IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Se escucha por primera vez la voz de una momia egipcia

Era un sacerdote y murió hace 3,000 años con la lengua fuera de la boca. Su religión le obligaba a hablar con los dioses: así sonaba su voz.

La voz de un sacerdote egipcio que murió hace 3,000 años ha podido ser escuchada por primera vez gracias a una detallada reconstrucción realizada por científicos británicos a partir de su momia usando tomografía computarizada, la impresión 3D, una laringe electrónica y un altavoz.

"Lo que hemos hecho es crear el sonido de Nesyamun tal como está en su sarcófago", ha explicado al diario The Guardian el profesor David Howard, de la Universidad de Londres, "no es un sonido de su discurso como tal, ya que en realidad no está hablando".

Los resultados del experimento, iniciado en 2013, fueron publicados en la revista Scientific Reports.

La momia, que se hallaba en el Museo de la Ciudad de Leeds, fue conducida a un hospital donde la sometieron a una serie de tomografías computarizadas. A partir de estas se realizó la reconstrucción digital del tracto vocal de Nesyamun y se reprodujo través de la impresión 3D.

Sin embargo, faltaba un elemento importante: el paladar blando, que debió ser reproducido virtualmente por los científicos. Luego acoplaron esto con una laringe electrónica y un altavoz.

El resultado es el de una voz electrónica, específicamente la de Nesyamun acostado en su ataúd después de la momificación.

El equipo analizó datos y grabaciones de hombres modernos y dijo que el sonido de la momia - como "eeuuughhh" – es similar al de las vocales en las palabras inglesas "bad" (malo) y "bed" (cama).

Este es el sonido: 

 Howard explicó que las dimensiones de la laringe y el tracto vocal de Nesyamun sugieren que su voz habría sido ligeramente más aguda que la del hombre promedio de hoy.

Nesyamun vivió durante el reinado del faraón Ramsés XI (1099-1069 a.C.) y era sacerdote en el templo de Karnak en Tebas (actual Luxor). Su voz habría sido esencial para su trabajo, pues además de hablar, tenía que cantar como parte de sus funciones.

Tras ser hallada, la momia fue trasladada a la ciudad británica de Leeds, donde fue abierta por primera vez en 1824. En ese momento se determinó que al morir el hombre habría tenido unos 50 años.

En 1941, el ataúd sobrevivió el bombardeo nazi sobre la ciudad inglesa. Su exterior decorativo está pintado con escenas del famoso Libro de los Muertos, que representan a Nesyamun haciendo ofrendas a las deidades, mientras que el texto reza por el éxito y en el más allá y el contacto con los dioses.

Inicialmente se pensó fue su muerte fue por estrangulamiento, pero luego se consideró que habría sido causada por una reacción alérgica, como la picadura de un insecto en la lengua, lo cual explicaría por qué la momia la tenía hacia afuera de la boca.

"Todos los egipcios esperaban que después de la muerte su alma pudiera hablar, para que pudieran recitar la llamada confesión negativa, diciéndole a los dioses que había llevado una buena vida", dijo la coautora del estudio, la profesora Joann Fletcher de la Universidad de York. "Solo si los dioses estaban de acuerdo, el alma fallecida podría pasar a la eternidad; si fallaban la prueba, morían una segunda muerte permanente", añadió.

Fletcher agregó que a los que pasaban la prueba se les denominaba "de voz verdadera", una frase que aparece en las inscripciones del ataúd de Nesyamun junto a su nombre.

 (Editado por Ivette Leyva)