Estas familias migrantes fueron separadas por Trump hace más de un año. Ahora padres e hijos se reúnen

Nueve migrantes deportados regresan a Estados Unidos por orden de un juez que determinó que el Gobierno les había impedido ilegalmente pedir asilo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Nueve padres migrantes deportados en la época en que la administración del presidente, Donald Trump, separó a miles de familias migrantes durante 2018, regresaron en la noche de este miércoles a Estados Unidos. Pudieron así reunirse con sus hijos, de los que estuvieron alejados durante hasta año y medio.

El grupo llegó al aeropuerto internacional de Los Ángeles desde la ciudad de Guatemala. El viaje se organizó por orden de un juez federal, después de que este determinó que el Gobierno había impedido ilegalmente a esos padres pedir asilo en Estados Unidos. Un abogado que sigue este caso confirmó que los nueve padres estaban a bordo del vuelo.

El retorno de estos migrantes, algunos de ellos recibidos en el aeropuerto californiano por los hijos, sirve también como recordatorio de los efectos a largo plazo de la política de separación familiar de Trump, puesta en acto oficialmente durante varias semanas en 2018, apunta The Associated Press

Cientos, y potencialmente hasta miles de otros padres e hijos permanecen separados casi dos años después de que esa política, conocida como de tolerancia cero y aplicada en los cruces fronterizos no autorizados, entró en vigor en abril de ese año. El programa pretendía procesar a todos los migrantes que cruzaban la frontera, y por eso conllevaba dividir a padres acusados de los niños con los que llegaban. 

"Hay muchas personas que se han quedado traumatizadas por la política de separación familiar, su dolor no va a ser reparado", afirmó Linda Grimm, representante legal de uno de los padres que regresaron a Estados Unidos este miércoles. 

La política de tolerancia cero fue retirada después de que así lo ordenara el juez de distrito Dana Sabraw en junio de 2018. Pero después, el Gobierno admitió que estuvo separando familias incluso antes de que ese plan arrancara. Actualmente se calcula que más de 4,000 niños fueron separados de sus padres, antes y durante la implementación oficial de la política de tolerancia cero de la administración. 

En la época previa a esa implantación, las agencias gubernamentales no registraron las separaciones de manera adecuada. Algunos de los centros donde se encerraron a los migrantes estaban sobrepoblados y mal abastecidos. Muchas familias se vieron denegadas comida, agua o atención médica.

Lágrimas y abrazos en el aeropuerto

Byron, el hijo de 9 años de David Xol, es uno de los niños que este miércoles estuvo esperando a su papá en el aeropuerto de Los Ángeles. El hombre cayó de rodillas y lo abrazó entre lágrimas durante unos tres minutos, reporta AP.

"Era pequeño", dijo David después de ponerse de pie. "Creció mucho", agregó. El niño estuvo en acogida en una familia estadounidense desde mayo de 2019. Anteriormente, transcurrió 11 meses en instalaciones gubernamentales. Se espera que ahora él y su padre se instalen en California. 

Cleivi Jerez, de 41 años, es en cambio la esposa de Esvin Fernando Arredondo, un hombre deportado también en 2018. Ella llegó al aeropuerto de Los Ángeles con sus tres hijas de 17, 13 y 7 años para esperar al marido. "Estoy nerviosa, anoche no pude dormir", dijo la mujer en español después del aterrizaje del avión en el que viajó él.

Si bien el Gobierno ha detenido las separaciones familiares a gran escala, por otro lado ha implementado políticas para frenar la entrada al país de muchos solicitantes de asilo. Bajo la política de "Permanecer en México", más de 50,000 personas han sido obligadas a esperar en ese país la resolución de sus peticiones. 

La administración Trump también está aumentando las deportaciones de centroamericanos a otros países de la región, para que soliciten asilo allí y no en Washington.

Editado por Francesco Rodella con información de The Associated Press.

Mire también: Unas abuelas que no admiten que las familias sean separadas