Y es que básicamente esa es la idea, que las personas “no viren la cara”, que no “miren hacia otro lado”.

“Sí, es incómodo”, reconoció. “Pero, al final del día esta es la realidad de lo que ha estado ocurriendo con muchos niños y muchas personas de todas las edades en la frontera y en los centros de detención de inmigrantes de todo el país”, dijo.

La instalación se complementa con grabaciones de audio reales, obtenidas justo en los centros de detención donde buena parte de estos menores pasaron semanas y meses, antes de ser entregados a sus familiares o a otras personas que los acogieron.

Otra parte de estos infantes fue devuelta a sus países con o sin sus padres.

Una medida que dejó estadísticas nefastas

Un reporte de Daily kos que esa misma política extrema hacia los inmigrantes provocó la muerte de varios niños mientras permanecían en centros de detención habilitados por el gobierno.

Aunque oficialmente la política migratoria de mano dura que separó a más de 2500 menores de sus progenitores fue rescindida por el propio presidente Trump, Andiola precisó que el actual gobierno continúa separando a familias inmigrantes, si bien de otra manera.

Últimamente, no pocos padres, en su mayoría centroamericanos o mexicanos, están optando por hacer que sus hijos crucen solos la frontera y sean admitidos por las autoridades estadounidenses como menores no acompañados, mientras ellos esperan en territorio mexicano a que se apruebe o no su solicitud de asilo.

“Es importante que los asistentes al caucus y los votantes no olviden que esta es una de las mayores crisis en Estados Unidos”, recordó Andiola. “La mayor prioridad de Trump ha sido atacar a la comunidad inmigrante y usar todas y cada una de las tácticas que sean posibles para deshumanizarnos y para tratarnos de una manera que permita que su agenda avance", dijo.

 De acuerdo con la activista, Des Moines “es el lugar al que todo el mundo estará mirando esta noche”. Por eso RAICES busca asegurarse de que los asistentes al caucus y el resto del país “no olviden que esto todavía está sucediendo, que hay niños que todavía están en jaulas y personas que aún están siendo separadas de sus familias”.

“No le estamos diciendo a las personas por quién votar”, agregó. “Le estamos recordando a los votantes que esto sigue siendo un problema”.

Entre quienes pasan por delante de estas jaulas y escuchan los llantos y las súplicas grabados de aquellos niños, ya se constatan reacciones de todo tipo, como el de un hombre que pasó junto a su familia y admitió sentirse “perturbado por el sonido y la imagen”, según Andiola.

Tanto él como los demás que pasan y se detienen, acotó la activista, deberían “tomar todo lo que vieron y sintieron, y llevarlo a las urnas y a los comités que deciden por quién votarán”.

“No apartes la vista del terror llevado a cabo en tu nombre”, se lee en una declaración formal firmada por RAICES. “No apartes la vista de los niños dentro de jaulas, de los solicitantes de asilo que son devueltos a la frontera, de las redadas de deportación destruyeron comunidades en todo el país”, dice el texto

“Esta represión contra los inmigrantes tiene que terminar”, concluye.

No es la primera vez que RAICES se vale de instalaciones para llamar la atención sobre los derechos de inmigrantes y refugiados. Jaulas similares a estas ya fueron vistas por millones de personas en las calles de Nueva York.

“Estamos haciendo esto porque casi ningún político en este país está enfocado en la inmigración —indica un comunicado de la organización—. Si bien algunos lo hacen mucho mejor que otros, el horror en nuestra frontera todavía se ignora con demasiada frecuencia, está ausente de los debates políticos y de las declaraciones de los funcionarios electos”.

Editado por Ivette Leyva