Trabajaba como médico en un hospital de Wuhan y murió tras contagiarse con el coronavirus

El doctor Liang Wudong es la primera víctima mortal registrada entre los equipos sanitarios que atienden a pacientes contagiados con el virus en la ciudad de 11 millones de personas. El presidente chino aseguró este sábado que la situación "es grave".

Por Francesco Rodella

Un doctor de Wuhan, la ciudad china epicentro de un brote mortífero de un coronavirus desconocido hasta hace pocas semanas, murió este sábado tras ser infectado por el mismo, según varios medios. La emergencia sanitaria internacional por la rápida propagación del microbio dañino, que ya ha provocado decenas de muertes en China, se dispara hora tras hora.

Liang Wudong, de 62 años, trabajaba en un hospital de Wuhan –una metrópolis de 11 millones de habitantes– donde se curaban pacientes infectados por el coronavirus, asegura The Wall Street Journal. Es la primera víctima mortal registrada entre los equipos sanitarios que atienden a personas que se han contagiado de la enfermedad, agrega The Guardian

Otro médico de Wuhan murió el jueves de un ataque al corazón mientras atendía a pacientes, según lo reportó The Washington Post. Aunque no está claro que su muerte estuviese relacionada con el virus, reportes indican que se encontraba exhausto debido al cansancio por las innumerables horas de trabajo. 

Tras mantenerse en silencio y no hacer referencia al brote del coronavirus en el país –desde que se registraron los primeros casos el mes pasado– el presidente del país asiático Xi Jinping llevó a cabo una reunión especial en la que solicitó una respuesta centralizada a la epidemia. "Es nuestra responsabilidad prevenirla y controlarla", dijo según lo informó la agencia estatal Xinhua News.

También aseguró que la nación superará este momento, tras admitir que la situación es “grave”.

Los síntomas

La misteriosa enfermedad respiratoria transmitida por este virus deja cada vez más víctimas. En China, donde las autoridades han aislado a decenas de millones de personas en varias ciudades para intentar frenar su difusión, ya se han confirmado al menos 41 muertos y más de 1,200 contagiados. Dos casos confirmados se detectaron en Estados Unidos, y varios más en otros países, como Japón, Malaysia y Australia. 

Este viernes, las autoridades de Francia informaron que detectaron tres casos, los primeros confirmados en Europa. México, entre muchos otros países, efectúa controles en algunas personas para averiguar si los síntomas que manifiestan, aparentemente compatibles con los que provoca el nuevo coronavirus, son consecuencia de su ataque. 

Estos suelen aparecer en principio como los de un resfriado o una gripe, con tos y fiebre y, en los casos más graves, problemas respiratorios. Pero pueden agravarse ulteriormente y derivar en una neumonía, que podría ser letal.

El brote empezó supuestamente en un gran mercado de marisco y animales de Wuhan. Pese a que en principio se pensó que solo se contagiaría de animales a seres humanos, luego se observó que también se transmite de persona a persona

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) consideran bajo el riesgo para el público general estadounidense. Este viernes, informaron que tenían bajo seguimiento más de 60 posibles casos. Los dos pacientes confirmados hasta el momento, un hombre de 30 años y una mujer en sus sesenta, acababan de volver de Wuhan. 

Las autoridades de la ciudad china siguen tomando medidas para intentar frenar este brote aparentemente imparable, reporta The Associated Press. Después de que se suspendiera el transporte a la ciudad el miércoles, incluyendo trenes y aviones, además del transporte público dentro de la urbe, se prohibió a partir de este sábado la circulación de casi todos los vehículos por el centro. 

Medidas de aislamiento se aplicaron también en 16 ciudades próximas que, en total, suman 50 millones de habitantes, más que Nueva York, Londres, París y Moscú juntas. Hong Kong informó que cerrará las escuelas durante dos semanas.

La Asociación China de Servicios de Viaje informó que se ha ordenado a todas las agencias que detengan los tours en grupo, mientras que el presidente, Xi Jinping, abordó el problema en una reunión de dirigentes del Partido Comunista en el día de la festividad tradicional del Año Nuevo Lunar, que vio varios actos cancelados y lugares de interés turístico y salas de cine cerrados debido a la emergencia. 

“Ante la grave situación de esta propagación acelerada de la neumonía por infecciones con el nuevo coronavirus, debemos intensificar el liderazgo centralizado y unido bajo el partido central", fueron sus palabras, reportadas por la cadena estatal china CCTV. En su opinión, las claves para derrotar al virus son la “prevención” y el “control”.