Irán explica cómo derribó el avión ucraniano: fue la metralla de misiles rusos

Los misiles TOR-M1 comprados a Rusia explotan cerca de su objetivo, derribándolo con la metralla. Así sucedió la tragedia.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Irán ha reconocido este martes que sus militares dispararon dos misiles antiaéreos rusos contra el avión ucraniano que se desplomó el 8 de enero junto a la capital, Teherán, matando a las 176 personas a bordo.

Durante los tres días posteriores Irán culpó un mal funcionamiento técnico y al incendio del motor por la tragedia, pero cambió su versión después de que Estados Unidos y Canadá (de donde provenían 57 pasajeros) le culparan públicamente del incidente.

La Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria dijo entonces que el operador de un sistema de defensa aérea había confundido el Boeing 737-800 con un misil crucero estadounidense y le había disparado. También anunció arrestos de los responsables.

Las defensas aéreas de Irán se hallaban en alerta máxima después del disparo de misiles contra dos bases estadounidenses en Irak en represalia por la muerte de­­­­l general iraní Qasem Soleimani en un ataque previo de aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad.

La admisión de Irán se produjo luego de la divulgación de videos en redes sociales que muestran cómo el avión fue impactado por misiles poco después de despegar del aeropuerto Imam Khomeini.

El nuevo informe de la Organización de Aviación Civil de Irán identificó a los misiles disparados al avión como TOR-M1, de fabricación rusa.

Sin embargo, el documento no llega a admitir que los misiles fueron los responsables de la caída del avión y se limita a decir que "el impacto de estos misiles en el accidente y el análisis de esta acción está bajo investigación".

En 2017, Irán recibió 29 unidades TOR-M1 de Rusia bajo un contrato por un valor estimado de 700 millones de dólares, de acuerdo con la agencia de noticias The Associated Press. Son conocidos también como SA-15 Gauntlet -código usado por la OTAN- y tienen una extensión de 3,5 metros.

Fueron diseñados durante la época soviética para derribar aviones y armas guiadas de precisión y tienen un alcance de hasta seis kilómetros de altura (aproximadamente 19,700 pies). Los misiles TOR-M1 explotan cerca de su objetivo, derribándolo con la metralla.

Sin poder descifrar las cajas negras

El informe también dijo que a los investigadores iraníes les había resultado "imposible" leer los datos de vuelo del avión y las grabadoras de voz de la cabina, comúnmente conocidas como cajas negras, porque son técnicamente demasiado avanzadas.

Así, tras negarse a compartir esta información con Estados Unidos y Ucrania, ahora ha pedido que se le envíe "un equipo actualizado" porque sus medios técnicos "no han respondido positivamente hasta ahora". 

En una llamada telefónica el domingo, representantes de los cinco países con víctimas –Ucrania, Canadá, Suecia, Afganistán y Reino Unido- pidieron que Irán que "traslade las cajas negras a una instalación con toda la tecnología y experiencia requerida para descargar y analizar los datos de manera rápida y confiable sin demora", según lo establecido en las convenciones internacionales.

El sábado, el jefe de la unidad de investigaciones de accidentes de la Organización de Aviación Civil de Irán, Hassan Rezaeifar, fue citado por la agencia de noticias Tasnim diciendo que las cajas negras se enviarían a Ucrania, pero al día siguiente, en declaraciones a la agencia estatal de noticias Irna dijo que no existían tales planes, reportó BBC.