Virus “raro y altamente letal” en Brasil causa la primera muerte por fiebre hemorrágica en 20 años

Mientras el mundo entero está en alerta ante la amenaza de un nuevo tipo de coronavirus –del que ya se reportan más 830 casos y 25 fallecidos– otro virus genera preocupación en América Latina.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Mientras el mundo entero está en alerta ante la amenaza de un nuevo tipo de coronavirus del que ya se reportan más 830 casos y 25 fallecidos, otro virus acaba de ocasionar la primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en 20 años.

El Ministerio de Salud de ese país ya alertó a la Organización Mundial de la Salud sobre este caso de un virus que califican como “extremadamente raro” y “altamente letal” y que presenta un 90% de similitud con el arenavirus, específicamente del tipo Sabiá, asociado a la fiebre hemorrágica brasilera reportada por primera vez en 1993, y de la que el último brote ocurrió hace 20 años.

“Este evento está aislado y su transmisión está restringida. En este momento no hay riesgo para el tránsito de personas o bienes a nivel nacional o internacional”, aclararon las autoridades sanitarias brasileñas.

El paciente –cuya identidad no ha sido revelada– falleció en el estado de Sao Paulo el 11 de enero, doce días después de que comenzaran los síntomas el 30 de diciembre, y fue atendido en tres hospitales donde realizaron numerosas pruebas de despistaje como la de la fiebre amarilla, hepatitis viral, leptopirosis, dengue y zika. Todas dieron negativo y exámenes complementarios lograron identificar el arenavirus, que causa la fiebre hemorrágica brasileña.

Origen y síntomas 

Los síntomas iniciales son fiebre, malestar, dolor muscular, manchas rojas en el cuerpo, dolor de garganta, estómago y detrás de los ojos, dolor de cabeza, mareos, sensibilidad a la luz, estreñimiento y sangrado de las membranas mucosas como la boca y la nariz. A medida que la enfermedad progresa, puede haber deterioro neurológico (somnolencia, confusión mental, cambios de comportamiento y convulsiones).

El período de incubación es bastante largo: de 7 a 21 días, y a diferencia del coronavirus, no se contagia por vía respiratoria sino por inhalación de partículas formadas a partir de la orina, heces o saliva de roedores infectados.

Una técnico de laboratorio examina una muestra de sangre en una clínica de Río de Janeiro, Brasil. Foto: (Getty Images).

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los arenavirus son de tipo zoonótico, lo que quiere decir que se encuentran en animales, en este caso, específicamente roedores que están infectados crónicamente con él, pero no presentan síntomas.

Las autoridades brasileñas precisaron que todavía no han confirmado el origen de la contaminación del paciente, pero adelantaron que se sospecha fue “ambiental”: por contacto con orina o heces de los roedores. Sí aclararon que la persona no tenía ningún historial de viaje y que personal del hospital donde el individuo fue atendido, así como sus familiares y personas que hayan estado en contacto con él están siendo monitoreados de cerca.

La trasmisión del arenavirus entre personas ocurre por un contacto próximo y prologado o en ambientes hospitalarios donde puede ocurrir el contacto con secreciones, orina, heces, saliva, vómito o semen.

La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar el contacto con roedores salvajes que se encuentran en áreas rurales y forestales, una recomendación que las autoridades extienden a los habitantes del estado de Sao Paulo.

Lee también:

Coronavirus: síntomas, riesgos y cómo se contrae esta peligrosa epidemia

EEUU alerta de las superbacterias resistentes a antibióticos que se cobran la vida de una persona cada 15 minutos