Los ‘fiscales’ demócratas hacen sus argumentos finales: el presidente Trump violó la ley, lo encubrió y lo hará de nuevo

En su último día para presentar argumentos, los demócratas alegaron que Trump presionó a Ucrania a investigar al ex vicepresidente Joe Biden para "hacer trampa" y ganar la reelección, que lo encubrió, y que si no es destituido, lo hará de nuevo.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Por María Peña

WASHINGTON.— El equipo de 'fiscales' demócratas aprovechó su tercer y último día de argumentos este viernes para detallar cómo el presidente Donald Trump es un grave peligro para el país porque violó la ley, lo encubrió y la violará de nuevo en las elecciones de este año, y merece la destitución. 

Los representantes de la Cámara Baja hicieron presentaciones detalladas, usando videos, diapositivas, fotos, testimonios escritos y argumentos legales y constitucionales para mostrar cómo Trump abusó de su poder y de "la confianza pública" para su beneficio, y luego obstruyó la investigación del Congreso sobre sus tratos con Ucrania para encubrir sus violaciones de la ley.

Además, los representantes urgieron a los senadores republicanos a que “cumplan con su deber” y que vean más allá de los intereses de su partido.

Video: ¿Qué piensan los senadores que actúan como jurado del juicio político a Trump? Se lo preguntamos

Encargado del cierre de sus argumentos, el legislador demócrata por California y principal 'fiscal' del caso, Adam Schiff,  afirmó que Trump ha puesto sus intereses por encima de los del país.

"El resultado ha sido y seguirá siendo un grave daño a nuestra nación si esta cámara no se levanta y afirma que esto es equivocado", enfatizó. 

"Les pido, les imploro: denle a Estados Unidos un juicio justo. Lo merece", subrayó Schiff, un experimentado fiscal de California. 

En el día de cierre, uno de los momentos más llamativos ocurrió cuando Schiff mencionó un informe de la cadena CBS sobre las amenazas del equipo legal de Trump contra senadores republicanos que voten para destituirlo.

Según CBS, un confidente de Trump aseguró que los senadores republicanos han quedado advertidos: "voten contra el presidente y sus cabezas terminarán en una pica". 

De inmediato se escuchó claramente un murmullo de protestas de varios senadores republicanos, entre éstos Susan Collins, que enérgicamente respondieron con un "no es cierto". Las reglas del juicio prohíben expresiones de ningún tipo del jurado. 

Aún si se tratase de un lenguaje en sentido figurado, lo más probable es que la Administración continuará presionando por agilizar la conclusión del juicio, para enfocar las energías en la contienda electoral. 

A lo largo de tres días, la estrategia de los siete fiscales de la Cámara de Representantes fue detallar los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, apoyándose además en las propias palabras de Trump, testimonios públicos de miembros de su Administración, y documentos divulgados el año pasado.

También intentaron persuadir a la bancada republicana, que controla el Senado, a que permita traer más testigos y documentos al juicio político contra Trump, conocido en inglés como impeachment.

La estrategia demócrata: construir un argumento a favor de la destitución

En los último dos días, los fiscales delinearon la presunta campaña de presión de Trump en 2019 para que Ucrania anunciara una investigación contra el ex vicepresidente, Joe Biden, su posible rival en la contienda presidencial en noviembre próximo.

Según los demócratas, Trump condicionó unos 400 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania (un país pequeño que está en guerra con Rusia) y una visita de Estado en la Casa Blanca, a cambio de que el presidente de ese país, Volodymyr Zelenskiy, anunciara la investigación, con la idea de mancillar la imagen de Biden.

Cobertura minuto a minuto: Último día para que los 'fiscales' demócratas presenten su argumento contra Trump

La defensa de Trump es que él quería esa investigación para acabar con la corrupción, y le preocupaba el malgasto del dinero de los contribuyentes estadounidenses en Ucrania.

Pero personas cercanas al asunto, como el embajador a la Unión Europea Gordon Sondland, dijeron bajo juramento que a Trump "no le importaba la corrupción... solo le importaban las cosas grandes", y solo quería un anuncio de la investigación, no que realmente se hiciera. 

Durante el viernes, la meta de los fiscales ha sido detallar los supuestos esfuerzos de Trump por encubrir esa campaña de presión, cómo retuvo la ayuda militar a Ucrania, y cómo encubrió esto al negarse a entregar documentos o prohibiéndole a miembros de su Administración que rindiesen testimonio bajo juramento en el Congreso.

Para los demócratas, Trump presionó a Ucrania buscando su beneficio personal y para “hacer trampa” en los comicios de 2020, no por el interés de Estados Unidos ni por su supuesta preocupación por la corrupción en ese país.

 Video: 'Fiscales' del juicio político se centran en el cargo de obstrucción al Congreso

Según Schiff, cómo Trump manejó las relaciones con Ucrania sólo demuestra que su política es “poner a Trump primero, no a Estados Unidos primero”.

Peor aún, agregó Schiff, el mandatario continúa buscando interferencia extranjera en los comicios de este año, poniendo en riesgo la base fundacional de la democracia en este país.

La demora en la entrega de la ayuda tuvo un gran impacto, “sólo pregúntenle a los ucranianos que ahora mismo están en las trincheras”, dijo, por su parte, Jason Crow, representante demócrata por Colorado y miembro de la acusación.

Por su parte, Hakeem Jeffries, legislador demócrata por Nueva York, dijo que el segundo cargo es “preocupante” y se deriva de que Trump “trató de hacer trampa, lo atraparon, y después luchó duro para encubrirlo”.

EN VIVO: Cuarto día de juicio político. Los ‘fiscales’ concluyen sus acusaciones contra el presidente Trump

Jeffries se refirió a la llamada del pasado 25 de julio en la que Trump le dijo a Zelenskiy que le entregaría el dinero para armamento militar si le hacía el "favor” de anunciar la investigación contra Biden.

Los demócratas sostienen que si los republicanos están cansados de "oir lo mismo" a diario es porque no quieren admitir pruebas nuevas. Los republicanos replican que si la oposición de verdad tuviera un "caso sólido", no necesitaría más testigos.

El tercer día de argumentos demócratas coincidió con la difusión de una grabación –reportada primero por la cadena ABC News– en la que presuntamente se escucha a Trump pidiéndole a Lev Parnas, un socio de su abogado personal, Rudy Giuliani, “quitar de en medio” a la entonces embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovich. 

Parnas le comunicó a Trump que la diplomática lo criticaba y daba casi por hecho que el mandatario sería sometido a juicio político. Yovanovich fue retirada del cargo en mayo de 2019.

El abogado de Parnas, Joseph Bondy, le dijo a la prensa que entregó esta grabación a la Cámara Baja para su investigación contra el presidente, según reportó CNN.

¿Cuál es el siguiente paso?

El sábado le toca el turno al equipo de la defensa de Trump, y uno de sus abogados personales, Jay Sekulow, dijo que sólo usarán tres horas para delinear la estrategia de su caso, como si fuera el trailer de una película, explicó.

“La semana próxima es cuando verán la presentación completa”, aseguró Sekulow.  

Bajo las reglas aprobadas en la madrugada del miércoles pasado, ambos lados tendrán un total de 24 horas para exponer sus argumentos.

La semana próxima, tendrán 16 horas de preguntas para ambos lados, y luego el Senado votará sobre si habrá o no testigos adicionales.

En ese sentido, el senador demócrata por Maryland, Chris Van Hollen, dijo a Noticias Telemundo que él continuará presionando por la inclusión de más testigos, porque en ningún juicio el acusado, en este caso Trump, "dicta los reglamentos" del proceso. 

Una de sus enmiendas, precisamente para lograr esa meta, fue derrotada el martes pasado.  

El objetivo de los republicanos es tener un voto definitivo para destituir o exonerar a Trump a más tardar el viernes.

“Ellos saben lo que hizo Trump”

Durante cada breve descanso, ambos partidos buscan a la prensa para trasladar sus respectivos mensajes: los republicanos afirman que el juicio político es una “farsa”. Mientras, los demócratas, entre éstos dos senadoras consultadas hoy por Noticias Telemundo, replican que “nadie está por encima de la ley”.

“Ellos saben lo que hizo este presidente, la pregunta es qué harán al respecto”, le dijo la senadora demócrata por Minnesota y precandidata presidencial, Amy Klobuchar.

Por su parte, la senadora demócrata por California y ex precandidata presidencial, Kamala Harris, dijo que Trump sí estuvo implicado en una “conducta indebida increíble” al pedir la injerencia extranjera en las elecciones. Añadió que los senadores tienen una obligación constitucional de ejercer "justicia imparcial", independiente de su lealtad al partido.

Mientras tanto, senadores republicanos como Lindsey Graham y John Barrasso, mantuvieron un frente unido al insistir en que Trump es inocente y que, en todo caso, son los votantes los que decidirán su futuro político en las urnas. 

En contraste con sus conocidos ataques partidistas, Graham sí elogió la presentación "exhaustiva", "profesional y elocuente" de los demócratas,  pero recordó que falta escuchar al otro bando "y entonces decidiremos". 

 A juzgar por esto, los demócratas aparentemente no han podido sembrar la duda entre los republicanos.

Pero, en declaraciones a la prensa, la legisladora demócrata por Texas, Sylvia García -la única hispana entre los fiscales- afirmó que su equipo ha presentado un “caso fuerte”, y dijo estar satisfecha de que los republicanos al menos les están escuchando.

Lee también:

Inicia el juicio político contra Trump en el Senado, ¿qué sigue en el proceso?