Este estudiante de Texas no podrá graduarse a menos que se corte las rastas, según su escuela

El distrito escolar solo permite romper el código de vestimenta en circunstancias especiales

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un estudiante negro de Texas podría perderse su fiesta y ceremonia de graduación de la escuela secundaria porque usa rastas. DeAndre Arnold, de 18 años, ha dejado crecer sus rastas desde que era un estudiante de séptimo grado en el Distrito Escolar Independiente de Barbers Hill en Mont Belvieu, le dijo a Fox 26 Houston.

El padre de DeAndre, David Arnold, es de ascendencia trinitense, y los hombres de su familia a menudo dejan crecer sus rastas más allá de la cadera, dijo el adolescente a KPRC.

A medida que su cabello crecía, él y su madre, Sandy Arnold, lo recortarían o atarían intrincadamente sus trenzas en un voluminoso moño marrón oscuro y dorado para asegurarse de que su cabello estuviera fuera del cuello, lejos de los lóbulos de las orejas y fuera de su ojos para poder cumplir con la política del código de vestimenta del distrito escolar.

Sandy Arnold le dijo a Fox 26 Houston que su estilo ya no era suficiente para la escuela. Justo antes del receso de invierno, ella y su hijo fueron llamados a la oficina del director de la Escuela Secundaria Barbers Hill, donde se les dio un ultimátum: cortar las rastas de DeAndre o enfrentar la suspensión del centro. "Dicen que no se puede evitar el código de vestimenta al tenerlo", dijo a Isiah Carey de Fox 26 Houston. "Estamos paralizados".

DeAndre ahora está suspendido de la escuela, informó KHOU-11. La familia Arnold sostiene que la política del código de vestimenta con respecto al cabello masculino fue cambiada a mediados del año escolar, dijeron en una reunión de la junta escolar del pasado lunes por la noche.

El distrito escolar se mantiene firme en su política, que establece que los estudiantes varones no pueden tener su cabello "recogido o usado en un estilo que permita que el cabello se extienda por debajo" del cuello, los lóbulos de las orejas y los ojos cuando se suelta.

DeAndre y su madre consideran que la política es sexista, algo con lo que el superintendente de Barbers Hill, Greg Poole, no está de acuerdo. "Todos los distritos escolares de la nación tienen un código de vestimenta", dijo Poole a KHOU-11, al tiempo que enfatizó que los distritos escolares tienen derecho a crear códigos de vestimenta que cumplan con las expectativas locales de estilo. "No creo que puedas ir a la escuela en ropa interior", sentenció.

La negativa de DeAndre a cortarse el cabello le ha impedido regresar a clases normales, y su madre afirma que su única otra opción es considerar asistir a una escuela alternativa cercana, según KHOU-11.

"Mi cabello no tiene nada que ver con mi" excelencia ", como decimos en Barbers Hill", dijo el adolescente a la estación. "Qué inteligente soy, qué trabajo voy a conseguir, mi cabello no lo determina. Las rastas solo determinan la manera en la que me veo", argumentó.

Schane Niemann, un barbero, dijo que conoce la política del distrito durante años y ha visto a muchachos en su silla debido al código de vestimenta. Su tienda está al otro lado de la calle de la escuela.

"Todos los días entran niños que dicen que la escuela les hace venir a cortarse el pelo porque no cumplen las relgas", dijo Niemann en una entrevista con KHOU-11. Añadió: "No es un problema de raza".

Los activistas locales se burlan de esa afirmación, considerando la demografía del distrito y su ciudad. Los afroamericanos representan el 3,1% de la población del distrito escolar, según datos del propio distrito. La población negra en Mont Belvieu, la ciudad en la que se encuentra el distrito escolar, es del 8,5%, según los datos del censo.

Gerry Monroe, director ejecutivo de la United Urban Alumni Association, asistió a la reunión de la junta escolar el día de Martin Luther King Jr. para regañar a la junta escolar por no entender el significado religioso y cultural de los rastas.

"No entienden las rastas porque ninguno de ustedes es negro", dijo a los miembros de la junta, que en su mayoría son blancos, en medio de chasquidos de dedos y murmullos de aprobación.

Otros residentes en el distrito escolar comentaron sobre las razones por las cuales la política debe mantenerse o no. "No toleraré que nadie intimide a mi hijo", advirtió David Arnold, afirmando que él y su esposa han intentado abordar las reuniones de la junta escolar sin suerte para discutir la política que dicen que se modificó a mediados del año escolar. "Todo lo que quiere hacer es graduarse", afirmó.

El tema ha llamado la atención de atletas y políticos de alto perfil. El gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, calificó la política de "discriminación racial" en un tuit del jueves y promocionó la reputación de su Estado como una de las primeras en prohibir la discriminación del cabello.

El receptor abierto de los Houston Texans, DeAndre Hopkins, quien comparte su primer nombre y usa un peinado similar al de DeAndre Arnold, tuiteó su apoyo a Arnold el miércoles.

Arnold no tiene intención de hacerlo. "No puedes dejar que la gente te pase por encima o algo así", dijo a KHOU-11. "Tienes que estar dispuesto a adoptar una postura, y eso es lo que voy a hacer", concluyó.

Leyes discriminatorias

La discriminación del cabello negro tiene una larga historia. Tehia Glass es profesora asociada de psicología educativa y educación primaria en la Universidad de Carolina del Norte Charlotte. Anteriormente había visto políticas como esta, aunque no entiende la razón detrás de ellas, según publica CNN.

Glass, también director de diversidad e inclusión del Cato College of Education de la UNCC, ha estudiado la diversidad cultural en la educación primaria. En el caso de Arnold, dijo, estas reglas esencialmente le dicen que no puede ser completamente él mismo en la escuela. "Vemos este énfasis de los negros para conformarse con la blancura y asimilarse", explicó Glass.

Las rastas, un peinado asociado con la cultura negra, no encaja en esa imagen. "Ya imaginaron cómo debería ser el niño ideal en la escuela, y escribieron las reglas basadas en eso", explicó.

Este tampoco es un fenómeno nuevo. Glass dijo que hay una historia de personas negras que enfrentan discriminación de cabello. Glass hizo referencia específica a un caso de 1976: Jenkins contra Blue Cross Mutual Hospital Insurance. Beverly Jenkins, entonces empleada de Blue Cross, trabajó para la compañía durante tres años cuando comenzó a usar llevar el cabello afro de manera natural.

Cuando llegó a la promoción, Jenkins fue rechazada y le dijeron que "nunca podría representar a Blue Cross con el pelo así. Jenkins demandó por discriminación, utilizando la Ley de Derechos Civiles de 1964 como su defensa. Ella ganó.

Arnold no es el primero en enfrentarse a este tipo de dilema en la escuela. En 2018, las imágenes de un luchador de secundaria en Nueva Jersey  que se vio obligado a cortar sus rastas o perder su combate de lucha libre se volvieron virales. De acuerdo con las reglas establecidas por la Federación Nacional de Asociaciones de Escuelas Secundarias del Estado, el cabello de un luchador no puede caer por debajo de la parte superior del cuello de una camisa en la parte posterior, debajo de los lóbulos de las orejas a los lados o debajo de las cejas, una política similar a la de Barber Hills ISD.

Lea también:

Crimen de odio: Mujer de Iowa atropelló a una adolescente de 14 años por ser latina

¿Por qué vinculan los tintes de pelo con el riesgo de padecer cáncer de seno?