“Mis zapatos fueron conservados entre una montaña de zapatos en Auschwitz. Estaban ahí. Y yo sigo aquí"

"No hay que olvidar nunca" el Holocausto, piden los líderes mundiales en el aniversario de la liberación del campo de concentración. Pero los estadounidenses ignoran datos fundamentales. ¿Es por antisemitismo?

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

“Recuerden, no hay que olvidar nunca”, ha urgido este jueves a toda la humanidad el presidente francés, Emmanuel Macron.

Junto a él estaban los principales líderes mundiales, incluido el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el presidente ruso, Vladímir Putin.  Su anfitrión en Jerusalén era el presidente israelí, Reuven Rivlin, que ha insistido: “Es una reunión histórica, no sólo para Israel y el pueblo judío, sino para toda la humanidad”.

Pero en el encuentro había también gente más humilde y quizá más importante si cabe, como Yona Amit, de 81 años, que fue escondido de los nazis cuando era niño, pero perdió a varios de familiares en el Holocausto, entre ellos un primo.

Intercambiamos los  zapatos cuando jugábamos”, explicó Amit. Luego su primo fue detenido: “Fueron todos enviados directamente a Auschwitz”, cuenta sobre sus familiares, “y entre ellos mi primo, con mis zapatos, enviado a las cámaras de gas”.

“Mis zapatos fueron conservados entre una montaña de zapatos en Auschwitz. Estaban ahí. Y yo sigo aquí”, explicó.

La reunión de líderes mundiales, en la que han participado un centenar de supervivientes, servía para celebrar el 75 aniversario de la liberación por tropas aliadas durante la II Guerra Mundial de este campo de concentración de la Alemania nazi. Allí murieron más de un millón de personas, la mayoría judíos.

Sin embargo, menos de la mitad de los estadounidenses sabe cuántos judíos fueron asesinados en el Holocausto, según una encuesta del instituto Pew Research Center publicada con motivo de esta conmemoración.

Sólo el 45% de los encuestados (11,000 personas) sabía que fueron unos seis millones de judíos, pero también varios millones más miembros de otras comunidades (homosexuales, gitanos, etcétera), a los que los nazis consideraban inferiores.

“Esto plantea una importante pregunta: ¿Los que subestimaron el número de muertos están simplemente desinformados, o son negadores del Holocausto, gente con perspectiva anti-semita que opina que el Holocausto fue inventado o exagerado por los judíos?”, se pregunta el centro de investigación.
 

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, en la conmemoración del 75 aniversario de la liberación de Auschwitz. Getty Images

“Si bien la encuesta no puede responder la pregunta directamente, los datos sugieren que pocos de los encuestados expresan sentimientos negativos contra los judíos”, explica el estudio.

“En un termómetro de sentimientos”, añade, “nueve de cada diez encuestados no judíos que subestiman el número de muertos del Holocausto expresan sentimientos neutrales o cálidos hacia los judíos”, concluye, un resultado similar al de aquellos que sobreestimaron el número de muertos o no supieron o quisieron responder.

Según la encuesta, ocho de cada diez personas describe el Holocausto como un intento de aniquilación de judíos o lo relaciona con campos de concentración, Adolf Hitler o los nazis. Siete de cada diez sabe que ocurrió entre 1930 y 1950, y cerca de dos tercios sabe que los nazis crearon guetos en ciudades y pueblos donde forzaron a vivir a las personas de origen judío.

 

Lea también: 

Los amantes de Auschwitz: la historia de una pareja que se reencontró 72 años después