El príncipe Harry ya está en Canadá para comenzar su nueva vida alejado de la familia real

El nieto de la reina se reunió con su esposa Meghan y su hijo Archie, en medio de su transición hacia un futuro independiente.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El príncipe Harry ya está en Canadá para comenzar una nueva vida lejos de la familia real luego de unas tumultuosas semanas en Londres, donde él y su esposa Meghan anunciaron su intención de retirarse de sus funciones oficiales.

Imágenes de Sky News mostraron al nieto de la reina Isabel II y sexto en la línea sucesoria al trono llegando a la isla de Vancouver tras haber dejado el Reino Unido para reunirse con su esposa y su hijo de ocho meses de edad, quienes permanecían en esa isla desde hace una semana y media.

La partida de Harry se produjo después de una de sus últimas –si no la última– apariciones oficiales como parte de la realeza, el mismo lunes, en una cumbre para líderes de 21 países africanos organizada en Londres por el primer ministro Boris Johnson.

Sin embargo, la llegada del duque de Sussex a Canadá no ha estado exenta de controversia. Pocas horas después los abogados de la pareja amenazaron con tomar acciones legales por fotos publicadas por algunos medios del Reino Unido, mostraban a la duquesa caminando en un parque público en la isla de Vancouver con su bebé y a los dos perros de la pareja. Estaba acompañada por dos guardaespaldas, se desconoce si británicos o canadienses.

Los abogados afirman que las fotografías fueron tomadas sin su consentimiento por fotógrafos escondidos en arbustos.

El pasado fin de semana, la reina anunció que la familia real había encontrado un “camino constructivo y de apoyo” para que Harry y Meghan puedan “comenzar a construir una nueva vida feliz y pacífica”.

A partir de la primavera, ambos no serán miembros activos de la familia real y no recibirán fondos públicos.

Un anuncio que sacudió a la realeza

En noviembre de 2019, Meghan y Harry se tomaron un descanso de seis semanas en Canadá. Al regresar al Reino Unido, publicaron una declaración en las redes sociales y dieron a conocer un nuevo sitio web que hacía pública su intención de “forjar un nuevo papel progresivo”.

Lo que siguió fue una semana dramática en la que desde palacio se anunció que la reina quería llegar rápidamente a un acuerdo sobre el futuro de la pareja. Seguidamente Harry se reunió con su abuela, su padre, el príncipe Carlos, y con su hermano mayor, el príncipe William, en su finca de Sandringham.

Este domingo, Harry comunicó que la decisión de dar un paso atrás no había sido tomada a la ligera y que esta le había traído “una gran tristeza”.

 “Realmente, no había otra opción”, expresó en un evento para Sentebale, una organización benéfica que él mismo cofundó y que ayuda a los niños afectados por el VIH en África.

La pareja aún no ha explicado sus planes futuros. La declaración de la reina solo ofreció una pista de que Harry y Meghan “dejaron en claro que continuarán manteniendo los valores de Su Majestad en todo lo que hagan”.